Columnistas Ver todas las columnas

Cresto y las usurpaciones: discurso y realidad

La noticia es buena: el municipio adjudicó lotes a 12 familias. En la entrega de certificados el intendente se mostró "inflexible con los que usurpen terrenos". Lo que pasó antes lo contradice.

Jueves 26 de mayo, siesta gris en Concordia. Está fresco, anticipando el invierno que estaba por llegar. Un grupo vecinos irrumpió con palas y postes en un terreno municipal, ubicado en Espejo al 1000, que está desocupado.

Leer más: Intentaron tomar un terreno y la policía los sacó

La policía llegó al lugar y tuvieron que retirarse. El jefe de la Comisaría Tercera le dijo a El Entre Ríos que "no hubo violencia, la gente es de trabajo y muy respetuosa. Tenemos orden de Fiscalía de garantizar que no se ocupen estos terrenos".

Así fue. Hubo entendimiento y las familias decidieron "custodiar" ese terreno baldío. Montaron una carpa improvisada con maderas, nylon y alguna que otra chapa. Mate, tortafritas y algunos guisos se cocinaron ahí.

Ellos no volvieron a entrar al terreno. La presión pública ya había sido ejercida. Los funcionarios se enteraron de su reclamo y la prensa se ocupó de divulgarlo. La Policía, en tanto, controló que todo fuese legal y los vecinos de los alrededores recordaron que ese espacio, delimitado por calles Gendarmería Nacional y Victorino Simón, había sido donado por su propietario para el uso público: una plaza.

Técnicamente no hubo usurpación. Desde la comuna se ocuparon de explicar que las familias que intrusan terrenos privados quedan, durante el plazo de 6 años, en una lista de espera en el Instituto de Tierra y Vivienda.
En el encuentro del 1 de junio quedó claro: el terreno era para una plaza.
Foto: En el encuentro del 1 de junio quedó claro: el terreno era para una plaza.
Hecha la norma, hecha la excepción: "tienen un plazo de 3 días para desalojar", aclararon. Si lo hacen, no quedan en ningún registro, no les queda ninguna mancha en el expediente y pueden acceder a los registros de personas que necesitan tierras y viviendas.

Leer más: Cresto "no va a tolerar usurpaciones"

Aún fuera del país (había viajado a Roma para ver al Papa Francisco tras firmar el Pacto de San Antonio), Enrique Cresto lanzó un mensaje que fue reproducido por el equipo de Comunicación de la Municipalidad de Concordia: "esta gestión no va a tolerar usurpaciones de terrenos tanto públicos como privados".

Las partes finalmente se vieron las caras. Fue el primer día de junio último. Formalmente fue la primera reaparición pública del jefe municipal, a su regreso de Europa. En un gesto destacado entonces, fue personalmente hasta la carpa de los vecinos. Lo acompañó el viceintendente, varios de los integrantes de su gabinete y algunos concejales.

Mostró, entonces, la misma inflexibilidad con la que se expresó este martes contra las usurpaciones: "al propietario original, cuando se hizo el loteo, años atrás, se le pidió que donase estas tierras para hacer una plaza. Vamos a trabajar en tener la plaza del barrio que es el espacio verde que está estipulado en nuestro Código de Edificación", prometió.

Leer más: La lucha por la casa propia: acuerdan con Cresto, pero no se van

Medio año pasó de aquello. Y no habrá plaza, como lo indicaba la normativa citada por el ex senador provincial.

En síntesis, lo de la plaza que no fue será una anécdota más de que entre el discurso y la realidad suele haber un trecho que, a veces y sobre todo en política, hasta opone una cosa a la otra. ¿Cresto mintió, según lo prometido hace 6 meses, o terminó haciendo lo más práctico ante un problema real de muchas familias?
Este martes se concretó la entrega de certificados.
Foto: Este martes se concretó la entrega de certificados.
Desde este martes 6 de diciembre hay 12 familias, integradas por "gente de trabajo", como allá por mayo dijo el comisario de la Tercera, que tiene un terreno digno donde construir una vivienda. Pagarán por eso y hasta ofrecieron su colaboración: "nos comprometimos no solo a pagar lo que es nuestro sino a colaborar para que otras familias puedan tener la alegría que nosotros estamos teniendo", dijo ayer Cristina Maidana, una de las vecinas.

¡Comentá esta nota!

Para escribir un comentario, antes deberás seleccionar una identidad.

[X]

* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.