Blogs Ver todos los posts

One (or two) Hit Wonders: Inicio

Nadie se atreve a negar la importancia que tiene la música en el mundo. Aunque es raro, si lo tomamos desde el uso del raciocinio, que algo tan “simple” como una repetición de sonidos que generan ritmo sea algo tan importante, alegre tanto y nos afecte de la manera en la que lo hace.

Porque, pensémoslo de esta manera, ¿qué tiene de importante la música? Los abogados están porque es necesario que alguien nos defienda (o no) ante las leyes, los médicos porque es necesaria la preservación de la salud, los periodistas porque necesitamos saber qué pasa en el mundo, y así con la mayoría de los trabajos. Pero ¿por qué necesitamos a la música?

No hay persona que lo sepa con exactitud, pero es imposible vivir sin ella. La música cambia el humor, nos acompaña, nos motiva y, a su manera, nos comprende. La música está con nosotros siempre: si estamos tristes basta con escuchar My Immortal de Evanescence para largar un llanto que no habría llegado de otra manera, si nos sentimos alegres no hay nada como ir cantando Rock and Roll Train de AC/DC, si nos enojamos con el mundo la única solución es poner Señor Cobranza de Bersuit Vergarabat.

La música tiene eso, es una combinación de palabras y ritmo que, si está bien hecha, logra despertar nuestros sentidos más internos de una manera increíble. Y por eso siempre está latente el sueño de ser músico, porque la sensación de hacer vibrar a millones de personas con una canción debe ser algo increíble.

Hay músicos que lo logran asiduamente y lo hacen desde hace muchos años, sin importar su género: desde Luis Miguel hasta Slipknot, de Jack Johnson a Carajo, todos ellos llegaron a lo más alto con uno o dos singles que tocaron el alma (a su manera), y una vez que estuvieron ahí arriba no se bajaron nunca. ¿Pero qué pasa cuando un solista o grupo llega a lo más alto con un éxito, y una vez allí no vuelve a aparecer jamás? Esos son los llamados “One Hit Wonders”, y son los que trata este post.

Un One Hit Wonder (traducción más o menos literal: Un Éxito Maravilloso) es un grupo, solista o sociedad que llegó a lo más alto del mundo de la música tras una composición increíble, y que después no volvió a figurar nunca. Son los casos en los que decimos “el único tema de ToTo es Hold the Line” o “Pharrel Williams se sube al escenario, canta Happy y se baja”.

Si bien esto se puede deber a una falta de constancia, no son pocas las veces en las que estas bandas, tentadas por el éxito mundial, aceptan los mandatos de las discográficas que los visten como ellas quieren y los usan como producto descartable para poder aumentar sus ventas. Por eso, es fácil encontrar en esta sección a varias bandas y solistas jóvenes en aquel entonces, y muchas canciones de los años 80/90, en el que la gente no estaba tan prevenida sobre esto.

Pero más que nada es importante destacar que aquí, por más que sea el único tema de la banda, son verdaderos TEMAZOS, por lo cual es altamente recomendable (y responde a la esencia del post) que las canciones que se citan se escuchen. Habrá enlace a YouTube, así que no va a haber mayor problema con eso (vale destacar que desde que VEVO tiene en propiedad todos los videoclips musicales, no se pueden poner de enlace en ningún lado. Si desean ver el video oficial, tristemente deberán buscarlo manualmente en YouTube). Sin más, a la lista:

Katrina & the Waves – Walking on sunshine
Video: Katrina & the Waves - Walking on Sunshine
No hay mejor manera de arrancar que con uno de los 1HW más conocidos. Esta banda angloestadounidense surgió en 1981, años en los que los cuales, firmes en su objetivo de mantener el pop-rock, grabaron dos álbumes. El último de los dos llegó a los oídos superperfeccionados de la compañía discográfica EMI, que vio entre tanta música común algo con lo que podría lograr un número astronómico de ventas: juventud, ritmo beat y alegría.

Por ello, la gigante de la música contrató a la banda que, paradójicamente, con su nombre (Katrina y las olas) cita al famoso huracán que azotó gravemente a la costa sur de Estados Unidos hace unos pocos años. Aunque claro, ellos ni sabían.

En fin, la banda se juntó en las hermosas salas de grabación de EMI, escuchó atentamente lo que quería su productor, y casi sin darse cuenta terminaron grabando exactamente lo que quería la empresa y no lo que la banda deseaba. Más allá de esa falta de identidad, los miembros del grupo vivían un sueño con uno de los temas más escuchados de ese entonces y hasta la actualidad, que suena en cuanta publicidad quiera demostrar alegría (Vívere o Movistar, por ejemplo).

Luego grabaron otro disco, pero la disquera ya había logrado lo que quería y los dejó en la calle (historia que se repetirá hasta el hartazgo en esta sección). Pasaron por varias compañías pero nunca se acercaron al éxito de su canción bandera. Hasta hoy, lo único que se recuerda de los huracanes del ritmo es este temazo.

Men at Work – Who can it be now?
Video: Men at Work - Who can it be now?
“Juncal y Billinghurst”, según Yayo, es una de esas canciones que demuestra que no se necesita más que unas buenas notas de saxofón y una base de batería básica para llegar al éxito. Con una letra tan simple como esta, que básicamente nos explica que golpean en la puerta del cantante y no tiene ganas de atender, pero acompañada de unas notas difíciles de opacar, este grupo australiano llegó a la fama mundial de la mano de esta increíble canción grabada en 1981.

Similar historia a la anterior, pero esta vez fue Sony la que vio en los 5 integrantes y su música el sonido beat que tanto se buscaba en esa época. Sin embargo, los muchachos de MaW no eran especialmente bellos (basta detenernos en los ojos bizcos del cantante), pero eso se vio reemplazado por una gran incorporación como los vientos (saxofón en este tema, oboe en el otro éxito del grupo “Down Under”, que se recomienda escuchar para mayor placer auditivo).

Esta vez, como los integrantes eran más maduros que en los del caso anterior, no se dejaron chantajear por la empresa y estaban dispuestos a lograr más éxitos, pero sucedió algo que suele pasar cuando un grupo alcanza la fama: las peleas por los derechos. El miedo a perderlo todo, a que uno de los miembros se robe la fortuna del grupo y las desconfianzas motivadas por la avaricia le dieron fin a un grupo que prometió mucho, y no logró más que dos temazos.

El Canto del Loco – Un millón de cicatrices
Video: El Canto del Loco - Un millón de Cicatrices
Había que ponernos un poco actuales para que no se crea que los One Hit Wonders son sólo cuestión del pasado, así que decidí colocar como última cita a este grupo español, que de la mano de este ritmo no fue éxito sólo en su país sino también en toda Latinoamérica.

Con la clásica propuesta de enamorar a todas las mujeres posibles, Sony puso la mira en estos 5 jóvenes que venían rodando sin éxito desde 1994.
Esta vez la canción no tiene nada llamativo, ni una gran nota, ni nada que nos haga recordarla eternamente ni que nos prometa que va a ser escuchada hasta la eternidad más que la voz casi llorada de su vocalista. Sin embargo, las disqueras saben que actualmente no se necesitan más que una letra de amor simple, cuatro acordes y jóvenes de no más de 28 años para llegar al éxito, así que poco le costó a este grupo meterse en las radios de todo el mundo hispanoparlante.

El Canto del Loco llegó a su fin en 2010 (un año después de la emisión de su más grande éxito) y después de haber grabado el single “Volverᔠcon Alejandro Sanz, para que cada miembro se vaya por su carrera solista. Se ve que muy bien no les fue, porque hasta ahora no se ha sabido nada más de ellos.


Así, llegamos al fin de esta primera edición. Hemos recorrido más que nada el género del pop, más allá de las influencias reggae de Men at Work y indies de El Canto del Loco. Sin embargo, queda en duda que habría pasado si estos grupos hubieran continuado: ¿Habrían logrado otro hit? ¿Se mantendrían arriba por lo menos unos años más? Nadie sabe la respuesta, lo cierto es que nada de eso sucedió.

¡Comentá esta nota!

Para escribir un comentario, antes deberás seleccionar una identidad.

[X]

* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.