Interés General

Un hospital entrerriano, segundo en implementar el "protocolo de trombolisis"

En el lugar, público, implementaron el sistema para la atención de Accidente Cerebro Vascular (ACV), a fin de mejorar el manejo clínico y reducir complicaciones y la mortalidad por esta afección. ¿De qué se trata?
Con la implementación del protocolo de trombolisis para la atención de ACV que comenzó a tener vigencia este mes, el hospital San Martín de la capital provincial se convirtió en el segundo establecimiento público del país en actuar con estos procedimientos (el primero en aplicarlos fue el hospital Ramos Mejía, de Buenos Aires). Desde el nosocomio informaron que días atrás el servicio de Neurología atendió a su primera paciente ingresada con este protocolo.

El director médico del hospital San Martín, Carlos Bantar, explicó que el protocolo "permite que en pacientes muy seleccionados, que tienen un ACV isquémico, se pueda disolver el trombo y evitar la secuela (e incluso eventualmente salvar la vida) sin necesidad de intervención quirúrgica". El profesional indicó que la instrumentación del protocolo está bajo la órbita del Servicio de Neurología Clínica del hospital, a cargo de la doctora Amelia Alves Pinheiro, y es coordinado por el doctor Marcelo Chávez.

Bantar estimó que por año "se presenta al hospital una ocurrencia de 20 a 30 casos de pacientes que ingresarían en este protocolo, pero son 20 o 30 pacientes donde uno puede evitar las secuelas tan onerosas del ACV, que pueden ir desde la cuadriplejía o paraplejía (parálisis total o parcial del cuerpo), hasta la pérdida del habla u otras funciones importantes del cerebro según donde sea el accidente cerebrovascular, e incluso la pérdida de la vida si ocurre en sitios que son vitales".

En ese sentido desde el nosocomio se destacó que, mientras aún se está cursando el primer mes de la implementación del protocolo, el hospital ya recibió el primer ingreso de una paciente.
Esfuerzo coordinado
Cabe señalar que para la implementación de este tipo de acciones es crucial el trabajo interdisciplinario y coordinado entre servicios, especialmente en estos casos donde se busca lograr la captación inmediata y su resolución durante las primeras dos horas, ya que está probado que la repuesta dentro de este período es un factor fundamental para resolver exitosamente los casos de ACV.

"Eso también implica que debe haber un neurólogo clínico de guardia pasiva los 365 días del año y que se pueda actuar con estos pacientes dentro de las primeras dos horas, lo que implica una logística y un trabajo coordinado entre los médicos y enfermeros de guardia del hospital junto con los neurólogos que están de guardia para este procedimiento", concluyó el referente médico.

Para eso, previo a la implementación del protocolo, se realizó todo un trabajo, primero con una capacitación externa (por parte del hospital Italiano de Buenos Aires) al servicio de Neurología del hospital San Martín; y posteriormente una capacitación al interior del hospital por parte del servicio de neurología.

"Estamos hablando de que se capacitaron enfermeros, médicos de guardia, internos, coordinadores de guardia, con lo que prácticamente todo el equipo del servicio de Guardia (más de 30 personas) recibió la capacitación", finalizó Bantar.
Fuente: APF Difgital

En esta nota

Hospital Hospital San Martín Entre Ríos ACV

¡Comentá esta nota!

Para escribir un comentario, antes deberás seleccionar una identidad.

[X]

* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.