Interés General

"Lo que más duele es el hambre"

Conmovidas por la situación de desamparo de muchos niños del barrio, dos concordienses levantaron un precario comedor, al que asisten en promedio 60 chicos. Piden ayuda porque la comida no alcanza para todos.
Video: Levantan un comedor en el Barrio Fátima I de Concordia
Yanina Tenis y Elizabeth Leiva son las dos madres jóvenes que levantaron unas maderas con un techo y armaron un comedor en el barrio Fátima l.

"Empecé a ver como todas los días había más chicos pidiendo comida y decidí empezar a cocinarles, primero fue una merienda de mate cocido con leche y después me pedían para comer, esto lo estamos haciendo solo nosotros, levantamos unas maderas armamos una mesa y así salió, estamos cocinando tres veces por semana de acuerdo a las donaciones que recibimos, a veces no alcanza y por eso pedimos ayuda", dijo la mujer .

El improvisado comedor está ubicado en las calles Alda Sur y 56. "Las cosas no alcanzan, son 80 chicos algunos vienen con el tuper para convidar a la familia en la casa", revelaron las madres, al tiempo que agregaron "el hambre de los nenes de 2 años hasta 16 me llevó a darles de comer".

Interrogadas sobre las familias de los chicos que reciben alimentos contestaron que a la gente nada le alcanza, son entre seis y siete gurises por casa que vienen de los barrios para recibir su alimento.

"Es importante la ayuda necesitamos verduras y carne, si alguien puede ayudarnos le pedimos que por favor nos llamen al (345) 154284241", informaron.

Seguir se hace difícil para dos amas de casa que cuando no tienen para cocinar salen a pedir ellas mismas o aportan los comestibles de sus hogares, "lo que más duele es el hambre, cuando a las ocho de la mañana viene un nene y te dice a qué hora dan de comer, la situación es crítica".
Fuente: Diario El Sol

En esta nota

Concordia Comedor Hambre

¡Comentá esta nota!

Para escribir un comentario, antes deberás seleccionar una identidad.

[X]

* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.