Columnistas Ver todas las columnas

La catarata que puede cambiarlo todo

Un peso pesado de la industria cinematográfica de Hollywood es hoy acusado de abuso sexual por un gran número actrices y ex empleadas de su productora. El tema se puso sobre la mesa: ¿podrá el efecto en cadena poner un freno a una práctica que se repite en diferentes ámbitos?

"Harvey Weinstein se ha ido. Pero Hollywood todavía tiene un problema", tuiteó la actriz Lena Headey, conocida por su papel de Cersei Lannister en la serie 'Juego de tronos' y una de las últimas mujeres en sumarse a las denuncias contra el productor.

Hollywood no es el primer caso, hace unos pocos meses también surgieron una serie de denuncias en Silicon Valley por los mismos motivos. En este ámbito, fue Susan Fowler, ex empleada de Uber, quien también denunció ser acosada en su trabajo. Su exposición terminó generando la renuncia del fundador de esta empresa de transporte, Travis Kalanick.

Fowler logró generar que más casos similares salieran a la luz. En palabras de Padmasree Warrior, directora ejecutiva de la empresa de vehículos eléctricos autónomos NIO: "Sabíamos que esto estaba pasando. Ahora estamos reconociendo que está ocurriendo, lo estamos hablando y buscando responsabilidades. Creo que es un gran paso hacia adelante".

¿Qué se puede hacer entonces para terminar con estas situaciones aberrantes para las mujeres? Denunciarlas es el primer paso, incluso cuando supone algo extremadamente difícil por un sinfín de motivos (vergüenza, miedo a perder el trabajo, no querer ser vistas como débiles o incapaces de defenderse, temor a que no se les crea o que se las vea como causantes del hecho).

¿Por qué es tan importante este acto de valentía? Porque genera un efecto en cadena que hace que muchas otras mujeres expongan su sufrir y a la vez puedan sanar las heridas. Así lo manifestó la reconocida actriz Reese Witherspoon quien admitió que fue abusada por otro productor a los 16 años: "(?)Pero después de escuchar todas las historias estos últimos días y escuchar a estas valientes mujeres que hablaron esta noche sobre que usualmente nos dicen que es mejor dejar abajo de la alfombra algunas cuestiones y no hablar al respecto, me hizo querer hablar y hablar fuertemente porque realmente me siento menos sola esta semana que lo que me he sentido en toda mi carrera".

Un secreto en Hollywood está saliendo a la luz, pero todavía falta que se genere el cambio. No puede ser más un secreto. No puede ser más el abuso algo común en ningún ámbito. Y no depende sólo de las mujeres que esto no suceda más. Depende también de los hombres. Depende también de la sociedad en su conjunto. Es hora de que todos generemos el cambio. Y para siempre.

¡Comentá esta nota!

Para escribir un comentario, antes deberás seleccionar una identidad.

[X]

* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.