Interés General

Moya está internado en un hospital de Paraná

La profesional que lo atiende y el director del nosocomio lo confirmaron. Su diagnóstico es una incógnita. El sacerdote está imputado acusado de abusar a menores, en Villaguay.
Está internado en la habitación 211 del Servicio de Clínica Médica, atendido por la médica Laura Díaz Petrussi. Pero el diagnóstico es, de momento, un asunto que no se revela. "Por secreto profesional no revelo datos de los pacientes", se excusó la profesional.

Ninguna autoridad aceptó hablar públicamente del tema, aunque reconocieron que el estado de salud del cura Moya es delicado.
Interconsultas
El asunto motivó un cruce de consultas legales respecto del paciente: Moya tiene una causa penal por abusos, en la Unidad Fiscal de Villaguay, y se prevé que entre marzo o abril la causa sea elevada a juicio oral.

También, la intervención de las autoridades eclesiásticas. El arzobispo de Paraná, Juan Alberto Puiggari, fue puesto al corriente por autoridades judiciales de la nueva situación de Moya, suspendido a mitad de 2015 del ejercicio sacerdotal y recluido desde entonces en su casa paterna, en María Grande.

En el tema, se lo puso a trabajar al sacerdote Luis Anaya, capellán del hospital "San Martín", según trascendió.

Fernando Giménez, director del hospital de la capital entrerriana, dijo que "el cura payador" está efectivamente internado, pero se abstuvo de dar detalles de su estado de salud, ni del diagnóstico. Recurrió, como otros profesionales consultados, en el secreto profesional, y evitó las precisiones ante la consulta periodística.

El abogado Florencio Montiel, querellante en la causa por abusos que se tramita en los Tribunales de Villaguay, dijo estar al tanto del estado de salud del cura Moya y planteó un escenario a futuro, preocupante.

"Imaginemos el peor escenario, que el cura fallezca, porque su estado es grave, en ese caso se extinguiría la acción penal y no habría dilucidación de la verdad en la causa", señaló.

La causa la tramita la fiscal Nadia Benedetti, quien el 20 de diciembre último había citado a declaración indagatoria al cura, quien, sin embargo, se negó a declarar. Entonces, Moya asistió acompañado de su abogado defensor, Gustavo Amílcar Vales.
La causa
Moya es investigado por la Justicia por una serie de abusos ocurridos cuando fue vicario en la Parroquia "Santa Rosa de Lima", de Villaguay, a mediados de la década de 1990. Dos jóvenes, un estudiante de Derecho y un médico, lo denunciaron en la Justicia al sacerdote por esos abusos. Moya fue vicario en la Parroquia Santa Rosa de Lima, de Villaguay, entre 1992 y 1997, y además docente en el Instituto La Inmaculada, y durante ese tiempo habrían ocurrido los abusos que ahora se le imputan. Las víctimas, dos jóvenes que eran parte de los grupos parroquiales.

Moya fue ordenado sacerdote el 3 de diciembre de 1992 por el exarzobispo de Paraná, Estanislao Esteban Karlic, y tuvo entre uno de sus primeros destinos la Parroquia Santa Rosa de Lima, de Villaguay. Allí, precisamente, habría sido el lugar donde ocurrieron los abusos.

Desde que se abrió la causa, Moya no puede oficiar misas en público. La medida forma parte del protocolo de actuación dentro del clero. Cuando el caso llegó a la Justicia, Puiggari abrió una investigación preliminar, siguiendo lo que establece el Código de Derecho Canónico en el canon Nº 1717, regulados por las normas de Gravioribus Delictis".
Fuente: El Diario - El Entre Ríos

En esta nota

Cura payador Marcelino Moya Villaguay Internación abuso de menores

¡Comentá esta nota!

Para escribir un comentario, antes deberás seleccionar una identidad.

[X]

* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.