Columnistas Ver todas las columnas

Una muerte, dos diagnósticos

El triste caso del nene chaqueño muerto por desnutrición

No sé qué diagnóstico resulta más desalentador.

Diagnóstico I: según se informó desde el hospital pediátrico Avellino Castelán, de Resistencia, Néstor Fermenía, de 7 años, sufrió una "enfermedad del colágeno, que asociada a la tuberculosis provocó que su salud involucionara hasta un fallo multiorgánico y un derrame pericárdico que obligó a que se le realizara una punción para extraerle agua que se comprometía el corazón y los pulmones. Hubo otros factores de riesgo que tienen que ver con lo social, lo ambiental y lo familiar que en este tipo de situaciones pesa como en cualquier patología crónica".

"En el diagnóstico del niño encontramos que tenía una insuficiencia hepática, o sea el hígado no trabajaba adecuadamente y tenía trastornos de coagulación. Esta irritación serosa y producción de líquido constante nos hace pensar que pudo tener una patología de base o alguna enfermedad autoinmune y la tuberculosis pudo ser la causa en un terreno predisponente o que lo terminó de descompensar. Pero evidentemente tenía una enfermedad de base que es lo que motivó toda esta complicación posterior. En lugares alejados o de peor situación social y educativa es donde se alojan los bolsones de tuberculosis", indicó la directora del hospital, Alicia Michelini, en declaraciones al portal Diario Chaco.

Diagnóstico II: para el Jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, la muerte del nene de la Comunidad Qom es "un hecho aislado". Así de breve, sencillo e irrelevante.

No sé qué diagnóstico es más triste, si el de los profesionales que presentan un panorama de salud terrible ("en lugares alejados o de peor situación social y educativa es donde se alojan los bolsones de tuberculosis", señala la directora del hospital); o el de un funcionario del gobierno nacional que decide tomar a Néstor como un caso que no merece entrar en ninguna estadística, total se murió alguien de quien nadie se acuerda ya, pues tenía la peor de las enfermedades: la de ser pobre y la de vivir lejos, muy lejos de capital.

Pero así somos, a la hora de votar no nos acordaremos de Néstor ni de todos los chicos que viven (y mueren) sin ejercer ninguno de sus derechos. Tendrá seguramente más importancia la transmisión televisiva de los partidos, porque en este país el fútbol es "para todos", pero la dignidad es patrimonio siempre de los mismos.

Y por favor que la oposición no se jacte de nada, pues usan esto solo para tirar agua para su molino, pero siguen atrincherados detrás de sus vidrios polarizados, tan oscuros que les nubla la vista. Y no puedo evitar pensar (me hago cargo de mi pesimismo) de a partir de 2016 –esté o no el kirchnerismo- es muy probable que haya otro "caso aislado" de muerte por desnutrición. Pues no pensarán ser tan hipócritas como para hacernos creer que la desigualdad nació y finalizará con Néstor y Cristina.

Sistemáticamente los dirigentes políticos pretenden vendernos el discurso de que el peor de los males es la pobreza (entonces se refugian en el asistencialismo) cuando lo verdaderamente grave es la desigualdad, de la cual uno de sus condimentos principales es la falta de recursos económicos, pero no es el único.
En relación al tema, comparto una reflexión del Dr. Abel Albino Presidente de la Fundación CONIN- publicada la semana pasada en el Diario La Nación. Un diagnóstico certero sobre desnutrición, desigualdad y lo que él denomina "pobreza interna".

Sólo encuentra desnutridos el que sale a buscarlos

La educación es una semilla maravillosa, pero como toda semilla, necesita un sustrato donde sembrarse, y el sustrato ideal para sembrar educación es un cerebro intacto, estimulado y alimentado adecuadamente. Hay que hacer de la patria una gran escuela, advertía Sarmiento hace 150 años y esa pasión, esa filosofía, llevó a la Argentina a ser el primer país del mundo en quebrar el analfabetismo. El "asombro del mundo" nos llamaban, y seguimos siendo el asombro del mundo porque del séptimo lugar del planeta bajamos a la posición 86.

La etapa más importante del desarrollo cerebral es el primer año. ¿Cuánto pesa el cerebro del chico al año? Casi un kilo. ¿Y de adulto? 1,200. Ese primer año marca la vida del sistema nervioso central, de ese individuo, de ese pueblo y de esa nación. ¿A quién tengo que proteger? El embarazo, el primer año, y el segundo año, que es cuando se cierra la fontanela. Son 365 días, más otros 365, más 270 del embarazo: son los famosos 1000 días. La campana de Gaus, y es el primer año prácticamente cuando se forma el 80% del peso que el cerebro tendrá de adulto.

¿Saben por qué encuentro desnutridos yo? Porque los busco. Los pibes que andan con la onda destrozando pajaritos también los encuentran porque los buscan. Yo salgo a la mañana temprano a buscar a estos niños. ¿Dónde están estos niños? ¿Van por la peatonal, los encontrás en el cine, van a la escuela? No. Están en cajas de zapato o cajones de manzana en las esquinas de los ranchos. Y uno entra al rancho, saluda y pregunta: ¿Qué hace esta criatura? "No sé, me nació enfermito", me responden. Y preguntamos si quiere que lo llevemos a nuestro hospital a recuperarlo (en el que ya recuperamos 1500 desnutridos graves). Lo primero que hacemos es bañarlo porque el desnutrido es maloliente, flacucho y feucho. No dan ganas de abrazarlo ni de contenerlo. Por eso lo bañamos, lo perfumamos y lo vestimos bien bonito, y así ya es distinto. Y empezamos a alimentarlo con gotero porque no se les puede dar biberón porque lo vomita. Tenemos que probar tolerancia. Así hasta que empieza a succionar, a lo mejor al día siguiente o a los dos días. Y entonces traemos a la madre y vemos si es analfabeta. Y generalmente sí, es analfabeta. Entonces, le enseñamos a leer y escribir.

Uno cree que un pobre es una persona igual que nosotros, pero sin plata. Y no es así, el pobre es pobre en familia, alimento, estímulos, fuerza, entusiasmo, sueños, ideales, introspección, retrospección, experiencia adquirida y encima... no tiene plata. Yo tengo un primo judío que vino a principios del siglo XX y se ganaba la vida tocando el violín o el piano en los cines mudos. Llegó a Buenos Aires con lo puesto. ¿Era pobre? No, su intelecto estaba intacto. Hablaba cinco idiomas, tocaba cuatro instrumentos y tenía 11 años. Terminó la escuela, ingresó a la universidad y volvió a Europa como embajador argentino. Europa sale de sus dos guerras absurdas porque el intelecto estaba intacto. América latina no sale de su atraso crónico porque el intelecto está dañado. Allá, pobreza externa. Aquí, pobreza interna.

La desnutrición es el resultado final del subdesarrollo, genera pobre cableado neurológico y su consecuencia es la debilidad mental: ese niño desnutrido estará condenado de por vida, no tendrá posibilidades de aprender y, por ende, estará condicionado al desempleo y subempleo, repitiendo el ciclo de miseria, pobreza desocupación y subdesarrollo del cual fue víctima. ¡El daño es individual y social!.
Abel Albino
Presidente de la Fundación CONIN

FUNDACIÓN CONIN

Desde el año 1993, CONIN ha demostrado que su modelo es efectivo y exitoso, por ello distintas asociaciones se han sumado, adoptando la Metodología CONIN en materia de prevención de la desnutrición infantil y promoción humana. Actualmente, CONIN lleva replicados más de 50 Centros de Prevención distribuidos en 15 provincias de la Argentina y cuenta con más de 20 centros que se encuentran en formación. También, existen organizaciones en la República del Paraguay, en la República del Perú, y en Gambia (África Ecuatorial) que tomaron al Centro de Prevención y Promoción Humana “El Plumerillo” de Mendoza como modelo y aplican la misma Metodología para combatir el flagelo de la desnutrición.

Entre Ríos

CONIN Gualeguay
Gualeguay
Mail:dcarbonibisso@hotmail.com eugebogdan@hotmail.com
http://redconingualeguay.com.ar

Fundación Maximiliano Kolbe
Concordia
Mail:lic.fabianasahagun@yahoo.com.ar lic.silvanacastell@yahoo.com.ar conconin@gmail.com

Asociación Civil Promover
Gualeguaychú
Mail:coordinación@asociacionpromover.com.ar

PARANIN
Paraná
Mail:scmpaez@me.com
www.paranin.com.ar

CONIN Villaguay
Villaguay
Mail:mirthaguido@infinet.com.ar

CONIN La Paz
La Paz
Mail:coninlapaz@gmail.com

¡Comentá esta nota!

Para escribir un comentario, antes deberás seleccionar una identidad.

[X]

* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.