Blogs Ver todos los posts

Jorge Gregorio Duran

(Período 23-05-1950 hasta 10-12-1951)

POR LORENA MU√ĎOZ
LORENAKATAR@YAHOO.COM.AR

Jorge Gregorio Duran nació en Colón el 25 de Mayo de 1892, era hijo de Francisco Juan Duran y de Luisa Meyer. Su casa se encontraba en la calle Gral. Justo José de Urquiza 352.

Cuando contaba con 23 a√Īos fue designado para formar las Juntas receptoras de votos para la elecci√≥n municipal a realizarse el 5 de diciembre de 1915. Dicha junta estaba conformada por distinguidos vecinos de la ciudad, como ser: Juan Blassi; Domingo Antonini; Jos√© Maxit; Jos√© Natal; Carlos Cristin; Domingo Minatta; Juan Francisco Vauthay; Antonino Acosta; Jacobo E. Heaguy; M√°ximo Rodriguez; Irineo Chellier; Feliciano Frossard; Antonio Navarro yJos√© Orlando Ferrari. En ese entonces se desempe√Īaba en el cargo de Juez de Paz Don Silvano Courvoisier.

Al a√Īo siguiente, por decreto fechado el 21 de enero de 1916 Jorge Duran es nombrado Procurador Municipal. Poco tiempo estar√° en este cargo, su renuncia es formalmente aceptada el 17 de marzo de 1916.

En las elecciones municipales del 6 de diciembre de 1925 es elegido como concejal, cargo que en ese entonces se designaba con el t√©rmino de comisionado municipal. Al a√Īo siguiente es nombrado presidente del HCD.

Además de haber dedicado su vida a la política, convirtiéndose en un líder del radicalismo local, Don Jorge G. Duran también era un reconocido comerciante de la época, su negocio "Casa Duran", ubicado en la intersección de la Avenida Urquiza y Andrade, ofrecía artículos de librería y, entre otras, cosas postales, discos, vitrolas, gramófonos y venta de lotería. Sus particulares mercancías publicitadas ilustran el contexto histórico político de la década de 1930, entre sus discos a la venta ofrece Discos Victor Branswick y el Nacional Juramento de Uriburu entre otros.

También Duran era el director del Diario "El Orden", que funcionaba en el local de la UCR en Avda. Urquiza, diario que dejaría de salir en octubre de 1950.

El 7 de marzo de 1948 se llevaban a cabo las elecciones de autoridades comunales y Duran es elegido como concejal. Los flamantes miembros del Concejo asumían sus funciones el 29 de abril de 1948. Por esas fechas se daba por finalizada la intervención y los presidentes municipales volvían a ser elegidos por el pueblo.

Dos a√Īos m√°s tarde, el 23 de mayo de 1950, convocados a sesi√≥n extraordinaria los concejales presencian el juramento de rigor al nuevo Intendente electo Don Jorge Gregorio Duran.

Unos d√≠as antes se hab√≠an elegido las autoridades del HCD, quedando este cuerpo conformado de la siguiente manera: Presidente, Don Fernando P. Girard; Vicepresidente 1¬ļ, Don Jos√© Paccot; Vicepresidente 2¬ļ, Don Santiago Kennedy; concejal Don Alfredo Carbonell; concejal Don Lucilo Gonzalez; concejal Don Juan B. M. Perrin; concejal Don Silvio Camurri y concejal Don Alfonso Arguet.

El 30 de junio de 1950 presentaba la renuncia el secretario Pedro F. Ben√≠tez, siendo designado en su reemplazo por el Intendente Municipal, el Sr. Henry R. Droz. Do√Īa Alba Rosa Bochat√≥n comenzaba a desempe√Īarse a partir del 3 de julio de 1950 como contadora municipal.

Para el 12 de octubre de 1951 hab√≠an cambiado algunos miembros del Concejo Deliberante, quedando conformado por los se√Īores: Fernando P. Girard; Santiago Kenedy; Alfonso Arguet; R. Arguet; Carlos G. Perren; Lucilo Marturez; J.B.M. Perrin y Federico B. Haffliger.

Hasta entonces, la actividad desempe√Īada por Duran en el seno de la corporaci√≥n se desarrollaba de acuerdo a los desaf√≠os propios de sacar adelante y mejorar en todo lo posible los progresos de la comuna. Sin embargo los √ļltimos meses de 1951 se revelaron profundamente violentos para el gobierno radical de Don Jorge G. Dur√°n.

Los sucesos que siguen y que afectaron profundamente la vida municipal de nuestra ciudad, así como la de otras ciudades de la provincia, son consustanciales con los desafíos y la particular coyuntura que afrontaba el Estado Peronista en ese momento. Y, por supuesto con el modo de organización política desarrollado por Perón. Solo a partir de estas consideraciones se puede entender los acontecimientos que atravesaron la corporación municipal por esos días.

Hacia 1949, a nivel nacional, habían aflorado los signos de la crisis económica: las importantes manifestaciones de disconformidad entre dos de los principales apoyos del régimen, los sindicatos y el Ejército, intensificaron el ya utilizado recurso de afirmar la preeminencia del Ejecutivo sobre el resto de las instituciones republicanas (de éstos, las intervenciones a las provincias era un recurso utilizado ampliamente), pero además el esquema tomaba forma gracias al disciplinamiento y organización del partido, al interior de su base de apoyo, acordes con los principios generales del peronismo.

Para ello Perón utilizó su liderazgo y la autoridad del Estado para disciplinar las fuerzas propias. Los conflictos gremiales acentuados a partir de 1949 y sobre todo el conflicto de los ferroviarios entre 1950 y 1951, constituyeron un importante desafío al régimen, al igual que las dudas y reticencias que este mismo régimen suscitaba ente los militares, lo cual desembocó el 28 de septiembre de 1951 en una intentona (fallida) por parte del Gral. Benjamín Menéndez, de derrocar a Perón. A partir de estos hechos Perón estableció un estado de guerra interno que mantuvo hasta 1955.

El 3 de noviembre de 1951 se conocía en nuestra ciudad la noticia del decreto del P.E. de intervenir la municipalidad de Federación, dicha intervención se producía porque el intendente, peronista de filiación, "se había apartado de las normas de disciplina partidaria".

En el caso de Col√≥n, la intervenci√≥n arribar√≠a en los primeros d√≠as del siguiente mes. Antes se produc√≠an las elecciones generales, llevadas a cabo el domingo 11 de noviembre, tanto en nuestra ciudad como en toda la Rep√ļblica. En ellas, el gobierno derrot√≥ a la oposici√≥n en los comicios en todo el pa√≠s, a excepci√≥n de la Capital Federal. Gracias a la reforma constitucional de 1949 Juan Domingo Per√≥n es reelegido como presidente de la Naci√≥n junto a J. Hortensio Quijano.

En nuestra ciudad y en el departamento el triunfo correspondi√≥ tambi√©n al peronismo que se adjudic√≥ todas las comunas, menos la de Villa Elisa. Estas elecciones tuvieron la singularidad de contar con el concurso de la mujer. El voto femenino confer√≠a a la jornada c√≠vica un extraordinario inter√©s. En Col√≥n ese d√≠a se eligi√≥ Intendente y un suplente, as√≠ como tambi√©n 11 concejales e igual n√ļmero de suplentes. Las autoridades electas deb√≠an asumir el 4 de junio de 1952 y el per√≠odo durar√≠a hasta el 3 de junio de 1955.

Las agrupaciones que participaron de las elecciones fueron el Partido Dem√≥crata, que en Col√≥n postulaba como candidato a la Intendencia al Dr. Miguel Esteva. Este partido hab√≠a llevado a cabo el 9 de noviembre en la ciudad de La Paz un gran acto c√≠vico al que asistieron el Dr. Pastor, candidato a Presidente de la Rep√ļblica, el Dr. Ricardo Maxit, candidato a Gobernador de Entre R√≠os y otras destacadas personalidades. La Uni√≥n C√≠vica Radical, por su parte, realizaba el 4 de noviembre la proclamaci√≥n p√ļblica de los candidatos radicales, a la cual asistieron Balb√≠n, Garay y otros candidatos y destacados dirigentes. Tambi√©n participaron de las elecciones el Partido Peronista que representaba al gobierno, y cuyo candidato a Intendente era Mart√≠n E. Girardo y los partidos Socialista y Comunista.

En la noche del 5 de diciembre de 1951, las autoridades municipales de Col√≥n fueron desalojadas. La noticia, comentada al d√≠a siguiente, informaba que "el Intendente Duran, los concejales y los empleados de la casa fueron obligados por una masa popular a abandonar el edificio municipal. El origen del acontecimiento se relacionaba con la sanci√≥n del presupuesto para el a√Īo pr√≥ximo, en cuyo proyecto, seg√ļn denuncias del sector peronista, se inclu√≠an con destino al pago de sueldos, considerablemente aumentados, las abultadas sumas que adeuda el gobierno de la provincia a la municipalidad, lo que impedir√≠a al intendente entrante de ese sector a realizar una obra ponderable y lo obligara en el pr√≥ximo ejercicio a buscar entradas mediante la elevaci√≥n de los impuestos. Por esa argumentaci√≥n, ese sector pol√≠tico trat√≥ de agitar la opini√≥n p√ļblica. Esto ocurri√≥ el lunes en la noche."

A pedido de autoridades policiales y a eso de la medianoche, tomó intervención el Juez del Crimen logrando la desocupación del edificio, cuyas puertas fueron cerradas y lacradas y dando inmediata información al Ministerio de Gobierno.

La casa Municipal qued√≥ as√≠ clausurada hasta la noche del martes 6 de diciembre, en que por orden del Poder Ejecutivo Provincial fueron las autoridades desalojadas restituidas a sus funciones. El ingrato episodio termin√≥ con un pronunciamiento del gobierno respetuoso de las disposiciones legales pertinentes. Al martes siguiente, se da a conocer que por decreto del PE de la Provincia fue intervenida la comuna local. La dr√°stica resoluci√≥n "f√ļndase en los hechos que son de dominio p√ļblico y ella configura todo un atropello. Es notorio que despu√©s de la restituci√≥n de las autoridades comunales legales desalojadas a ra√≠z del lamentable episodio del lunes 3, el PE se ha visto obligado a ceder ante la presi√≥n del comit√© oficialista local, reviendo su anterior decisi√≥n de hacer respetar el gobierno comunal leg√≠timamente constituido".

De este modo el per√≠odo de gobierno municipal de Duran se ve√≠a cortado abruptamente, por lo que los coet√°neos recuerdan como "una pueblada", estos sucesos habilitaron el conocido camino de la Intervenci√≥n. √Čsta, hab√≠a sido confiada al se√Īor Luis Bernardino Alberto quien tom√≥ posesi√≥n del cargo la noche del lunes 10 de diciembre. La √ļltima acta del HCD en nuestra ciudad, es redactada el 7 de noviembre de 1951, no realiz√°ndose m√°s sesiones sino hasta el 2 de junio de 1952.

Tres d√≠as despu√©s de haber sido depuesto, el 13 de diciembre de 1951, Don Jorge Dur√°n recibe una notificaci√≥n del flamante interventor Luis B. Alberto, en la que le solicita remita al Ejecutivo la "chapa oficial" N¬™1 Col√≥n, perteneciente al coche municipal. Se pon√≠a fin al √ļltimo gobierno radical de nuestra ciudad, al menos hasta el a√Īo 1958.

Jorge G. Dur√°n vuelve al seno de la vida municipal luego de que pasaran 10 a√Īos. Desde enero de 1961 se desempe√Īa como concejal, en este a√Īo Duran es uno de los concejales que colabora en el proyecto de compra de un terreno para levantar un Mercado Municipal, por dicho motivo el HCD aprueba la ordenanza para la compra de un terreno entre las calles Gral. Paz y Gouch√≥n. En ese mismo a√Īo, Dur√°n se desempe√Īa como Vicepresidente 1¬ļ del Concejo. En 1963 vuelve a ser elegido para el mismo cargo, ocupando en la sesi√≥n del 29 de agosto la presidencia del HCD, por ser el miembro de mayor edad. El Concejo se reuni√≥ en esa ocasi√≥n por primera vez, desde que fuera disuelto por la Intervenci√≥n Federal del 27 de abril de 1962, en una sesi√≥n preparatoria, de Regularizaci√≥n de la Administraci√≥n Municipal, ya que la intervenci√≥n hab√≠a declarado disueltos los poderes municipales. En este d√≠a se eligieron las autoridades del HCD, pasando a ocupar Jorge Dur√°n su banca como miembro de la Honorable Instituci√≥n. En el a√Īo 1964 es uno de los concejales que suscribe un proyecto de ordenanza tendiente a que se concrete la erecci√≥n del monumento al Dr. Juan Herminio Quir√≥s, quien dejara su impronta en las imprescindibles y m√°s loables obras para el desarrollo y embellecimiento de nuestra ciudad.

Don Jorge G. Duran fallec√≠a en nuestra ciudad el 18 de julio de 1984, a la edad de 92 a√Īos.

El 16 de abril de 1996, en la Sala de Sesiones del HCD se sancion√≥ con fuerza de ordenanza asignar el nombre de "Don Jorge Dur√°n" a la calle p√ļblica n¬ļ12 (sur) de nuestra ciudad, en reconocimiento de quien fuera Intendente Municipal de la ciudad de Col√≥n y por su esmerada y loable funci√≥n p√ļblica. Asimismo se dispuso la construcci√≥n de un monolito, colocaci√≥n de placa alusiva y la realizaci√≥n de un acto p√ļblico en su homenaje.

¡Coment√° esta nota!

Para escribir un comentario, antes deber√°s seleccionar una identidad.

[X]

* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.