Columnistas Ver todas las columnas

Bastón Verde Esperanza

Ayer 26 de septiembre se conmemoró el Día del Bastón Verde, elemento que nació en la Argentina y ya es utilizado por las personas de baja visión en varios países del mundo. La historia de cómo surgió la idea, un reclamo y un mensaje de esperanza en las palabras de su creadora, la Prof. Perla Mayo.

La Ley 25.682, sancionada el 27 de noviembre de 2002 y promulgada un mes después, establece la adopción en todo el territorio de la República Argentina, del uso del bastón verde, como instrumento de orientación y movilidad para las personas con baja visión.

"El mismo tendrá iguales características en peso, longitud, empuñadura elástica, rebatibilidad y anilla fluorescente que los bastones blancos utilizados por las personas ciegas", se indica en el Artículo 1.

En el mundo hay 246 millones de personas que tienen baja visión, y por todos ellos es muy importante que se difunda la existencia del Bastón Verde, cómo símbolo de Identificación y Pertenencia, creado en 1997 por la Prof. Perla Mayo en Argentina, el cual ya ha sido implementado en 9 países.

A continuación, un escrito de la Prof. Mayo, explicando el sentido de su creación:

Quería compartir con todos ustedes la historia de la Creación del Bastón Verde y contarles que el 26 de septiembre fue la fecha elegida para la celebración de la creación del mismo en homenaje a mi madre (fallecida) Esther Merchan que hoy cumpliría años.

Casi 20 años atrás, un día cualquiera, una paciente de 23 años estudiante de Psicología cuyo diagnóstico es Retinosis Pigmentaria (pérdida de campo visual) utilizaba el bastón blanco como Instrumento de Orientación y Movilidad para manejarse en la calle y espacios desconocidos.

Un día, llegó al consultorio y me dijo: Profe:- NO SOY CIEGA, NO QUIERO USAR UN BASTÓN BLANCO", y yo le pregunté: -¿Por qué?

Su respuesta fue:- Cada vez que uso el bastón blanco al subir al medio de transporte y leo mis libros de estudio, me preguntan: -¿Sos ciegas o te haces?

Cuando veo una vidriera sosteniendo el bastón, me miran en forma extraña y con desconfianza. Cuando miro mi reloj sucede lo mismo, y podría relatarle cientos de ejemplos... Pero me CANSÉ DE QUE LA SOCIEDAD me trate mal por ver POCO, y crean que miento con mi Baja Visión.

Luego de su respuesta, dejó su Bastón Blanco en el consultorio, llamó a su mamá que la venga a buscar y decidió no usarlo más... ¡Ella perdía su Independencia!

Eso me hizo reflexionar. Tenía razón: no era Ciega; tenía Baja Visión y debía existir un bastón de color diferente para darles una identidad y que formen parte de un grupo de pertenencia. "PENSÉ: LAS PERSONAS CON BAJA VISION USARÍAN UN BASTÓN DIFERENTE".

Tomé un Bastón Blanco y lo pinté con spray de color Verde (elegido por color esperanza, VERde Nuevo). Lo llevé a la próxima sesión, y le dije que ese Bastón Verde era el nuevo símbolo de Baja Visión para Personas de Baja Visión.

Ella, feliz, lo tomó. Salimos a la calle a que lo utilizara, y cuando me alejaba unos metros para observar lo que sucedía con la gente, simplemente fue maravilloso? Llegó a un cruce de calles, se detuvo con su bastón verde, alguien se le acercó y le preguntó: -¿Necesita ayuda señorita?, y ella le respondió: -Sí, por favor necesito cruzar la calle.

Una vez que cruzó, el señor le preguntó: -¿Por qué su bastón es Verde?, y ella respondió: -Porque VEO poco, tengo baja visión, algunas cosas veo y otras no, por eso necesito el Bastón Verde.

Ese fue el primer bastón que fue pintado a mano. Luego fueron más y más.

En 1998 mandé mi trabajo; "Tesis sobre la implementación del uso del Bastón Verde para personas con Baja Visión" a EEUU y fue aprobado. Al siguiente año estaba disertando en Nueva York en uno de los primeros Congresos Mundiales de Baja Visión.

Llegó la ley a la Argentina, Uruguay y ya se está utilizando en más países de Latinoamérica: Chile, Nicaragua, Colombia, Paraguay, México, Ecuador, Bolivia, Costa Rica, Venezuela.


Además de recordar esta historia, Perla Mayo publicó ayer lo siguiente en las redes sociales:

Hoy es un día en lo personal lleno de emoción y felicidad, pero también de cierta tristeza, ya que estaba previsto para el día de hoy, desde hace más de 4 meses, hacer una donación masiva de 1.000 bastones a personas que están en lista para recibirlo en Argentina y diferentes países de mundo. Pero fui estafada, en lo moral principalmente, y desde luego en lo económico...porque Nunca me entregaron los 1.000 Bastones Verdes.
Nunca escribo en mi muro determinados temas de la lucha, ni lo difícil que fue y es transitar estos 30 años de trabajo en la Problemática de la Baja Visión, en la Implementación del Uso del Bastón Verde en Argentina, Uruguay y a nivel internacional.

Pero HOY me siento SOLA en esta lucha, y recurro a las redes sociales para que entre todos podamos darle Visibilidad a la Baja Visión, y que la gente que tiene que hacerse cargo lo haga, comenzando por:

MINISTERIO DE EDUCACIÓN: debería Cambiar la currícula de la Educación Especial, en donde hay niños en las escuela de ciegos y disminuidos, siendo tratados cómo Ciegos y No lo Son, ellos tienen BAJA VISION.

MINISTERIO DE SALUD: en incorporar a los planes médicos de obras sociales y privada en el Nomenclador la Baja Visión. Que los Médicos oftalmólogos NO SENTENCIEN más a pacientes a la Ceguera cuando tienen Baja Visión, y les digan que NO está todo perdido.

MINISTERIO DE ACCIÓN SOCIAL: que se ocupe de las necesidades reales de las personas con discapacidad visual, dándoles las herramientas para tener la posibilidad de VER.

MEDIOS DE COMUNICACIÓN: les pido que nos ayuden con la difusión en los diferentes medios, ya que 3 minutos de información puede cambiarle la vida a miles de personas.

Prof. Perla Mayo

¡Comentá esta nota!

Para escribir un comentario, antes deberás seleccionar una identidad.

[X]

* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.