Política

Estafa en la ATER: "Por favor, investiguen adónde fue el dinero"

"La plata llegó hasta Barreto. ¿Qué pasó después? Es algo que todavía no sabemos", lamentó el Dr. Julio Federik. La "mega causa" tiene ya un año y medio y no hay procesados. Las responsabilidades de Casaretto.
Dr. Julio Federik
Foto: Dr. Julio Federik
18 meses después de que estallara el escándalo por las falsas compensaciones de impuestos en la Administradora Tributaria de Entre Ríos, la "mega causa" parece haber entrado en una especie de "limbo" jurídico. No hay mayores avances, restan aún numerosas indagatorias, no hay procesados y -lo que es más grave- no se ha logrado reconstruir la ruta del dinero pagado por los empresarios. La pista llega hasta el Contador de San Salvador, Darío Barreto, y de allí se pierden los rastros.
Casaretto también tiene responsabilidades
Mientras tanto, el hombre que en su momento hizo pública la estafa, Marcelo Casaretto, dejó de ser el máximo titular del organismo y pasea por Japón, siguiendo la actuación de River en la Copa Mundial de Clubes.

El abogado Julio Federik, representante de algunas empresas que compensaron deudas tributarias, sostiene que Casaretto es algo más que denunciante y testigo. Es más, le asigna responsabilidades por lo sucedido, por la inexistencia de controles efectivos: "No supo contestar de qué manera se controlaba esto y, evidentemente, no se controlaba".

"Nosotros le preguntamos a Casaretto -recuerda Federik- cuál era el sistema de control que tenían para que no ocurran maniobras como la denunciada, si se llevaba un control efectivo sobre las compensaciones. Casaretto tuvo que reconocer que no había un sistema de control, que ellos no tenían o no controlaban, o el mínimo control que tenían era absolutamente insuficiente como quedó en evidencia".
Millones que se hicieron humo
Una de las grandes incógnitas de la causa es el destino final de varias decenas de millones de pesos, aún no cuantificadas con exactitud. "Si el dinero que pagaron los empresarios no ingresó a la provincia, por favor, investiguen a dónde fue ese dinero. La plata llegó hasta Barreto. ¿Qué pasó después? Es algo que todavía no sabemos", explicó Federik, en declaraciones al programa Despertá con Nosotros, por Oíd Mortales Radio.

Periodista: - La justicia, ¿ordenó investigar el patrimonio de Barreto?

Julio Federik: - Sí. Seguro. La Fiscalía está haciendo todas las investigaciones. Son cosas que no nos notifican de manera directa a las defensas. Vamos sabiendo a medida que llegan los oficios, las comunicaciones en el expediente. Por el momento no han encontrado gran cosa.
El tesorero que pegó el portazo y desapareció
El otro enigma es el futuro del contador Gustavo Gioria, que se desempeñaba como tesorero de la provincia, y que apareció como contador asesor de una de las empresas vinculadas al escándalo que denunció Casaretto.

Ni bien se hizo público el escándalo, Gioria renunció a su cargo, sospechado de haber formado parte de una red de profesionales que "ofrecían" a empresas proveedoras del Estado, deudoras de impuestos, compensarlas con acreencias y así liquidar todo en cero.

Julio Federik no tiene dudas de que Gioria deberá declarar en tribunales. "Lo van a llamar. No sé en calidad de qué, pero lo van a llamar. Y si no lo llama el juzgado, nosotros vamos a pedir que concurra", insistió el letrado.
La lentitud de la causa
"No es que no pase nada con la causa", aclaró Federik, aunque admitió que la "mega causa" dista mucho de tramitarse con celeridad.

Explicó que "en un primer momento esto avanzó de una manera muy virulenta. Después se enteraron o se dieron cuenta claramente que los estafados eran las personas a las que estaban acusando y la continuidad no ha sido la que todos queríamos. Acá queremos resolver cuanto antes la situación de personas imputadas que han sido estafadas".

"Sabemos que existe un armado de audiencias para el año que viene con las personas que representan a las sociedades o personas jurídicas que aparecen involucradas", adelantó.
Los logros de la investigación
Para Julio Federik, los pasos dados por la Justicia han permitido "establecer la clara responsabilidad de personas que recogían el dinero para hacer las compensaciones y que después ese dinero nunca lo entregaban a Rentas. Y a todas las personas acusadas por usar el sistema de las compensaciones las perjudicaron porque han tenido que pagar de nuevo, o muchas de ellas han pagado de nuevo lo que ellos pensaban que ya habían satisfecho con el pago a través de esas compensaciones".

"No solamente están imputados -agrega- sino que tuvieron que pagar y hacerse cargo de la deuda, porque a la provincia, a ATER, nunca le ingresó el dinero que se había recaudado de esta manera".

Periodista: - ¿Hay alguien procesado?

Federik: - No hay procesamientos todavía, porque como hay una cantidad tan importante de personas, se está tratando de tomar indagatoria a todos. Esa es la decisión que ha tomado el juzgado de transición: tomar indagatoria a todas las personas y después resolver la situación procesal. Yo he pedido que se resuelva la situación de mis defendidos pero evidentemente el juzgado ha tomado la decisión que le fija el Código viejo, que habilita a dictar el procesamiento recién a partir de la última indagatoria.
Funcionarios y recaudadores
El Doctor Julio Federik distingue entre los funcionarios de Rentas que preparaban la documentación de las compensaciones, de tal manera que a los empresarios no les quedaran dudas de que todo era legal, y los encargados de recaudar los fondos, cuyo destino final se desconoce.

"A partir de las pruebas presentadas, aparece perfectamente claro que hay funcionarios de rentas que están comprometidos, que eran los que sellaban y entregaban la documentación aparentemente válida, o ideológicamente falsa, que le presentaban a los empresarios. Ellos tenían la constancia de que habían pagado absolutamente todo. Incluso cuando les llegaba la nueva boleta del impuesto, aparecía pago el período anterior que se había compensado. Estos funcionarios están comprometidos", explicó Federik.

"Por otro lado -agrega- están los recaudadores, cuyo nivel de responsabilidad es diferente al de aquellos que fueron pagadores, por decirlo así", en obvia alusión a los contadores que recaudaban los pagos de las empresas -como es el caso de Schmukler y Speroni- y los llevaban a la casa de Darío Barreto en San Salvador.
Fuente: El Entre Ríos y Oíd Mortales Radio

En esta nota

ATER Compensaciones Darío Barreto Estafa en la ATER Marcelo Casaretto

¡Comentá esta nota!

Para escribir un comentario, antes deberás seleccionar una identidad.

[X]

* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.