Entretenimiento

Incertidumbre en el carnaval por los pronósticos de lluvias

El alerta se mantiene para el sábado y el domingo. La Comisión del Carnaval decidió no realizar el espectáculo bajo la lluvia pero esperarán a último momento para tomar una decisión. Las cuestiones de seguridad que deben tener en cuenta.
Tras una intensa ola de calor que azotó a la ciudad, llegaron las lluvias a Gualeguaychú. Y los especialistas en el tema afirman que es muy probable que las mismas se queden un par de días más, afectando la que sería la segunda noche del Carnaval del País.

Según el Servicio Meteorológico Nacional y varios sitios especializados, para hoy se esperan intensas lluvias a la tarde y a la noche, lo que obligaría a suspender o reprogramar la jornada carnavalera planeada para esta noche.

Según el protocolo para incontingencias climáticas redactado por la Comisión del Carnaval, "bajo ninguna circunstancia el desfile dará comienzo con lluvia" y "en el supuesto caso de amenaza de lluvia, el horario tope para decidir la realización o suspensión del espectáculo será las 21 horas del día del evento". Un detalle más: el escrito también anticipa que una vez iniciado el desfile, no se suspenderá por precipitaciones.

Esto marca un margen de tiempo bien estipulado y acotado para tomar una decisión al respecto, sobre todo luego de una jornada de inesperadas e intensas lluvias como las de ayer, cuando en las primeras horas de la tarde cayeron casi 50 mm., haciendo que se inunden muchas calles y terrenos bajos porque la intensidad fue más de tres veces la que soporta cualquier ciudad, no sólo Gualeguaychú.

"Está dentro de los pronósticos que llueva en la previa y durante el horario de la segunda noche de carnaval", informó el referente de Defensa Civil Daniel Hernández y especialista en cuestiones climáticas, quien agregó que ya se está trabajando al respecto: "Lo informamos el jueves a los responsables de prensa y a la Comisión del Carnaval y estuvimos hablando sobre los posibles escenarios".

El meollo del asunto no pasa sólo por la cuestión de a quien conformar, si al que vino de lejos a ver el espectáculo o al que quiere que le devuelvan el dinero por las lluvias, sino que además hay medidas de seguridad y prevención relacionadas con las lluvias que deben ser tomadas en cuenta.

Si bien es la Comisión del Carnaval la que tiene la última palabra y decide si se hace o no el carnaval, el Municipio también tiene injerencia en aspectos secundarios del espectáculo que también pueden afectar al desarrollo del desfile: el estado del parque, la cuestión eléctrica o los peligros de resbalones en algunos sectores son puntos que se tienen en cuenta.

"Todo eso es así, pero las decisiones las tratamos de consensuar entre todos, porque hay cuestiones que se toman por seguridad lógica", confirmó Joaquín Paez, prensa del Carnaval del País. "En el caso del parque que rodea a las tribunas y la pasarela, si llega a estar inestable o con mucho barro, especialmente con las intensas lluvias de ayer o las que puedan caer hoy, restringiremos total o parcialmente el acceso de vehículos al predio", amplió.

"El barro que pueda haber en el parque es otro de los problemas, y con las intensas lluvias de ayer o las que están pronosticadas para hoy, se podría restringir el acceso de vehículos", informó por su parte Hernández.

Lo referente al sistema eléctrico es otro de los asuntos que más atención conlleva, especialmente el relacionado a la alimentación energética de las carrozas: "El sistema eléctrico del Corsódromo no presenta ningún inconveniente, porque si no funcionara no podría hacerse el espectáculo. Pero Defensa Civil es la que autoriza o no que las mismas estén conectadas a electricidad para evitar una descarga que pueda lastimar a los que vayan arriba", puntualizó.

"Lo que nosotros hacemos es condicionar algunas medidas de seguridad como el riesgo eléctrico, el estado del terreno o peligros de caídas", afirmó por su parte Hernández, quien enseguida aclaró: "Igualmente, todo depende de la Comisión del Carnaval hacer o no el espectáculo, más allá de las restricciones que nosotros impongamos con algunos elementos que forman parte del mismo".

Sin embargo, Páez considera que si no están dadas todas las condiciones de seguridad, seguramente la decisión será suspender el espectáculo: "El sólo hecho de que el protocolo indique que si se hace el carnaval se hace completo, no creo que ningún dirigente se arriesgue a hacerlo sin todo el esplendor de las carrozas o con el riesgo de que se mojen y se arruinen las plumas".

La cuestión climática llegó en un momento especial para los organizadores del carnaval: el año pasado fue la segunda mejor noche de los últimos cinco años, y esta temporada se espera igualar o superar ese número. Y aunque los pronósticos de lluvias siguen latentes, hay posibilidades de que nada suceda o de que todo se normalice a tiempo y el carnaval vuelva a brillar como siempre.

"Creo que tenemos que ser positivos, y el hecho de que haya llovido ayer de la manera en que lo hizo, por un lado descomprime muchas tensiones: si llegábamos al sábado con esta ola de calor, los riesgos de una tormenta más fuerte iban a ser mayores, en especial por una posible caída derivada de la amplitud térmica. Iba a ser un sábado con mucha tensión para todos, no sólo para la comisión, sino también para el público por no saber cómo se va a desarrollar el espectáculo", concluyó Páez.
Fuente: El Día de Gualeguaychú

En esta nota

Carnaval del País Gualeguaychú tormentas Alerta meteorológico

¡Comentá esta nota!

Para escribir un comentario, antes deberás seleccionar una identidad.

[X]

* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.