Política

Lauritto, el “pato” de la pelea por 2015

A pocas horas de los comicios, la interna del Justicialismo en Concepción del Uruguay sacude al oficialismo. Las facciones en pugna planean corte de boleta y se disputan la sucesión de Urribarri en 2015. Lauritto, en el centro de la escena.
Por Adrián Pino*
eventosuruguay@gmail.com

A pocos días de las elecciones legislativas, las diferencias internas en el PJ de Concepción del Uruguay afloran con más notoriedad de lo habitual. En los corrillos de la militancia del Frente para la Victoria uruguayense se habla de traiciones, corte de boleta y enfrentamientos para “medir fuerzas” entre las facciones internas que quieren posicionar a sus líderes para el 2015.

La pelea está instalada en el seno de la dirigencia uruguayense del Partido Justicialista, que no sólo se juega el posicionamiento provincial de la ciudad sino la chance real de disputar la candidatura a Gobernador del 2015. En la carrera hay dos anotados: el candidato a Diputado Nacional, José Eduardo Lauritto, y el actual diputado provincial y exintendente Marcelo Bisogni.

El “dueño” de los votos

Las diferencias profundas que mantienen los dos dirigentes, y en especial los cuadros militantes de uno y otro sector, prometen afectar el desarrollo de la campaña electoral para los comicios de este domingo. Ambos sectores se prometieron “medir fuerzas” este 27 de octubre para determinar quién es el “dueño” de los votos. La pelea podría manifestarse directamente en las urnas, ya que de uno y otro lado amenazan con cortar boleta para disminuir el caudal electoral de su contendiente.

Por el lado de Marcelo Bisogni, el exintendente uruguayense volvió a reunir a su tropa hace pocas semanas y activó fuertemente la militancia barrial. Hoy lidera de la mano de las cooperativas sociales las acciones de campaña en el territorio con la pegatina de carteles y la recorrida barrial donde sus cuadros tienen buena inserción y recepción. En el mensaje que “bajan” a los votantes, no se descarta que puedan dejar fuera de la urna el cuerpo de la boleta que contiene la candidatura de Lauritto para acompañar con el voto sólo a Urribarri, con la clara intención de evidenciar quién lidera el aparato electoral en Concepción del Uruguay.

Del otro lado, la resurgida militancia de José “Pato” Lauritto sigue el camino inverso: recorre los barrios con actos protagonizados personalmente por el actual Ministro de Educación que aún goza de buena imagen en diversos sectores sociales e ingresa sin problemas en los barrios de la ciudad. A su retiro, los seguidores de Lauritto repiten una fórmula que ya ensayaron en las PASO del 11 de agosto: incluir la boleta de Lauritto en la urna, acompañada del cuerpo de candidatos a Senadores que lidera Alfredo De Ángeli de Unión por Entre Ríos. En la jugada de un sector del “laurittismo” pretenden evidenciar la escasa tracción de votos del resto de los dirigentes del PJ uruguayense y enviar una clara señal al Gobernador Urribarri sobre lo necesario que es Lauritto para cosechar votos en el territorio uruguayense.

Si en las últimas horas antes de la elección, las partes en pugna no logran acuerdos importantes, los resultados del domingo mostrarán seguramente centenares de boletas del Frente para la Victoria cortadas a la mitad: unas sólo con el nombre de Lauritto y otras sólo con la foto de Urribarri.

La sucesión 2015

Además del control territorial, los sectores en pugna se juegan la sucesión 2015 para determinar quién puede reemplazar a Urribarri en el gobierno provincial. La decisión de posicionar a Lauritto como principal candidato del oficialismo en Entre Ríos tuvo un doble efecto: acumular votos detrás de la figura de un dirigente que todavía preserva buena imagen, pero a su vez “sacarlo de la cancha” para que Lauritto esté lejos de la disputa provincial de 2015, perdido en la numerosa Cámara de Diputados de la Nación. De esta manera se allanaba el camino para que Bisogni se posicionara como referente de la ciudad con aspiraciones provinciales.

Por eso algunos allegados al Pato Lauritto lanzaron como tubo de ensayo el supuesto acercamiento con Sergio Massa, como una advertencia para aquellos que quieren dejarlo fuera de carrera antes de tiempo: “si no lo dejan participar, no tengan dudas que se va a presentar como candidato a Gobernador del Frente Renovador de Massa”, parecen haber querido decir con la operación de prensa que filtró un supuesto acercamiento de Lauritto con el Intendente de Tigre. La cercanía de Lauritto con la figura de Jorge Busti, a quien prometió “lealtad” desde su provisorio alejamiento de la política en 2003, completó la verosimilitud del supuesto acercamiento con Massa.

De todos modos, Lauritto ha profesado su lealtad a la figura de Sergio Urribarri y si bien no se siente contenido desde hace tiempo por el proyecto político, tampoco va a dar el salto, como pretenden instalar algunos. Sus abiertas diferencias con Pedro Báez, el superministro de propaganda de Urribarri, lo mantienen a raya de las partidas presupuestarias y en el ojo de las miradas de quienes ya se calzan el traje de candidato a Gobernador, mientras impulsan con ansias el posicionamiento nacional del actual mandatario entrerriano.

Pero en su haber, Lauritto tiene una larga lista de “sacrificios” para con Urribarri que en algún momento espera “cobrar”: su retiro de la interna en Concepción del Uruguay para disputar la Intendencia; el pedido para que abandone la candidatura a Vicegobernador en 2011 a la que accedió; la cesión del Ministerio de Desarrollo Social que iba a ocupar originariamente, y la renuncia a la banca de Diputado provincial para la que fue electo y asumir en cambio el nuevo Ministerio de Educación que ocupa actualmente. Una larga lista de “renunciamientos” que Urribarri tiene muy en cuenta. Y Lauritto lo sabe.

Postales:

- En la reciente recorrida a la fastuosa obra de la Avenida Costanera en la Isla del Puerto que gestionó Lauritto, el candidato no estuvo presente cuando el Gobernador desembarcó en Concepción del Uruguay.

- Los enfrentamientos internos en el PJ ya dejaron como saldo la rotura del auto del concejal oficialista Leonardo Blanc que responde al mando de Bisogni.

- La quema del cartel donde aparecía la foto del Senador Bonato (PJ) fue una señal destinada a manifestar el malestar de un sector del PJ con la figura de Lauritto.

*El autor es periodista y titular de la Cátedra de Investigación Periodística de la Universidad de Concepción del Uruguay.
Fuente: El Entre Ríos (edición impresa)

En esta nota

Elecciones 2013 Marcelo Bisogni Concepción del Uruguay Eduardo Lauritto

¡Comentá esta nota!

Para escribir un comentario, antes deberás seleccionar una identidad.

[X]

* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.