Interés General

Cuando el bigote fue obligatorio en Entre Ríos

Corría el día 17 de febrero de 1836 y el gobernador Pascual Echagüe impartió una orden general que imponía la obligación militar de usar bigote. ¿Símbolo de virilidad?
Hasta Urquiza lució bigotes
Foto: Hasta Urquiza lució bigotes
La indicación del gobernador Echagüe comenzó a regir desde el 1º de marzo de 1836. "Usarán bigote todos los señores Jefes y Oficiales de línea que estén en servicio activo de las armas, así como todas las demás clases desde soldado hasta sargento inclusive", indicaba, en tono imperativo, que no dejaba margen para dudas.

El bigote a través de la historia ha sido considerado símbolo de hombría y virilidad, pero también fue un indicativo de clase, sabiduría, autoridad o poder, según el momento y la sociedad donde se le ubique.

El rasurado con cuchillas de piedra era técnicamente posible desde el Neolítico, aunque una de las representaciones más antiguas mostrando a un hombre afeitado y con bigote es la del mayordomo Keti, que vivió durante la dinastía VI (tercer milenio adC).

Estuvo de moda siglos atrás en los ejércitos de numerosas naciones, con gran variedad de estilos. En general, los hombres jóvenes y los de grados inferiores llevaban pequeños y menos elaborados bigotes; los oficiales de alta graduación y los veteranos portaban espesos mostachos. En algunos países, como en Entre Ríos, fue obligatorio para los soldados dejar crecer el bigote.

El ejército británico, por ejemplo, prohibió el rasurado del labio superior, en todos los grados, desde el siglo XIX hasta que el reglamento fue abolido mediante una Orden del ejército de 6 de octubre de 1916.
Fuente: Archivo General de Entre Ríos

En esta nota

Bigote Efemérides Historia Urquiza Pascual Echagüe

¡Comentá esta nota!

Para escribir un comentario, antes deberás seleccionar una identidad.

[X]

* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.