Columnistas Ver todas las columnas

Multiplícate por siete, por Justina

Justina Lo Cane
Foto: Justina Lo Cane
"Cuando la persona expresó su voluntad de donar y se anotó en el registro del Incucai, disminuye mucho la negativa de los familiares", del doctor Alejandro Bertolotti, jefe del departamento de Trasplantes de la Fundación Favaloro. Fuente: Diario Clarín.

Justina Lo Cane tenía 12 años cuando murió el pasado 22 de noviembre en la Fundación Favaloro esperando un trasplante de corazón. La semana pasada en conmemoración de lo que hubiera sido su cumpleaños número 13, sus padres lanzaron una campaña en su honor: Multiplícate por siete.

La idea es concientizar y motivar a todas las personas a que se inscriban como donantes de órganos. Bajo el lema "multiplícate por siete", se pone foco en la cantidad de personas que se pueden ayudar al ser donante.

¿Qué es lo que proponen? Que convenzas a 7 amigos, familiares, colegas de trabajo a anotarse como donantes en la página del Incucai.

Es fácil anotarse. Lo podes hacer a través de la página web www.incucai.gov.ar o llamando al teléfono gratuito 0800 555 4628 (INCU) o cuando vas a tramitar el DNI en los registros civiles o firmando un acta de expresión de voluntad en el Incucai o en los organismos provinciales de ablación e implante de todo el país.

Justina era una de las más de 10.000 personas que se encuentran a la espera de un trasplante. Su caso no es sólo el de una joven que tenía toda una vida por delante sino el de miles que necesitan lo mismo para poder seguir viviendo.
Son varias las cuestiones pendientes. Por un lado, la necesidad de un sistema de detección de posibles donantes y por el otro, el trabajo sobre la negativa de los familiares a que un ser querido que están en situaciones ya irreversibles pueda ser donante.

¿Por qué es tan importante la comunicación correcta a los familiares? Porque si bien en la Argentina rige desde 2005 la ley del donante presunto, es decir, que toda persona mayor de 18 años es donante a menos que manifieste lo contrario, no deja de ser un consentimiento atenuado que depende de la voluntad de los familiares.

España es el país del mundo con mayor actividad trasplantológicacon 35 donantes PMH (indicador que mide el número de donantes cadavéricos de órganos por millón de habitantes).

El secreto del modelo español se explica en parte por la designación en cada hospital como responsable a un médico especialista en terapia intensiva. Esta persona es la encargada de detectar a posibles donantes y sobre todo ayudar a la familia para que tome la decisión.

"España, país referente en cuanto a donación y trasplante de órganos, hizo hincapié en tres pilares: capacitación médica, concientización de la sociedad y la parte económica", explicó el doctor Mariano Arriola, jefe del Servicio de Nefrología y Trasplante del Hospital José María Cullen, de Santa Fe para una nota del diario Clarín.

No es fácil para un familiar decir que sí a la donación por el delicado momento que se encuentra atravesando. Pero nosotros podemos darles una mano al expresar de forma clara nuestra voluntad. El enviar una carta al Incucai manifestando nuestro deseo es una buena forma de dejarles un mensaje claro: queremos ser donantes.

Es entonces que tenemos que avisarles a todos que queremos donar. Puede ser enviando la carta, o simplemente hablándolo seriamente con nuestros familiares. Pero por algo hay que empezar.

Eso nos dice hoy Justina: anótate como donante. ¿Qué estás esperando?

¡Comentá esta nota!

Para escribir un comentario, antes deberás seleccionar una identidad.

[X]

* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.