Política

La relación cliente-contador, clave en la Causa ATER

Uno de los fiscales que investiga la mega estafa de las falsas compensaciones consideró "razonable" la "relación cliente-contador" que llevó a empresarios a delegar los trámites en Schumukler-Speroni.
Desde el 2 de marzo a la actualidad se presentaron una veintena de imputados más en la llamada Causa ATER, en la que se investiga la mega estafa cometida con falsas compensaciones tributarias.

Entre quienes prestaron testimonio en el juzgado que conduce la Doctora Marina Barbagelata, se halla el concordiense Marcelo Móndolo.

Según lo explicado por el Fiscal Gervasio Labriola a los medios, Móndolo "brindó datos pertinentes y relevantes para la investigación".

En esencia, al igual que otros empresarios concordienses, transfirió la responsabilidad hacia los contadores, Julio Schumkler y Luis Alfredo Speroni. Dijo “que hacían sus gestiones a través del estudio contable" encabezado por ambos profesionales.

Al resumir las declaraciones de Móndolo, el Fiscal Labriola graficó que, según surge de los dichos del empresario, sus firmas "no hacían el abono de sus impuestos en la ventanilla de un banco" sino a los contadores.

Aclaró además que “pagaban” con el beneficio del 30% de créditos adquiridos a proveedores de salud y a distintos organismos. La ventaja de la operatoria, era pagar un 30% menos.

"Desde el punto de vista de un observador razonable de la cuestión, tenemos que entender que es una relación cliente-contador", justificó el Fiscal Labriola.

La expresión del letrado pareciera diferenciarse de los dichos del jefe de fiscales, Amilcar García, quien se ha mostrado más duro con los comerciantes y empresarios implicados.

"El profesional en el cual uno confía muchas veces", continuó diciendo Labriola, "es por relaciones de mucho tiempo, de mucha confianza entre un contribuyente que tiene bienes registrables a su nombre, o campos, o comercios, y derivan y confían en las gestiones contables de los contadores".

"Varios contribuyentes han sindicado a determinado contador, como por ejemplo el estudio Schumukler y Speroni, y estos, o sea los propios Schumukler y Speroni admiten que tenían en su cartera de clientes a estas personas y les ofrecieron hacer estas compensaciones. El camino se va acortando", dijo Labriola.

LA POSTURA DEL FISCAL JORGE AMILCAR GARCÍA

En diciembre de 2014, el jefe de los fiscales entrerrianos, Jorge Amílcar García, se pronunció respecto de la responsabilidad de los empresarios, escindiéndola de los empleados de ATER.

"Nosotros queremos tener primero el procesamiento y/o la suspensión del juicio a prueba o juicios abreviados de acuerdo a la gravedad del fraude, no para el caso de los funcionarios que irán a juicio sin más", dijo.

Enseguida agregó: "Si hay posibilidades de juicios abreviados entre comerciantes y empresarios, esto me estaría dando nombres de los principales, que son contadores, funcionarios de la propia ATER con guiños de los de más arriba. En el caso de los empresarios podrían quedar fuera de la causa con juicios abreviados, lo cual quiere decir, reconocimiento del delito y condena. Como coautores".

¿Investigará la Justicia "los guiños de los de más arriba" a los que aludió García? "Una vez que tengamos todo esto armado, comenzaremos a analizar el tema de los controles para saber quiénes son los responsables de toda esta situación", deslizó el jefe de los fiscales, tal vez respondiendo a ese interrogante.
Fuente: Diario Junio y elentrerios.com

En esta nota

Luis Alfredo Speroni ATER Gervasio Labriola Estafa en la ATER Julio Schmukler

¡Comentá esta nota!

Para escribir un comentario, antes deberás seleccionar una identidad.

[X]

* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.