Política

Causa Sidecreer: rechazaron pedido de recusación del fiscal Malvasio

La Justicia no hizo lugar al pedido de recusación al fiscal a cargo de la investigación penal preparatoria a Juan José Canosa, imputado en la supuesta comisión del delito de negociaciones incompatibles con la función pública.
Malvasio frente al abogado de Canosa.
Foto: Malvasio frente al abogado de Canosa.
La decisión fue adoptada este lunes al mediodía por la jueza de Garantías, Susana María Paola Firpo, que de ese modo no hizo lugar al planteo del defensor de Canosa, que también está siendo investigado por el delito de enriquecimiento ilícito.

A las 9,45, la jueza Firpo abrió la audiencia especial de recusación del fiscal Malvasio en la causa que investiga la comisión del delito de negociaciones incompatibles con la función pública y que tiene en la mira al extitular del Sistema de Crédito de Entre Ríos (Sidecreer), Juan José Canosa, y como partícipes necesarios a su clan familiar, que operó negociando con la tarjeta oficial.

Los defensores de Canosa –hoy asesor legal de la Cámara de Diputados–, Raúl Barrandeguy y Candelario Pérez, recusaron al fiscal Malvasio por una entrevista que dio a radio RD el senador provincial Raymundo Kisser en la que dio cuenta de una charla que había mantenido con el integrante del Ministerio Publico Fiscal, en la que abordó aspectos relativos a la marcha de la causa Sidecreer.

"He tenido una charla con el fiscal, con Malvasio. Soy muy respetuoso del trabajo de la Justicia. Soy uno de los abogados que menos ha visitado los despachos de los jueces. A la independencia no sólo se la tiene que declamar, sino practicar. Es una causa que a mí me interesa mucho. Creo que se ha avanzado mucho.", dijo Kisser en aquella entrevista que mantuvo con Ricardo David. La grabación de esa entrevista fue exhibida como prueba durante la audiencia de este lunes por la mañana en Tribunales.

Esas manifestaciones del legislador fueron suficientes para que el fiscal fuera recusado por la defensa de Canosa, y esta mañana, fueron citados a brindar testimonio como testigos entrevistador y entrevistado.

Lo declaración de David fue brevísima. Escuchó la reproducción de la entrevista que él mismo había realizado con Kisser y luego el defensor Barrandeguy le preguntó si era su voz la que se escuchaba. "Sí, sí", respondió David, y ahí terminó su intervención.
Cruce
Lo que siguió fue un duelo verbal. Barrandeguy subió el tono –admitió ser muy efusivo—y hasta tuvo un fuerte cruce con la jueza Firpo, titular del Juzgado de Garantías Nº 1. "En este juicio, como en otros juicios de este tipo –no lo dijo, pero se refirió a causas por corrupción—se desnaturaliza el Derecho", dijo y encontró la mirada torva de la jueza, que le llamó la atención. "Me está involucrando a mí", lo previno.

Barrandeguy insistió: "En esta causa lo que no va a ocurrir es que nos callemos la boca".

La declaración más extensa fue la del senador Kisser, que mantuvo un duro intercambio con Barrandeguy que, incluso, fue más allá del incidente de recusación del fiscal Malvasio.

Kisser admitió haber hablado en una entrevista radial sobre la causa Canosa-Sidecreer, y además aceptó haber mantenido un intercambio en la sede de la Fiscalía con el fiscal Malvasio.

Ese encuentro con el fiscal, el único que tuvo, dijo, ocurrió en marzo, y "fue en el despacho del doctor Malvasio; estaba (Santiago) Brugo. Fue cuando arrimé la denuncia de información sobre el lugar donde podría haber documentación que entendía podría ser importante o necesaria para el esclarecimiento de la denuncia que hice en diciembre", dijo el legislador.

Dijo que estuvo acompañado por sus asesores, Rubén Pagliotto y Guillermo Mulet porque, aseguró, no sabía a donde quedaba el despacho del fiscal. "Me preocupé por la causa, como simple ciudadano, pero también porque soy denunciante de la causa. Tengo interés. Además, soy legislador, y lógicamente, como legislador en este juego de contralor que ejercemos los poderes, todos los poderes nos autocontrolarnos mutuamente", aseveró.

"Soy funcionario, tengo no sólo el derecho sino la obligación de informarme, máxime cuando he sido el autor de una denuncia penal", justificó su interés en la causa Canosa.

Pero además, argumentó su interés por la investigación judicial sobre la gestión Canosa en Sidecreer en el hecho de que no quiere "que sea una causa más, de las tantas, como el caso Senor, o del Senado, que lleva años. La sociedad, cuando yo voy a ver a los barrios, a los pueblos, tiene un gran clamor por la justicia".

Fue entonces cuando Barrandeguy, en un intercambio verbal por momentos tenso con el senador Kisser, le reprochó ese interés en la causa. Y luego lo tildó de "disléxico", se refirió con cierto tono peyorativo como "abogados denunciantes" en relación a Mulet y Pagliotto, y se enervó por el hecho de que el legislador de Cambiemos haya adelantado su opinión respecto de la pronta elevación a juicio de la causa.

Luego, además de sostener la recusación de Malvasio, Barrandeguy se dirigió a la jueza Firpo y pidió que se declare la inconstitucionalidad de la Ley del Ministerio Publico Fiscal en lo relativo a la forma cómo se reglamentó el instituto de la recusación. Al defensor le molestó –tomó cuenta en la audiencia de hoy—que se haya dejado en manos de la Procuración la tarea de resolver la evaluación de la tarea de los fiscales cuando son recusados.

"El señor fiscal –dijo después, refiriéndose a Malvasio– tiene un interés que va mucho más allá de lo institucional". Pero no aclaró a qué se refería.
En un momento del encendido discurso de Barrandeguy, la jueza Firpo lo frenó en seco, y le hizo notar que se trataba de una audiencia de recusación y no de revisión de medidas probatorias. Luego, se dirigió a Kisser, absorto ante la diatriba de Barrandeguy, y le dijo que no debía responder preguntas de la defensa que giraran en torno a las medidas probatorias de la causa.

Ya retirado Kisser, Barrandeguy insistió en que el hecho de que el senador de Cambiemos haya dado opinión "acerca de un posible resultado del juicio es causal de recusación del fiscal. Esto no puede discutirse, no puede ignorarse, no puede dejar de tenerse en cuenta".

Al final, hizo dos planteos: el pedido de inconstitucionalidad de la ley que ordena el funcionamiento del Ministerio Público Fiscal y, además, en caso de que el incidente de recusación de la causa le resulte adverso, hizo reserva de ir con un recurso extraordinario ante la Corte.

Malvasio entendió que el planteo de la defensa de Canosa "resulta abstracto", por cuanto en la audiencia del 26 de mayo ´"porque la propia defensa de Canosa, luego de escuchar los alegatos de esta fiscalía, había manifestado que creía los argumentos, por lo que creía que yo no había pasado información sobre el devenir de las actuaciones. Y esto se ha confirmado en esta audiencia".

Pero además, reprochó que Barrandeguy haya "ninguneado" la ley orgánica del Ministerio Público Fiscal. "Son los legisladores los que han modificado nuestra ordenanza procesal. Y los que la han reglamentada. Es una ley posterior y específica, por lo que es la ley vigente para resolver este planteo".

Además de puntualizar que el incidente es "notoriamente improcedente, tiene como única finalidad dilatar la presente causa", afirmó el fiscal, y pidió que sea rechazada la recusación, y que se le impongan las cosas a la defensa.
Fuente: Entre Ríos Ahora

En esta nota

Sidecreer Canosa Juan José Canosa Entre Ríos recusación Malvasio

¡Comentá esta nota!

Para escribir un comentario, antes deberás seleccionar una identidad.

[X]

* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.