Columnistas Ver todas las columnas

Papeletas y confusiones

Los altibajos del clima le ponen color a una breve campaña que se ha mostrado más medida que lo usual y, que, en medio de un fuerte debate por dejar a un costado las primarias, revela que el mecanismo, de alto costo, puede tener efectos colaterales no deseados.

La sorprendente proliferación de listas, en cada uno de los partidos, a excepción del socialismo que cubrió bajo su paraguas a una serie de partidos flojos de papeles, fue una variable que atravesó a los frentes, Cambiemos y el peronismo oficial, que se diversificaron en una serie de propuestas que elevaron a una quincena la oferta electoral de las PASO.

Del marco de unidad que se planteó en las vísperas de la campaña a lo concreto, hay diferencias sustanciales que demostraron que a la hora de los liderazgos es mucho todavía lo que hay por trabajar para garantizarlos.

La oferta del peronismo, por ejemplo, que se multiplicó en diez listas, fue una de las sorpresas del breve proceso electoral y más aún cuando sostuvieron las precandidaturas a pesar del paso del tiempo y de las tentaciones.

Saben los que corren con desventajas, que perder no es el único mal resultado. Advierten que también está presente el inconveniente de las minorías.

Usualmente, los pisos o techos, depende la perspectiva, son tan altos que se torna complejo siquiera rasguñarlos y es ahí donde muere la ilusión de ser parte de la nueva etapa.

Al margen de eso, y de los cálculos optimistas y de los otros, la quincena de propuestas que se presentará en el cuarto oscuro muestran que, en contraste con la delgadez de los partidos políticos, la política sigue atrayendo y creando candidatos.

Ese costado proactivo, al margen de lo numeroso, no alcanzó para garantizar la renovación que la política le adeuda a las generaciones más jóvenes que, a pesar de no alcanzar los cargos, han sido capaces de invertir la pirámide del conocimiento para ser ellos los que enseñan a sus padres el manejo de las nuevas tecnologías y la comunicación.

Si bien es cierto que con ese saber no basta para erguirse en candidato, también es dable decir que, los jóvenes, que siempre son el futuro, han sido declarados aptos para votar antes, pero hasta ahora no han podido remover las añosas estructuras que taponan su llegada al poder.

El proceso de internas fue un operativo clamor que distrajo a muchos y que unió a diferentes sectores y que finalmente se diluyó cuando la lista llegó de facto y cuando ya era tarde para armar rancho aparte.

Con el cálculo de los tiempos y también de las pretensiones, la madeja fue desovillándose de un modo bastante obvio porque conservó en el centro a los hilos del poder.

Ahora bien, una de las razones más fuertes que esgrimen los detractores de las Paso, es que su costo es excesivamente alto y que en sí mismas no solucionan el problema político. De hecho, no concluyen con las internas de los partidos.

En Entre Ríos, el debate por la ley Castrillón también fue estéril, porque con todos sus vicios la ley sigue vigente a pesar de los años y de los pataleos en vano de propios y extraños.

A esas discusiones ya viejas, se agrega ahora que la multiplicidad de listas es una sobreoferta para un mercado desentendido de la cosa en cuestión, y, si bien es sabido que la definición del voto se toma sobre las horas de los últimos días, cierto es también que las elecciones de medio tiempo no son las más fervorosas del calendario electoral.

En el cuarto oscuro la decisión será un poco más compleja que lo habitual dado que a diferencia de otras contiendas, las boletas serán varias pero similares entre sí. Esta cuestión será la que obligará al electorado a estar más atento que nunca para que su voto no vaya a otra lista, pero sobre todo, para que los candidatos no se aprovechen de esa posibilidad.

Números y letras estarán combinadas entre si y dependerá de la astucia y la atención del votante no equivocarse, quedará para la dirigencia la tarea de ayudar en esa premisa, para que el vecino se vaya del cuarto oscuro con la certeza de que votó lo que eligió y para que la política aprenda que es tiempo de ponerse a tono con esa decisión.

¡Comentá esta nota!

Para escribir un comentario, antes deberás seleccionar una identidad.

[X]

* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.