Blogs Ver todos los posts

Tarta de avellanas y café

¡Buen día lectores! ¿Cómo están? ¿Cómo los trata el mes de octubre? Transitamos el mes con muchas novedades y cosas nuevas por aprender así que manos a la masa y cocinemos juntos.

Hoy haremos un postre o tarta para la merienda, de avellanas y café. Ya verán en la receta que las avellanas tienen su secretito para que salga aun más rica. ¡Busquemos todo y a cocinar!
Ingredientes:
Masa

250 g. harina 0000

100 g. azúcar impalpable

25 g. cacao amargo

15 g. café instantáneo

150 g. manteca

1 huevo

Esencia de vainilla

Relleno

70 g. avellanas peladas

60 g. chocolate con leche

120 g. crema

60 g. azúcar

50 g. glucosa

Crema al chocolate

200 g. chocolate con leche

250 g. crema de leche

20 g. cacao

50 g. azúcar

¿Tenemos todo? Comenzamos entonces a cocinar.

Lo primero que vamos a hacer será la masa Como ya hemos hecho en ocasiones anteriores la haremos batiendo la manteca junto con el azúcar hasta formar una crema bien blanca y aireada. Agregamos la esencia de vainilla y el café disuelto en 2 cucharadas de agua caliente, integramos bien e incorporamos el huevo. Batimos nuevamente y finalmente agregamos la harina tamizada con el cacao. Integramos bien sin amasar demasiado y una vez lista la masa envolvemos lo más fina posible y llevamos a la heladera durante una hora.

Pasado este tiempo retiramos del frío, equiparamos la temperatura, estiramos la masa forramos la tartera. Llevamos a frío durante una hora más y luego cocinamos completamente. Retiramos del horno, desmoldamos y dejamos enfriar.

Ahora tenemos que repelar las avellanas, ¿conocen el método para hacerlo? Es muy sencillo: debemos colocar las avellanas en una placa y llevarlas al horno tibio, no deben tostarse. Simplemente cuando comiencen a calentarse la piel se separara. En ese momento debemos retirarlas del horno, volcarlas sobre un repasador y frotarlas enérgicamente con la tela. De este modo podremos retirarles la piel a nuestras avellanas y estarán listas para utilizarlas.

Continuando con el relleno haremos un caramelo medio con el azúcar y la glucosa, es decir no tiene que estar ni muy claro ni muy oscuro. Una vez listo bajamos el fuego y con mucho cuidado agregamos la crema hirviendo, prestar mucha atención en este momento dado que al incorporar la crema la mezcla comenzará a subir muy rápidamente. Mezclamos bien hasta lograr una crema de color parejo. Apagamos el fuego, incorporamos las avellanas, mezclamos bien y finalmente agregamos el chocolate picado. Mezclamos bien y volcamos el relleno sobre la masa. Llevamos a frio mientras preparamos la crema la cual haremos picando bien chiquito el chocolate y volcando sobre este la crema bien caliente. Mezclamos bien desde el centro hasta que el chocolate se haya fundido por completo. Incorporamos el cacao y el azúcar, mezclamos nuevamente y llevamos al frío por 6 horas mínimo. Pasado este tiempo batimos hasta logra el punto deseado. Colocamos la crema en manga y hacemos picos sobre nuestra tarta. Decoramos con chocolate rallado, láminas de chocolate, avellanas y menta.

¡A disfrutar de esta rica receta!

Los comentarios de esta nota se encuentran deshabilitados.