Blogs Ver todos los posts

Rogel

¡Buen día lectores! ¿Cómo están? Hoy haremos un clásico de las mesas dulces argentinas: Rogel. Existen tantas recetas como personas lo hacen, pero el ingrediente fundamental para que esta receta no falle es el dulce de leche. Con un buen dulce de leche, el Rogel es un clásico que no puede fallar.

Manos a la obra: busquemos todo lo necesario

Masa

400 gr harina 0000

1 huevo

5 yemas

5 cucharadas alcohol fino

50 gr. manteca pomada

Relleno

2 kg. dulce de leche

Merengue

5 claras

320 gr. azúcar

¡A cocinar!

Comenzamos mezclando todos los ingredientes hasta formar una masa lisa y suave. Cabe destacar que el alcohol lo utilizamos para que la masa no tenga tanto aroma a huevo. Una vez lista la masa la dividimos en 20 trozos similares y comenzamos a estirarlos, la idea es que queden lo más redondos posibles así que lo ideal es ir girando la masa. Cuando están todas estiradas comenzamos a hornearlas, deben quedar cocidas pero no muy doradas, así que es fundamental estar continuamente al lado del horno para tenerlas controladas. Una vez listas y frías comenzamos a untarlas con el dulce de leche, no es necesario que sea demasiado abundante, dado que si tenemos 20 tapas tendremos 19 capas de dulce de leche y eso ya será suficiente.

Para el merengue comenzamos batiendo las claras junto con el azúcar a baño María. Una vez que están tibias y el azúcar se ha disuelto, 45° aproximadamente, retiramos del fuego y batimos con batidora hasta que se enfríen y esté listo el merengue. Cubrimos la tapa del Rogel con el merengue y lista la receta de hoy.

Listo lectores! Una vez más hemos compartido una receta. Nos encontramos la próxima semana con algo rico para sorprender a la familia, hasta el martes que viene!

Los comentarios de esta nota se encuentran deshabilitados.