Columnistas Ver todas las columnas

Todo sucedió mientras no estabas mirando

La historia parece la de una campaña publicitaria más. Un chico escribe que está aburrido en un banco. Una chica le contesta. Y durante varios días la conversación a través del pupitre de una biblioteca fluye. Pero no termina ahí. Hay algo que está sucediendo más allá de lo que nos estamos enfocando en ver.

El video se puede ver en https://www.youtube.com/watch?v=A8syQeFtBKc Si todavía no lo viste, no sigas leyendo hasta hacerlo

Es lo que sucede detrás lo que hace a esta campaña tan escalofriante y a la vez interesante. Nos demuestra que muchas veces no estamos atentos a lo que sucede detrás de aquello en lo que estamos concentrados. Casi como si no pudiéramos prestar atención a ambos. Al descubrir la verdad todos quedamos perplejos.

El espectador está centrado en la historia de amor que se va gestando y cuando finalmente la pareja de corresponsales secretos se conocen casi que uno siente un regocijo y espera un mensaje final como "el amor está a la vuelta de la esquina". Pero no. En ese momento se abre la puerta del gimnasio donde se encuentran todos los alumnos y un chico entra con un rifle. No hace falta que las imágenes sigan. Algo claramente nos perdimos en el camino.

El objetivo de esta pieza es concientizar a la población general sobre los signos de gestación de una matanza. El video no termina simplemente con la entrada del chico con el arma, sino que vuelve la historia para atrás y nos muestra todas esas señales que no viste, todo eso que quedó escondido detrás de la amorosa historia.

La campaña fue creada por la agencia BBDO para la organización sin fines de lucro Sandy Hook Promise, surgida tras la matanza de la escuela Sandy Hook de Connecticut (EEUU) en la que murieron una veintena de niños el 14 de diciembre de 2012. A sólo dos días de su publicación, se ha vuelto viral y ya ha alcanzado las dos millones de reproducciones.

Este tipo de tragedias no son tan comunes en Argentina como en Estados Unidos, sin embargo, no debemos por ello no estar atentos a que puedan suceder. De hecho, todos recordamos la que sucedió hace doce años en Carmen de Patagones.

Ver las señales es un primer paso para evitar este tipo de matanzas. El chico en el video estaba mirando videos de armas en el colegio y publicando fotos en las que aparece portándolas en su cuenta de alguna red social. Como espectadores, muchos no deben haber visto las señales. Sus compañeros y profesores tampoco.

Para más información ingresa a: http://www.sandyhookpromise.org/

Una matanza en un colegio o una universidad siempre nos deja atónitos, y con razón. Preguntarse por qué se sucedieron es importante para evitar que vuelvan a suceder. Ver las señales es algo esencial para evitarlas. Empecemos por ahí.

¡Comentá esta nota!

Para escribir un comentario, antes deberás seleccionar una identidad.

[X]

* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.