Blogs Ver todos los posts

Cupcakes de doble chocolate

Buen día lectores ¿Cómo están? ¿Cómo han pasado la última semana?

Hoy nos encontramos con un clásico que ya hemos hecho varias veces, pero en una nueva versión: Cupcakes de doble chocolate. Tan ricos y húmedos que a los chicos les van a encantar,¡ y a los grandes también!

Con estas cantidades salen aproximadamente 12 unidades, o sea una plancha de las que clásicamente tenemos para meter al horno.

Manos a la obra, ¿qué necesitamos?

30 gr. cacao amargo

200 gr. azúcar

60 c/c crema de leche

80 gr. chips de chocolate

Sal fina

1 huevo

1 pizca bicarbonato de sodio

1 cucharada de jugo de limón

60 c/c aceite de maíz

120 c/c agua

125 gr. harina 0000

60 gr manteca

Esencia de vainilla
Decorado
120 gr. chocolate semiamargo

1/2 lata leche condensada

100 gr. manteca

1 yema

Esencia de vainilla

Para esta receta comenzamos llevando al fuego el agua junto con el cacao amargo, al romper el hervor retiramos del fuego e incorporamos la manteca y el aceite. Mezclamos y dejamos que se enfríe.

Por otro lado mezclamos la crema de leche con el jugo de limón, haciendo que "se corte".

Tamizamos la harina junto con el azúcar, el bicarbonato y la sal dentro de un bowl y en el centro incorporamos la crema, el huevo, la esencia de vainilla y la mezcla de agua, grasas y cacao. Mezclamos bien formando una masa lisa y suave. Finalmente agregamos los chips de chocolate y volvemos a mezclar. Una vez lista la masa rellenamos los pirotines dentro de la placa. Y cocinamos durante 18 minutos a fuego medio.

Una vez listos retiramos del horno y dejamos entibiar. Aun estando tibios los damos vuelta de modo tal de alisar la pancita y poder decorar de modo mas fácil.

Para el decorado comenzamos llevando a fuego la leche condensada junto con la yema hasta que hiervan, llegado ese momento retiramos del fuego y mezclamos con el chocolate picado y la esencia de vainilla. Dejamos enfriar y llegando a los 32 grados comenzamos a incorporar la manteca blanda mezclando continuamente. Teniendo en cuenta que la temperatura corporal es de 36 grados debemos sentir la mezcla apenas fría. Una vez formada la pasta la colocamos en una manga, preferentemente con pico rizado y decoramos los cupcakes. Una vez listos podemos agregarles confites, granas, grajeas o virutas de chocolates.

Hemos terminado la receta del día. Nos encontramos pronto con una nueva receta. ¡Hasta la próxima!

Los comentarios de esta nota se encuentran deshabilitados.