Política

Hugo Marsó habló sobre el parador de Urribarri

El exministro de Turismo declaró como imputado este jueves, en la causa que investiga la contratación del parador en Mar del Plata, en 2015. ¿Por qué tenía la cara gigante de Urribarri? le preguntaron.
En la causa del Parador del "Sueño Entrerriano", se investigan los supuestos delitos de peculado, defraudación al Estado y negociaciones incompatibles con la función pública.

Además de Marsó, están imputados el exgobernador y actual presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Urribarri; su cuñado Juan Pablo Aguilera; la contadora de este último, Corina Cargnel, de las empresas Tep SRL y Next SRL, vinculadas a Aguilera; el empresario y exDirector de Contenidos de Fútbol para Todos, Gerardo 'Foia' Caruso, cuya empresa, "El Juego en que andamos", fue la contratada por más de $14 millones para levantar el parador investigado.

Los fiscales tienen la mira en los "retornos" que se habrían girado desde la firma de Caruso a otras empresas intermediarias, entre las cuales están las vinculadas a Aguilera. Ese flujo de dinero que había salido del erario público, sospechan, habría sido para financiar la campaña de Urribarri, explica Gonzalo Núñer, desde el sitio Entre Ríos Ahora.

Por el momento, sólo Marsó decidió responder las preguntas de los fiscales Alejandro Cánepa, Juan Francisco Ramírez Montrull y Gonzalo Badano. La contadora Cargnel, Aguilera y Caruso se abstuvieron de declarar. En tanto, el exministro provincial compareció en fiscalía este jueves por la mañana, en una entrevista de más de una hora, en la que estuvo acompañado por su abogado Emilio Fouces.

En diálogo con Entre Ríos Ahora, Marsó rechazó la acusación, defendió la contratación realizada por el Ministerio de Turismo, que presidió durante la segunda gestión de Urribarri, y señaló que al momento de contratar a la empresa "El juego en que andamos", no conocía al empresario Gerardo Caruso, quien también fue director de Contenidos de Fútbol para Todos.

—¿Qué piensa de la acusación de la fiscalía?

—La verdad que cuando me la leyeron no lo podía creer. Yo no soy un técnico, soy un político, y cada vez que iba a tomar una decisión cuando estaba en la Municipalidad [NdelaR: fue intendente de Colón]y en el Ministerio, llamaba al asesor legal y al contable. En el caso de la provincia, está la (Unidad) Central de Contrataciones, que hizo todo al pie de la letra.

—La acusación dice que junto a Urribarri le dieron información privilegiada a Caruso.

—No, yo al señor Caruso lo conocí cuando fui a la inauguración del parador. No lo conocía antes.

—¿Y qué dice de los plazos de la convocatoria a la licitación?

—A mí me avisa el gobernador (Sergio Urribarri) que ya estaba otorgado el permiso del Concejo Deliberante (de Mar del Plata), cuando en realidad no estaba porque salió después, eso me dijeron los fiscales. Les digo que es normal, yo fui intendente, uno arregla con el Concejo que tal cosa va a salir. Al gobernador lo llamó el intendente de Mar del Plata y le dijo que estaba todo para el espacio, y el gobernador me llama a mí. Aparentemente la fecha de aprobación (por parte del Concejo) es posterior, y eso me llama la atención porque al haber sido intendente uno arregla cosas con los concejales.

—Otra parte de la acusación dice que la empresa de Caruso direccionó dinero a la campaña de Urribarri ¿Qué dice al respecto?

—No, yo no tengo idea de eso. Nosotros hicimos una promoción turística que fue un salto cualitativo en cuanto a estar presente en la costa de Mar del Plata, que terminó siendo la temporada más exitosa de la historia durante enero. Consideramos que fue una promoción porque ese público es el que nos visita a nosotros durante los fines de semana largo. Nosotros hicimos lo que nos propusimos, y se cumplió al pie de la letra. Les manifesté –a los fiscales- sobre el bajo capital de la empresa que había leído en los medios. Les digo que yo hice varias empresas en mi vida y generalmente empiezan con un capital bajo, pero acá no había adelanto de dinero. El primer pago era a los 15 días, y el segundo, a los 30.

—¿En el momento de la contratación usted sabía que Caruso estaba en Fútbol para Todos?

—No, para nada. Si se hace una encuesta en Entre Ríos, el 99% no lo conocía. Había alguna gente en el Gobierno que lo conocía; yo, no; el secretario de Turismo de la provincia, tampoco; y la gente de mi gabinete, no lo conocía. Pero es un hombre que se comprometió a hacer determinadas cosas y las hizo. Nosotros miramos eso, lo otro, nos enteramos después. Lo que nosotros fuimos a hacer con el equipo de Turismo fue promoción turística de la provincia.

Más adelante, Marsó reivindicó la gestión de Urribarri en materia turística: "Por primera vez teníamos un gobernador que había tomado al turismo como tema de Estado. Toda la vida las ciudades salimos a promocionarnos solas y nosotros salimos a promocionar a la provincia. Cuando yo le digo al gobernador qué es lo que quiere que haga, me dice hace lo que hiciste en Colón. Ahí salimos a promocionar a Entre Ríos. Los recursos del estado lo usábamos para la provincia".

—¿Por qué el parador tenía la cara gigante de Urribarri?

—Eso me enteré por la foto de "Análisis Digital". Yo fui el día que se inauguraba, no pude ir antes. Yo lo había hablado con mi secretario de Turismo, que era Alfredo Bedriñan, para que se sacara esa foto porque era desubicado, no tenía nada que ver con el parador. El día que yo llegué no estaba esa foto. En fiscalía me mostraron otra que es tipo pasacalles y yo no la vi. Estuve tres o cuatro días allá y no la vi.
Marsó no quiere "persecución política"
Al ser preguntado si considera que existe una motivación política en la causa, ya que la denuncia fue radicada por el senador de Cambiemos Raymundo Kisser, sostuvo que respeta a la Justicia y que no va a juzgar al legislador. Enseguida, dijo que espera que "lo que está pasando en Buenos Aires, no pase en la provincia", en alusión a la aceleración de causas –además de detenciones- contra de exfuncionarios kirchneristas.

"Me gustaría que la gente que esté procesada o imputada sea realmente con causa justa, no por el color político. Quiero pensar que en la provincia no sucede y no va a suceder. Siempre dije que cualquiera tiene derecho a hacer una denuncia y uno como funcionario público tiene la obligación de dar respuestas", sostuvo Marsó.

Por último, el exministro reveló que se retira de la política y que ahora está abocado a las estaciones de servicios que administra: "Mi idea es no participar más activamente en política. No voy a dejar la política. Hoy me hice cargo de una empresa, empleados, y la política ahora pasa a segundo lugar", concluyó.
Fuente: Entre Ríos Ahora Autor: Gonzalo Núñez

En esta nota

Hugo Marsó Parador Mar del Plata Sergio Urribarri Justicia Sueño Entrerriano

¡Comentá esta nota!

Para escribir un comentario, antes deberás seleccionar una identidad.

[X]

* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.