Blogs Ver todos los posts

A propósito de la entrevista al Papa Francisco

A raíz de la entrevista realizada por la revista La Civiltà Cattolica, que se puede bajar íntegra de http://www.razonyfe.org/, hubo una reacción sensacional en los medios del mundo. Creo que es necesario plantear las respuestas del Papa dentro de su contexto para una valoración objetiva.
Hay titulares que dejan la impresión de un cambio radical en la consideración de ciertos temas ciertos temas.

A modo de ejemplo:
La Nación: La revolución de Francisco: Histórica apertura del Papa sobre aborto, divorcio y gays.
Si la Iglesia se obsesiona con esos temas puede "caer como un castillo de naipes", dijo en una entrevista con una revista jesuita, de inmediata repercusión en todo el mundo; afirmó que nunca fue "de derecha". Por Elisabetta Piqué.

Cambios en el vaticano / El impacto. Las palabras de Francisco, con amplia repercusión en los medios del mundo. Los diarios destacaron rápidamente en sus sitios web las definiciones sobre los gays y el aborto; elogios de los jesuitas.

Creo que es necesario leer todo en su contexto donde queda claro que no cambio en la valoración doctrinal, sino que repite orientaciones de acompañamiento pastoral que ya han sido expresadas varias veces y desde hace varios años.

Por eso transcribo primero literalmente la parte de la entrevista en donde aparecen estos tópicos:

“No podemos seguir insistiendo en cuestiones referentes al aborto, al matrimonio homosexual o al uso de anticonceptivos. Es imposible. Yo he hablado mucho de estas cuestiones y he recibido reproches por ello. Pero si se habla de estas cosas hay que hacerlo en un contexto. Por lo demás, ya conocemos la opinión de la Iglesia y yo soy hijo de la Iglesia, pero no es necesario estar hablando de estas cosas sin cesar.
“Las enseñanzas de la Iglesia, sean dogmáticas o morales, no son todas equivalentes. Una pastoral misionera no se obsesiona por trasmitir de modo desestructurado un conjunto de doctrinas para imponerlas insistentemente. El anuncio misionero se concentra en lo esencial, en lo necesario, que, por otra parte es lo que más apasiona y atrae, es lo que hace arder el corazón, como a los discípulos de Emaús.
"Tenemos, por tanto, que encontrar un nuevo equilibrio, porque de otra manera el edificio moral de la Iglesia corre peligro de caer como un castillo de naipes, de perder la frescura y el perfume del Evangelio. La propuesta evangélica debe ser más sencilla, más profunda e irradiante. Sólo de esta propuesta surgen luego las consecuencias morales.” Más adelante refuerza lo dicho: “Pero el anuncio del amor salvífico de Dios es previo a la obligación moral y religiosa. Hoy parece a veces que prevalece el orden inverso.”

Es claro que no se trata de un cambio en la valoración doctrinal de estos temas, sino de una determinada actitud pastoral.

En segundo lugar, no es la primera vez que desde el Magisterio de la Iglesia se enfrenta esta cuestión pastoral. Respecto a las personas homosexuales hay un documento sobre “La atención pastoral a las personas homosexuales” de la Congregación para la doctrina de la fe, de 1995!, donde en el primer capítulo se habla de la dignidad de la persona homosexual.
Sobre el caso de los divorciados hay unas recomendaciones del Pontificio Consejo para la Familia, publicadas en L'Osservatore Romano, edición en castellano, 14 de marzo de 1997.
Importante es la exhortación apostólica Familiaris Consortio del 22 de noviembre de 1981.
La 2ª eidción del volumen “Sobre la atención pastoral de los divorciados vueltos a casar, Ed. PALABRA, 2000, con la Introducción del Card. Joseph Ratzinger y Comentarios. Este libro pretende ofrecer a los obispos y sacerdotes una orientación en la difícil tarea del acompañamiento pastoral de los fieles divorciados que se han vuelto a casar. Se ofrece a los lectores algunas intervenciones recientes del Magisterio especialmente significativas. Estos textos van acompañados de cinco estudios y comentarios de especialistas que profundizan en los problemas más difíciles.

Creo que estos datos valen por sí mismos.

¡Comentá esta nota!

Para escribir un comentario, antes deberás seleccionar una identidad.

[X]

* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.