Política

Concordia: ¿Sólo cambios de gabinete o un pacto político entre familias?

Es lógico y previsible que un intendente renueve su equipo. Pero, ¿es sólo eso o hay algo más en las modificaciones anunciadas por Enrique Cresto? Por Osvaldo Bodean.
Cresto y Urribarri en la presentación de su libro
Foto: Cresto y Urribarri en la presentación de su libro
Si se parte de que Concordia es algo así como la "fábrica de gobernadores peronistas", lo que sucede en sus entrañas políticas tiene siempre relevancia provincial. Es en la capital del citrus donde se suelen tejer los grandes acuerdos, esos realineamientos que, a futuro, terminan por traducirse en candidaturas. Como también suele ser el escenario de las rupturas que preanuncian futuras tormentas.

Desde esta óptica es que se han desatado no pocas suspicacias tras los cambios que introdujo el intendente Enrique Cresto en su gabinete. Bajo la lógica de una razonable refrescada de mitad de gestión, algunos creen percibir otra explicación subyacente: la de un acuerdo político entre las familias Cresto y Urribarri.

Nada de ello aparece explicitado en las informaciones redactadas en el municipio. Obvio, el mundo de la política no se agota en los comunicados oficiales o en los simpáticos posteos en las redes sociales. En ellos apenas si asoma una de las tantas explicaciones posibles de los hechos, siempre la más benigna, la destinada a caer bien en el pueblo.

"Estuvimos recorriendo la Costanera con Armando (Gay, viceintendente) y Aldo Álvarez, quien estará al frente del Ente de Costanera", deslizó, casi como al pasar, el intendente de Concordia desde su cuenta en Facebook.

Álvarez, hombre del entorno de Mauro Urribarri, coordinador local el programa Argentina Trabaja, recala en un organismo municipal donde, se supone, su sueldo será la mitad de lo que percibía por su trabajo en CAFESG. Pero este no fue el único movimiento al que el mundo de la política prestó particular atención.
Alfredo Francolini, Mauro Urribarri y Enrique Cresto
Foto: Alfredo Francolini, Mauro Urribarri y Enrique Cresto
La primera parte del operativo de desembarco de Alfredo Francolini en el municipio estuvo acompañada del nombramiento de Miguel Guitar, otro hombre que comenzó a incursionar en la política de la mano de los Urribarri. Guitar ya integraba el directorio de la Caja Mixta y ahora pasó a ser Subsecretario de Turismo y también vicepresidente del EMCONTUR.

A estos cambios vino a sumarse en las últimas horas otro de mayor fuste: el alejamiento de Marcelo Benedetto, también reemplazado por Francolini, que en apenas una semana terminó por acumular dos secretarías, convirtiéndose en algo así como un "todo terreno" de la municipalidad de Concordia.

Hasta aquí lo visible.

Mientras tanto, en la municipalidad hubo otros movimientos que no pasaron desapercibidos para el personal. En especial, la presencia en despachos oficiales de Ignacio Labarba.
Ignacio Labarba
Foto: Ignacio Labarba
Se trata ni más ni menos que de uno de los principales artífices del diseño comunicacional de Sergio Urribarri, en los tiempos en que gobernaba la provincia e impulsaba el "Sueño Entrerriano".

No hay nada oficial que confirme un rol activo de Labarba en el entorno de Enrique Cresto, pero nadie duda de que las reuniones existieron.

En un primer tramo de la gestión de Gustavo Bordet, Labarba logró permanecer en el equipo de comunicación provincial, hasta que fue finalmente eyectado, ni bien cobró estado público que el "experto en comunicación" acumulaba también un inexplicable cargo en el directorio de COTAPA, la empresa lechera de Paraná.

El conchabo más reciente de Ignacio Labarba fue el manejo de la campaña de Jorge Barreto, cabeza de la lista del kirchnerismo que combatió en las PASO de agosto.

Consultado por ElEntreRíos, el Secretario de Comunicación Luis Santana confirmó la presencia frecuente de Labarba en oficinas del municipio pero le restó toda significación política. "Viene de a ratos a Concordia por temas del hockey. Juega la hija. Nos conocemos y hay buena onda. Por ahí tenemos un rato y le cuento cosas que estoy haciendo acá y charlamos temas de comunicación, que es el tema que nos apasiona" explicó Santana.

El apellido Labarba aparece en el listado de personal a cargo de Santana, pero el contratado no es Ignacio sino una mujer, Zulema Natividad Labarba, con CUIT de Paraná.

La designación de Aldo Álvarez, el ascenso de Miguel Guitar, el doble nombramiento de Francolini -de buen vínculo con Urribarri, ya que en la gestión del ex gobernador fue cuando hizo pie en el IAPV-, y, por último, las reuniones con Ignacio Labarba, terminaron por reforzar la hipótesis de que hay un acuerdo entre los Cresto y los Urribarri.

"Si hay un pacto, no sería la primera vez. La llegada de 'Calucho' a la presidencia de Salto Grande años atrás se debió a una gestión de Sergio Urribarri ante Julio De Vido. En aquella época Urribarri y Cresto se aliaban contra Jorge Busti. También hubo acuerdo entre ambos en 2015, cuando Mauro se bajó para que Enrique fuera candidato a intendente. ¿Qué habría de extraño que haya un renovado alineamiento?" justificó un militante.

Tras abandonar el Ministerio de Gobierno, gracias a esta entente con los Cresto, Mauro Urribarri volvería a ocupar posiciones en la política concordiense. Sería algo así como un repliegue táctico, a la espera de que la siempre cíclica política argentina le ofrezca oportunidades para un regreso con gloria.

¿Esta supuesta alianza de los Cresto y los Urribarri los pone en la vereda de enfrente del gobernador Gustavo Bordet? Nada permite concluir semejante cosa, aunque no deja de ser verdad que los vínculos del actual gobernador con ambos no parecen atravesar por su mejor momento.

Resulta sugerente que primero Bordet haya reformulado su gabinete desprendiéndose de Mauro Urribarri, y semanas después el intendente de Concordia haya modificado el suyo pero incorporando a colaboradores directos del exministro de gobierno.
Casi nadie se va de la planilla de sueldos
Un comunicado oficial de la Municipalidad de Concordia aclaró que el ahora ex secretario de gobierno Marcelo Benedetto "volverá a su trabajo en la delegación local de la Administradora Tributaria de Entre Ríos, en su lugar habitual (en el cual se encontraba de licencia sin goce de haberes)".

La aclaración llevó a algunos desconfiados a revisar las planillas de sueldos que, de manera muy transparente, la municipalidad muestra en su página web. El propósito no fue otro que chequear qué fue de la vida de los anteriores ex secretarios de la gestión de Enrique Cresto. No sea que haya una regla no escrita, por la cual los que se van -a diferencia de Benedetto- siguen estando.

En las listas de los que continúan percibiendo sueldos hay importantes figuras, como por ejemplo la del ex secretario de gobierno, el contador Martín Santana. En el casillero correspondiente al "Área de Trabajo" dice "SECRETARIA ADMINISTRACIÓN - SG" y en la celda del "Tipo de Relación" precisa que Santana es "funcionario". El contador fue desplazado como una derivación de la investigación por la habilitación del boliche Costa Cruz, donde se accidentó Bruno Escobar.

Pero Álvaro Sierra es por lejos el máximo exponente de aquellos que una vez desplazados de sus puestos han seguido teniendo un enorme poder en el entorno íntimo de Cresto. Luego de abandonar la Secretaría de Hacienda, continuó como asesor y, a su vez, como Presidente de la Caja Municipal de Préstamos.

Sierra aparece en las planillas municipales con un ingreso equivalente al de los secretarios, en el área "SEC ADMINISTRACION SEH" como "mensualizado".

Si las verdaderas jerarquías dentro del municipio se derivaran no ya de los cargos formales sino del lugar que ocupa cada uno en el edificio, Sierra y María de los Ángeles Petit, con despachos pegados al del intendente Enrique Cresto, vendrían a ser los más influyentes, algo así como el "núcleo duro" de la gestión.
Sierra y Petit en reunión con Enrique Cresto
Foto: Sierra y Petit en reunión con Enrique Cresto
Otro de los que desapareció de la escena pública pero continúa estando es Fernando Rouger, que alcanzara su mayor nivel de exposición cuando se desempeñó al frente del Copnaf en Concordia. El abogado, muy cercano a los Cresto, aparece en las planillas de la municipalidad como "funcionario" del EMCONTUR.

Todos estos apellidos, Sierra, Santana, Petit, Rouger, bien pueden ser incluidos en el grupo de más estrecha relación con los Cresto, algo así como el "crestismo en estado puro", y por tanto destinados a pervivir más allá de los acuerdos circunstanciales, propios de los avatares de las luchas por el poder dentro del peronismo entrerriano.

Aunque Enrique Cresto no sólo teje acuerdos mirando la interna. En sus dos años de gestión cultivó con esmero las relaciones con el Ministro del Interior Rogelio Frigerio, un vínculo de confianza que algunos -tal vez excediéndose en el ejercicio de la imaginación- suponen podría ir más allá de los lógicos entendimientos supeditados al logro de objetivos concretos de gestión.
Fuente: El Entre Ríos Autor: Osvaldo Bodean

En esta nota

Alfredo Francolini Enrique Cresto Mauro Urribarri Rogelio Frigerio

¡Comentá esta nota!

Para escribir un comentario, antes deberás seleccionar una identidad.

[X]

* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.