Columnistas Ver todas las columnas

Estudiantes sí, Estudiantes no

Algunas pistas sobre por dónde puede transitar el quinto y decisivo punto de la serie final del Torneo Nacional de Ascenso, la segunda categoría del básquetbol argentino.

Aclaro, de entrada nomás, que estuve tentado de escribir algunas consideraciones recién cuando la serie estuviera definida. Pero no. Aún a riesgo de que en 48 horas lo escrito sea objeto de burlas, intentaré encontrar algunas claves de este momento único para el Club Estudiantes Concordia.

¿Por qué puede ascender?

El equipo que conduce Hernán Laginestra demostró, hace rato, ser cosa seria en esta temporada del TNA. No perdió siquiera un partido en su estadio y, de visitante, tuvo grandes actuaciones. El “Gigante Verde” es una fortaleza y de ello se valió para empardar una serie que llegó a Concordia con aires de sentencia inminente. Estudiantes tiene mística.


Las cosas no están como al principio. Ya hay cuatro juegos de por medio, sin contar los de la fase regular. La final está igualada en 2, algo que no vivió antes San Martín (hasta aquí había ganado sus series de playoffs por un lapidario 3 a 0). La presión, este martes, la tiene el equipo correntino. Estudiantes debe aprovechar esa circunstancia.
Aún en las dos derrotas iniciales (la primera con un claro fallo arbitral y una “palabra de más” de parte de Laginestra), quedó la sensación que “el verde” dominó el juego y no lo pudo plasmar en el marcador. Es decir, San Martín debió mayormente jugar al ritmo que propone Estudiantes y no al revés. Tuvo que cambiar su ataque frenético y de posesiones cortas por el de tiros más frecuentemente cercanos al momento en que suena la chicharra.

“Estudiantes defiende su sueño de ascender”, tituló elentrerios.com al cierre del cuarto juego. Defiendo fuerte, Argentina llegó a ganar un oro olímpico. Aún, siendo por tamaño y antecedentes inferiores a muchos de sus rivales. Lo mismo planea Laginestra y ejecutan sus jugadores. San Martín anotó menos de 60 puntos en un solo partido de toda la temporada: fueron 58 en el tercero de la final.

Bienvenido Orresta. El joven base de Estudiantes se destapó con 12 puntos anotados en el partido de este sábado por la noche. Fue el primer juego en el que Estudiantes tuvo a 3 jugadores con 10 o más puntos anotados. Lee Roberts y Eduardo Gamboa no estuvieron tan solos en el ataque. Si el martes se repite el goleo más repartido, la victoria estará cerca. Además, Pablo Osores (aportó 8 el sábado) disimuló perfectamente la baja por lesión de Nahuel Fioretti.

Lee Roberts literalmente merece un párrafo aparte. “Es una fiera”, dice y repite el comentarista de la televisión cada vez que el norteamericano toca la pelota. Salvo en la línea de libres (debe mejorar), le saca jugo a cada acción defensiva y ofensiva en la que interviene. Imparable.

¿Por qué puede perder la final?

San Martín de Corrientes sigue siendo el candidato: está invicto en su estadio, donde el martes recibirá a Estudiantes. Fue el mejor en la fase regular (sólo perdió un partido ante Echagüe y otro frente al “verde”) y en las instancias previas de playoffs barrió a sus rivales. Es, además, el equipo de mayor presupuesto en la categoría.

Aún dominado por su rival en muchos tramos del juego, los dirigidos por Pablo D´Angelo supieron cerrar mejor los partidos. En otras palabras, tuvieron la mente fría y la mano caliente en los minutos finales. Así ganaron los dos primeros y se arrimaron en los dos siguientes.

Posee un ataque más equilibrado. Habitualmente 4 de sus integrantes cierran su ficha con un doble dígito en la columna de puntos anotados. Ramiro Iglesis, Gordon James, Agustín Carnovalle y Patricio Rodríguez aparecen entre los destacados del juego ofensivo correntino. Miguel Isola y Santiago Oprandi también suelen destacarse.

Salvo este sábado en el “Gigante Verde”, San Martín controló bien a la mayoría de los atacantes concordienses, a excepción de Gamboa y Roberts. Advierte que, permitiéndoles ciertas licencias a ellos dos y cerrándoselas al resto, el triunfo está cerca.

La serie, hasta el momento, ha sido lógica. Cada uno, invicto en su respectivo estadio, ganó los partidos que tenía que ganar. La ventaja entonces es para los de Corrientes. No obstante, Estudiantes es su “talón de Aquiles”: es el que le ganó 3 de los 4 partidos que perdió en todo el campeonato. La ventaja ahí es para los de Concordia. ¿Quién ganará?

¡Comentá esta nota!

Para escribir un comentario, antes deberás seleccionar una identidad.

[X]

* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.