Columnistas Ver todas las columnas

Un "no" que dice muchas cosas y obliga a escuchar

El domingo se esperaba un resultado que no llegó: el de la aprobación de una propuesta de pazcon la FARC- el principal grupo guerrillero colombiano que desde hace 52 aterroriza a esta nación- por parte de la población en un plebiscito nacional. Detrás del no hay mucho más que una simple negativa.

Cuando empezó hace unos meses la campaña para que el acuerdo logrado con la FARC tras cuatro años de negociación en Cuba en las urnas sea confirmado por el pueblo, les pregunté a varios colombianos residentes en Argentina qué pensaban sobre esta llamada oportunidad que se les ofrecía.

Los seguidores del ex presidente Álvaro Uribe se manifestaron totalmente en contra por tres motivos: no se disponía la liberación de los prisioneros secuestrados, no hubo un perdón por los crímenes cometidos y se le daba la posibilidad a los guerrilleros de postularse para cargos políticos. Los otros, ni partidarios de Uribe ni de Santos (el actual presidente e impulsor de la paz) descreían de la eficacia de esta paz. La veían como un intento fallido más. El de qué paz estás hablando se repetía bastante.

Podemos sentarnos a hablar de la polarización reñida de Colombia. Con una diferencia mínima se impuso el no, siendo determinante que este ganó de forma más amplia en las grandes ciudades alejadas del conflicto. En cambio, en las zonas que se encuentran todavía sufriendo las consecuencias de este, el sí resultó la opción más deseada.

Podemos sentarnos a hablar a sobre la disputa entre dos líderes: Manual Santos y Álvaro Uribe. El último salió favorecido cuando muchos decían que se estaba equivocando, que los resultados no lo acompañarían y que no estaba sabiendo escuchar al pueblo colombiano. Uribe hizo campaña en contra del no y ganó, aun cuando ello le significará probablemente una gran factura en la comunidad internacional que apoyaba el sí.

Podemos sentarnos a hablar de cómo las encuestas se equivocaron en sus predicciones y generaron una falsa expectativa. Decían que el sí ganaba, pero le erraron. Algo les salió mal.

Podemos sentarnos a hablar sobre si el pueblo de Colombia ha dejado pasar o no la oportunidad más grande de los últimos años para alcanzar el fin a este sanguinario enfrentamiento o si hizo bien en defender su oposición porque no se incluían los puntos que ellos consideraban claves para hablar de una paz real.

Es decir, podemos sentarnos a hablar desde la vereda de enfrente, de lo que nosotros creemos, nosotros que no vivimos en Colombia, que no hemos sufrido los embistes de este conflicto que lleva 52 años.

O podemos dejarlos a hablar a ellos: ¿es realmente la eximición de prisión que supone el pacto lo que generó su rechazo? ¿O lo es la posibilidad de que los guerrilleros puedan ocupar mañana cargos políticos? ¿Qué es lo que los hizo votar "no"? Y sobre todo, ¿qué fue lo que no los impulsó a participar de este acto tan trascendental para su futuro?

No es algo menor que más del 60% haya decidido no participar, aun cuando la tasa de participación en las elecciones suela ser baja (en los últimos comicios presidenciales el abstencionismo fue del 59.93%).

Son muchas las preguntas sin respuestas que surgen de este resultado, pero todo parecería indicar que no había el consenso suficientemente para esta paz. Es necesario ahora sentarse a ver qué se hizo mal y qué bien y porque muchos optaron por el silencio a través de su abstención a participar.

Decir simplemente que se perdió una gran oportunidad no debería ser el camino. Las bases de la negociación todavía están vigentes, así lo han manifestado en ese sentido quienes impulsan este proceso. Faltaría ver qué tipo de paz es la que el pueblo de colombiano encontraría efectiva, y como compatibilizarla con los intereses de los principales actores.

Nadie dice que no quiere el fin del conflicto. Todo lo contrario. Pero hay que ver cómo se puede llegar a él. Escuchando a todos debería ser el primer paso.

¡Comentá esta nota!

Para escribir un comentario, antes deberás seleccionar una identidad.

[X]

* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.