Columnistas Ver todas las columnas

La Organización Panamericana de la Salud reconoció a entrerrianos por un video sobre dengue, zika y chikungunya

El trabajo fue realizado por una mesa intersectorial compuesta por vecinos, estudiantes universitarios, profesionales sanitarios, científicos y el municipio de la ciudad entrerriana de Oro Verde.

Dos videos elaborados por una mesa intersectorial de Oro Verde fueron premiados por la claridad en los mensajes en el Concurso nacional "Comunicación de buenas prácticas en zika, dengue y chikungunya", promovido por la Organización Panamericana de la Salud (OPS). Compitieron con otras 16 experiencias audiovisuales, presentadas por diferentes instituciones de 13 jurisdicciones del país.

Estos clips audiovisuales fueron el resultado de un trabajo en red, planteado por instituciones públicas que elaboraron acciones de concientización para eliminar los criaderos de mosquitos de los espacios domiciliarios y peridomicialiarios de la ciudad, anclando la labor de forma comunitaria.

A partir del trabajo de concientización con los vecinos de Oro Verde acerca de la presencia de mosquitos en la ciudad, y la necesidad de llevar a cabo las prácticas para eliminar los criaderos en cada casa, el centro de salud Luis Gianotti, la sala de primeros auxilios Crisologo Larralde; el municipio; la Facultad de Ingeniería e Informática de la Universidad Nacional de Entre Ríos; la escuela Normal Rural Juan Bautista Alberdi, la escuela secundaria Nº 20 Rosario Vera Peñaloza, y la escuela Parroquial Nº 216 "Jesús, Maestro y Señor", de la localidad; lograron ser reconocidos por la Organización Panamericana de la Salud (OPS). Contaron con la colaboración con respecto a los aspectos científicos del grupo de estudio del mosquito del Conicet y de la Facultad de Ciencias Exactas de la Universidad de Buenos Aires (UBA).

La experiencia con los vecinos desembocó en la creación de dos videos que fueron presentados en el Concurso nacional "Comunicación de buenas prácticas en zika, dengue y chikungunya", del cual salieron ganadores en 2016. La mesa intersectorial del municipio de Oro Verde fue destacada por la diversidad de formatos alternativos, elegidos en función de los distintos públicos, saliendo de las opciones más tradicionales.
Trabajo en terreno
Las acciones de prevención que luego fueron compartidas en los contenidos audiovisuales, formaron parte de un proyecto de prevención por medio de acciones colaborativas, entre las entidades públicas y los vecinos. De esta manera, la mesa intersectorial elaboró materiales de folletería y afiches, con la información necesaria para que los vecinos pudieran reconocer las características de los mosquitos transmisores de enfermedades, y de qué manera quitarlos definitivamente de sus viviendas.

En este sentido, el integrante de la cátedra de Salud Pública de la Facultad de Ingeniería y parte de la mesa intersectorial, Fernando Sassetti, explicó: "Por las características de nuestra ciudad, que se acercan estudiantes y trabajadores que van y vienen desde y hacia otras provincias, hay más posibilidades de que haya presencia de estos mosquitos".

En este marco, a partir del trabajo en terreno, se dio la oportunidad de hacer una producción vinculada con la prevención. "Veníamos pensando cómo comunicarnos con nuestros vecinos a partir de las experiencias, tratando de generar materiales que se adapten a nuestro contexto, y esto fue un desafío enorme para los equipos de salud, educación, y del municipio", apuntó.

En cuanto a las acciones que desarrollaron previo a la generación de los videos, Javier Fernández, encargado del Programa de Gestión de Residuos y referente del municipio de Oro Verde por el Programa de Municipios y Comunidades Saludables, destacó: "A partir de una estrategia de poner ovitrampas (las cuales ayudan a monitorear la presencia de mosquitos), podíamos concientizar a los vecinos acerca de la necesidad de mantener los espacios limpios. Además, elaboramos materiales para poder comunicarnos de la mejor forma. Fue un proyecto colaborativo, con todas las entidades y la comunidad en general".

Por su parte, la encargada de Desarrollo Social del municipio, Sandra Hasenauer, hizo referencia a los resultados que se destacaron en este trabajo en red: "La gente piensa en el dengue como en algo lejano, y cuando los vecinos se empezaron a concientizar de que había mosquitos en sus casas, a partir de ver las ovitrampas con huevos y larvas, comenzamos a trabajar entre todos. Descacharrizamos, visitamos muchas casas y brindamos más información".

Asimismo, la trabajadora social del centro de salud Luis Gianotti, que es parte del equipo de la mesa intersectorial, Rosana Battauz, reconoció: "Este trabajo multidisciplinario nos permitió generar experiencias no sólo dentro del centro de salud, sino también extra muros, conociendo más a los vecinos, visitando cada casa, y concientizando en las escuelas".

Del proyecto Mosquito, como lo denominaron desde la mesa, también participaron becarios estudiantes de Informática y de Ingeniería de la UNER. Junto a otros jóvenes, Silvana Bulatovich, fue una de las encargadas de visitar los domicilios y monitorear las ovitrampas: "Pusimos más de 40 dispositivos, que constaban de un palito de madera dentro de un frasco de vidrio, y todas las semanas visitábamos a los vecinos y les mostrábamos que había huevos y larvas. Encontramos más de 7.000 huevos. La gente misma nos pedía que vayamos de nuevo para ver si tenían mosquitos en sus casas o no. Es una experiencia muy enriquecedora".

Un desafío enorme y una producción de contenidos importante

Silvana Bulatovich, participante de la mesa, detalló que el trabajo consistió en visitar los domicilios "donde colocamos más de 40 ovitrampas, que constaban de un palito de madera dentro de un frasco de vidrio, y todas las semanas visitábamos a los vecinos y les mostrábamos que había huevos y larvas".

"Encontramos más de 7.000 huevos, y la gente misma nos pedía que vayamos de nuevo para ver si tenían mosquitos en sus casas o no. Es una experiencia muy enriquecedora", comentó.

Asimismo, se repartieron folletos y afiches "con la información necesaria para que los vecinos pudieran reconocer las características de los mosquitos transmisores de enfermedades, y de qué manera quitarlos definitivamente de sus viviendas".

"Veníamos pensando cómo comunicarnos con nuestros vecinos a partir de las experiencias, generando materiales que se adapten a nuestro contexto, donde estudiantes y trabajadores van y vienen desde y hacia otras provincias, con más posibilidades de que haya presencia de estos mosquitos", dijo el integrante de la cátedra de Salud Pública de la Facultad de Ingeniería, Fernando Sassetti, en declaraciones reproducidas por la Agencia Télam.

Sassetti fue parte de la mesa intersectorial y destacó que "fue un desafío enorme para los equipos de salud, educación, y del municipio, con una producción de contenido importante".

De la mesa participó personal del centro de salud local "Luis Gianotti", de la sala de primeros auxilios "Crisologo Larralde", de la Municipalidad de Oro Verde, de la Facultad de Ingeniería e Informática de la Universidad Nacional de Entre Ríos; de la escuela Normal Rural "Juan Bautista Alberdi", y de la escuela secundaria Nº 20 Rosario Vera Peñaloza.

Asimismo, colaboraron estudiantes de la escuela Parroquial Nº 216 "Jesús, Maestro y Señor" local, becarios estudiantes de Informática y de Ingeniería, científicos del grupo de estudio del mosquito del Conicet y de la Facultad de Ciencias Exactas de la Universidad de Buenos Aires (UBA).

¡Comentá esta nota!

Para escribir un comentario, antes deberás seleccionar una identidad.

[X]

* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.