Blogs Ver todos los posts

Strudel de cebolla y queso parmesano

¡Buen día!! ¿Cómo han estado mis lectores? ¿Cómo han pasado la última semana? Espero que cocinando mucho.

Como todos los martes hoy haremos una nueva receta: Strudel de cebolla y parmesano.

El strudel, que en alemán quiere decir remolino, es una masa de origen europeo se rellena tanto con rellenos dulces o salados, Es una masa que necesita mucho trabajo pero finalmente obtenemos una pieza de un sabor excelente.

Manos a la obra, a cocinar...
Ingredientes
Masa

1 huevo

10 gr sal

300 gr harina 0000

125 cm3 agua tibia

60 gr. manteca pomada

Relleno

500 gr. cebolla cortada en medios aros

200 gr. queso parmesano rallado

100 gr. manteca

100 gr miga de pan molida

Orégano

Sal

Pimienta negra molida
Manos a la masa, cocinemos
Formamos una masa que no se pegue mezclando la harina, sal, el huevo y el agua. Amasamos bien hasta que quede lisa y homogénea. Es ahí cuando incorporamos la manteca. La masa comenzará a tornarse blanda, amasamos suavemente hasta lograr que la manteca se incorpore y una vez lista comenzamos a golpearla sobre la mesada, lo cual le dará elasticidad.

Muchos golpes tienen que ser, juntando y dejando caer la masa nuevamente. Cuando está lista la pincelamos con manteca y la cubrimos bien con papel film para llevarla a reposar a un lugar tibio durante 1 hora.

Mientras tanto cocinamos en manteca las cebollas para el relleno. Una vez listas las colocamos sobre un colador para que pierdan todo el líquido que hayan desprendido. Condimentamos con sal, pimienta y orégano y reservamos.

Pasado el tiempo de reposo de la masa tenemos que comenzar a estirarla. Lo cual haremos con la ayuda de un lienzo sobre la mesada. Esta masa se estira a mano, no usaremos palote. Nos enharinamos bien las manos y entre dos personas idealmente comenzaremos a estirarla rápidamente para que no se seque. Debe quedar bien finita, casi transparente. Una vez lista cortamos los bordes que siempre quedan más gruesos con la ayuda de una tijera. Pincelamos bien con manteca y sobre esta esparcimos el queso rallado, la miga de pan y las cebollas. Arrollamos con la ayuda del lienzo y cerramos bien.

Colocamos nuestro strudel en una placa enmantecada con el cierre hacia abajo. Pincelamos nuevamente con manteca y llevamos a horno a 150 grados por una hora y media pincelando varias veces con manteca durante la cocción. Cocinándolo de este modo lograremos un strudel más seco y crocante.

Lista la receta de este martes. Receta trabajosa pero que vale la pena hacer.

Hasta el próximo martes! Sigan cocinando. . .

Los comentarios de esta nota se encuentran deshabilitados.