Blogs Ver todos los posts

La odisea de creer en la integración, ¿es ser golpistas?

Yo creo que los que estuvimos reunidos en el Centro de Comercio de Concordia somos golpistas.
Del Blog de Ana Vilaanabeata33@hotmail.com

No lo dudo, lo afirmo. Porque los que estuvimos allí concentrados en la búsqueda de los ganadores del concurso Vidas sin Fronteras creemos que golpeando fuertemente el corazón, se produce la odisea de creer en la integración de dos pueblos.
¿Habrá algo más maravilloso que sentir que la vida nos sorprende cada día?
Así transcurrió esta jornada, donde se pudieron reunir la mayoría de los jurados.
El que representaba al multimedio organizador, me refiero a Oíd Mortales Radio 88.9, al diario digital elentrerios.com y al diario impreso El Entre Ríos de Colón, que ofició como anfitrión y coordinador de la jornada.
También los jurados representantes de los Centros de Comercio de Concordia, Salto, Paysandú, Colón e instituciones como la Municipalidad de Concordia, quien declaró este concurso de interés Municipal, la CAFESG, la CARU –Delegación Argentina-, la CTM de Salto Grande –Delegación Argentina-.
Hay dos trabajos ganadores que en días venideros serán anunciados y 9 menciones especiales, dada la calidad de los trabajos presentados.
Todo este proceso rubricado por los jurados presentes, ante la presencia de la escribana, que dio fe de que la reglamentación fue respetada.
Más allá de los aspectos formales y el esfuerzo que significa llevar adelante un concurso de estas características, deseo expresar la satisfacción que produce trabajar en equipo, cuando la tarea que nos convoca tiene la impronta de la hermandad de espíritus solidarios.
Al finalizar la evaluación, aparecieron las historias de familias, de generaciones, de orillas en común, de un río Uruguay que corre sin descanso de norte a sur, con su paisaje, su gente, sus pájaros y sus deseos de integrar a dos pueblos, que se sienten hermanados.
Como diría el escritor uruguayo German Montero, en la V Feria del Libro: eso si, cuando juega Argentina y Uruguay al fútbol, "somos rivales".
Acaso la competencia no es la manera de aprender a jugar la vida, aceptando que ambos ganan. ¿Cuándo se acepta que en esa puja triunfa el que mejor jugó?
Lo mejor del juego está en la próxima revancha. La vida que se honra da siempre otra oportunidad.
Es común ver en las riberas del río, mate en mano, a parejas, familias, disfrutar del amanecer, o el atardecer, ese ocio creativo, con el infaltable mate y termo en mano, entrecruzando saludos y proyectos con familias que se fueron dando, por encuentros casuales, o consensuados.
La integración es posible cuando se vive esa posibilidad, con el corazón y el espíritu de un niño que sabe que si están todas las piezas el rompecabezas siempre se termina armando.
¿Cuánto tiempo lleva comprender que las fronteras no separan?
Eso no lo sabría decir. ¿Qué es el tiempo sino cada instante vivido con intensidad?
Sí, puedo asegurar que el proceso es posible cuando las personas desean ponerse: en contacto, en el lugar del otro, intentar comprender y aceptar sus códigos, aquello que es "la cultura" que nos hace ser argentinos y uruguayos.
Habría tanto que decir a favor de la integración de los pueblos.
Recordemos que cuando sostenemos como ciertas las opiniones de los ignorantes, nos mantenemos en contacto con la ignorancia de la comunidad que descree.
Yo creo que los que estuvimos reunidos, sí, somos golpistas... "golpistas en favor de la integración", porque creemos que golpeando fuertemente el corazón la integración de los pueblos es posible.
Sumate a los que creemos en la ética de la utopía posible, generando proyectos posibles de ser concretados.
Hasta nuestro próximo encuentro, querido lector.

¡Comentá esta nota!

Para escribir un comentario, antes deberás seleccionar una identidad.

[X]

* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.