Blogs Ver todos los posts

One Hit Wonders: BECOMING RETRO

En la última edición de One Hit Wonders (que pasó hace mucho) habíamos quedado en que durante la época de los 70' y 80' era más frecuente la aparición de grupos que tras unos años formarían parte de esta nefasta clasificación. Apenas pasamos por Katrina & The Waves con su "Walkin' on sunshine" y por Men At Work con "Who can it be now", pero me interesaba dejar más que claro que la asiduidad con la que aparecían bandas fugaces en la época disco era alarmante.

En la década de los 80' fue cuando las disqueras aprendieron a hacer de la música un negocio y supieron las recetas para hacer funcionar una canción y que suene en todo el mundo: combinando ritmos pegadizos y básicos con chicos modernos o que, de alguna manera, coincidan con el estereotipo que todos querían ver.

La década más recordada en cuanto a música se refiere estuvo bañada de éxitos de los cuales la mayoría de nosotros sólo conoce el estribillo. Así de triste como suena: las discográficas sabían que haciendo una buena estrofa central para el single de una banda se aseguraban de que la gente compre como loca el CD completo, lo cual era un negocio redondo (y lo sigue siendo).

¿Qué es lo que impide que esto no suceda tanto en la actualidad? El hecho de aprender de los errores. Mientras los 80' se vieron invadidos por unas empresas discográficas que contrataban bandas descartables, los jóvenes que querían llegar al estrellato se pasaban la voz de las crueldades del capitalismo puro y cada vez había más rebeldes "en contra del sistema".

Así arribamos a los 90' con el apogeo de Metallica, Megadeth y el thrash metal en general, aparecería Nirvana que antes de ser una marca de ropa como lo es hoy fue una banda que superó en ventas a "Bad" de Michael Jackson, y surgirían artistas que desde bien abajo y de los sectores más marginados pisarían fuerte en el ámbito rítmico como N.W.A., 2pac y The Notorious B. I. G.. Todo esto fue fiel reflejo de una juventud que estaba enojada con todo lo que escuchaba en la radio y se sentía representada con aquellos músicos que, como ellos, no soportaban la manera en la que giraba el mundo.

Sin embargo, para que suceda eso tuvieron que pasar muchos años con radios pasando lo que Sony, EMI y demás les decían. Consecuencia de ello, y de la gran capacidad que tenían los compositores detrás de las bambalinas (una enorme parte de los singles de éxito eran compuestos por los estudiosos de las discográficas, y las verdaderas canciones que elaboraba el grupo en cuestión se evidenciaban en el resto del álbum) es que existen los temazos que repasaremos a continuación.

Laura Branigan - Self Control
Video: Laura Branigan - Self Control
Si bien Laura Branigan había alcanzado su fama gracias a la canción Gloria, este tema es, dentro de todo, mejor y más variado (y aparte aparece en el GTA Vice City). Prepárense, porque en esta mujer de ascendencia irlandesa/italiana se ve uno de los casos más explícitos de fábrica de música.

Lo cierto es que ninguno de los dos éxitos de Laura eran auténticos: Gloria era una versión de la canción compuesta por el italiano Umberto Tozzi adaptada al difícil mercado estadounidense, a sabiendas que los yankees tomaban cualquier canción europea sonando en su territorio como una invasión cultural inglesa. La maniobra le salió muy bien a los productores: hoy, más de 30 años después, todos conocemos esta canción y es inevitable acordarse de Giordano al escuchar su ritmo. Por ello pensaron en hacer lo mismo y quizás volvía a funcionar...

Así salió a la luz en 1984 Self Control, canción compuesta por el italiano Raffaele Riefoli y en la que Laura puso sólo su voz, su relativa belleza y su acta de nacimiento estadounidense para transformarla en éxito mundial. Así de fácil: agarramos un tema conocido sólo en Italia, ponemos a la mina esta a cantar y voilá, exitazo. Qué lindos que eran los 80'.

La fama de Laura terminaría unos años después, ya entrados a los 90', y no volvería a figurar hasta que cuando murió (en 2004) todos se acordaron de ella.

The B-52's - Love Shack
Video: The B-52's - Love Shack
La fugacidad de esta banda es tan atroz que no se sabe ni cuántos integrantes la formaban. En el videoclip aparecen principalmente las dos cantantes, el cantante y el guitarrista, aunque no se descarta que tanto el baterista, tecladista, la bajista y todos los chicos que aparecen en el video sean parte de los bombarderos. En fin...

El éxito de B-52 se dio principalmente a finales de los 80', con su único éxito Love Shack. En este single las dos cantantes hacen gala de una voz enorme y de un talento nato, siendo interrumpidas por la falta de altura del otro cantante.

Sin embargo, generalmente un tema es bueno si expresa algo (la música es, más que nada, expresión) y este es un temazo. Sin lugar a dudas. Da mucha alegría, energía, y tiene una buena combinación de ritmo funk entre su guitarra, bajo y batería, sumando un dueto de voces preciosas como ya dije ahí arriba. Y lo lastimoso es que uno no sabe si realmente lo compusieron ellos.

La historia de la banda es fácil de contar: no eran nadie, fueron exitosos con Love Shack y volvieron a no ser nadie. Pero al menos tuvieron un hitazo en sus manos.

Rick Astley - Never gonna give you up
Video: Rick Astley - Never gonna give you up
Otrora cantante de un ignoto grupo llamado FBI, Richard Paul Astley alcanzó el éxito a finales de los 80' y hasta hoy lo pasan en cada Disco Retro de La 100. La canción es buena y tiene el mensaje de siempre: el cantante ama a su mujer pero ella duda y el le asegura que la va a tratar bien por el resto de su vida.

Pasada la fama que le otorgó este gran tema, Rick Astley apenas pudo volver a los planos internacionales con la canción Together Forever, que curiosamente suena muy parecido a su más grande hit. Su voz inigualable y sus movimientos únicos poco pudieron hacer ante la crueldad de las discográficas, que lo usaron como un objeto y lo dejaban caer lentamente en el olvido... ¿Quién podría salvar al pobre Rick?

La respuesta es simple: Internet. Todo comenzó en 2008 (casi 20 años después de la publicación de su último éxito) cuando se puso de moda el Rickroll, una broma consistente en anunciar algún enlace o contenido extremadamente interesante, cuyo link en vez de dirigirte a lo que querías ver te enviaba directamente a la canción de Richard.

Increíblemente, una parte gigante de la fama actual de Rick Astley se basa en esta broma. Hoy la mayoría de los jóvenes de 25 años para abajo conocen su nombre, lo cual es mucho para un artista de los 80' que sólo la pegó con dos temas.



Así llegamos al final de esta edición, concentrada totalmente en una de las décadas más signadas y recordadas por su música. Quedan muchísimos casos, pero al igual que en la edición anterior no quiero sobreextenderme en la narrativa, por el bien de todos.

En la próxima vamos a estar enfocándonos en un ritmo arduamente respetado pero que, al contrario de lo que queremos creer, también tiene sus casos de bandas usadas como la servilleta descartable de algún carrito: el rock.

¡Comentá esta nota!

Para escribir un comentario, antes deberás seleccionar una identidad.

[X]

* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.