Con el acuerdo de Precios Cuidados, el gobierno nacional armó una canasta de $340. Si la ayuda escolar por hijo será de $510, el dinero debería sobrar. Demos una vuelta por los comercios y cada cual saque sus conclusiones.
El Jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, junto al secretario de Comercio, Augusto Costa, anunció que la canasta escolar cuesta $394 y está integrada por 35 artículos. Para la zona Centro, Cuyo y Litoral, el gobierno calculó un incremento del 5%. Si bien se promociona como “de alcance nacional”, se aclara que “los productos de la canasta escolar se comercializarán en supermercados de grandes superficies de todo el país (hipermercados)”, lo que inevitablemente deja relegados a muchos pueblos y ciudades del interior.

Intentando pintar un panorama de lo que ocurre en Colón, y con el fin de comparar los precios con los del año pasado, decidimos visitar los mismos negocios que en febrero de 2013.

En Librería Balcarce (Urquiza 177, de Colón y Lavalle 1837, de San José) las mochilas escolares van desde los $150 las tradicionales y desde $400 las que vienen con carrito, precios similares a lo del año pasado, aunque el ojo de las mamis –especialistas en resolver la ecuación calidad/tamaño/precio- deberá evaluar si la estabilidad en el costo es real o en detrimento de alguna de las variables.

Cartucheras también hay para todos los bolsillos: arrancan desde los $20.

Los cuadernos de tapa dura que hace un año valían $16, 50 (50 hojas) y $28 (100 hojas), ahora cuestan 19,90 y 32 respectivamente. En el caso de los cuadernos comunes, de $2 pasaron a $5.

12 unidades de lápices de colores en 2013 se conseguían desde $9, 90 y este año desde los $18. Las fibras parecen obedientes a las cifras inflacionarias publicadas por el INDEC y se mantuvieron estables: alrededor de $12 la docena. El sacapuntas es otro de los artículos dispuesto a darnos un respiro: ni un centavo más de los $2,50 que salía en febrero último.

El lápiz negro y la goma blanca pasaron de los $2 a los $2,50, y la birome de los $2,50 a los $3. Al corrector se ve que le dan mucho trabajo: de $6 pasó a costar $8,90.

Pasemos a las hojas: el repuesto de 480 de primera marca está en oferta a $65 (el precio real sería $79,90). El año pasado iban desde los $55, dependiendo de la marca. Las hojas tipo canson que cuestan $5,50 (N°5) y $3,50 (N°3). Salían 3,50 y $2, respectivamente. Mejor aprender a dibujar los mapas, pues este año calcar sale el doble: las hojas pasaron de $4 a $8.

Las carpetas que antes iban desde los $15 ahora van desde los $20. Las tijeras están por las nubes; en 2013 arrancaba en los $4 y ahora en los $12.

Con lo que costaba una Voligoma grande ahora no compramos ni una chica. En 2013 estaban a $3 y $4 (chica y grande) y ahora están a $4,50 y $5,50.

Para la clase de geometría, conseguimos un set que incluye regla, transportador y escuadra a 9,90. El año pasado había de $6.

A vestirse

Volvimos a New History (J. D. Perón 122 y Andrade 22, de Colón), para conocer el precio de guardapolvos y calzados.

Los guardapolvos rectos de primera marca salían $79, $132 y $169 (talles 6, 12 y 16 respectivamente). Pero eso es historia vieja. Este año salen $100, $167 y $216. Los más económicos costaban $70, $81 y $100; ahora los pagamos $85, $115 y $145. No hace falta ser economista (simplemente madre) para darse cuenta que con el dinero que en el ciclo lectivo pasado comprábamos un delantal de las marcas más reconocidas, en esta oportunidad no compramos ni uno de segunda marca.

En el caso de los guardapolvos tableados que costaban $108, $180 y $229 (talles 6, 12 y 16), en 2014 están a $144, $233 y $292. Igual hay otra opción a $120, $165 y $200, de acuerdo al talle y en una de las marcas más económicas.

El calzado, como siempre imprescindible (y caro). Encontramos zapatillas de lona desde los $50; las de primera marca salen $235 y zapatos escolares simil cuero desde los $200.

El acuerdo para cuidar los precios

La canasta conformada por el Gobierno de la Nación propone precios únicos para cada producto en todas las cadenas participantes (Carrefour, Jumbo, Vea, Toledo, Coto, Walmart, La Anónima y Libertad), con una reducción promedio de precios respecto a los últimos relevamientos en supermercados del 26%.

Calcularon que el costo de la canasta más cara para un escolar es de $397, y que en el interior del país la diferencia de precios no debería ser mayor al 10%.

Está conformada por 12 artículos de Papel (cuadernos, repuestos, mapas y carpetas); 7 artículos de Dibujo y Plástica (Papel glacé, témperas, marcadores, adhesivos); 11 artículos de Escritura (lápices, bolígrafos, crayones, pinceles); indumentaria para la escuela (mochila, guardapolvos en 4 talles).

Según los precios propuestos por el gobierno nacional, una Voligoma debería pagarse a $2, 55, un cuaderno de tapa dura $11,99, un guardapolvo recto entre $39 y $73. De todas formas, con el listado (se puede ver completo en www.casarosada.gov.ar) es difícil hacer cálculos, ya que no se mencionan unidades ni tamaños de los productos. Por ejemplo los lápices de colores Greencastle cuestan $9,90 en la canasta de Precios Cuidados, pero no detalla si se trata de una caja de 6 o 12 unidades, ni si son de tamaño chico o grande.

Del acuerdo participaron las siguientes marcas: Akapol, Pelikan, Bic, Ledesma, Ángel Estrada, Acrocel, Maped, Luma, Induart y Faber-Castell.

El aumento de la ayuda escolar

Lo que los padres tanto pedíamos a gritos se hizo realidad. A principio de mes, Cristina Fernández anunció por cadena nacional que a partir del 1º de marzo la asignación por ayuda escolar anual aumenta de $170 a $510 por cada hijo que concurra al colegio. “Lo que representa un aumento del 300%”, dijo Cristina en tono bien claro y pausado para dar lugar a los aplausos. Y –hay que decirlo- daban ganas de aplaudir, pues escuchar que algo a favor de la gente aumenta un 300%, es una de las mejores noticias de los últimos tiempos.

Igual, la presidenta olvidó recordar que desde 2008 no aumentaba la ayuda escolar, y que según estimaciones realizadas a comienzos de 2013, solo con $750 se alcanzaba a cubrir lo básico para mandar a un chico a la escuela. Con la inflación de este año (la real e incluso la del INDEC), nos arriesgamos a decir que esta cifra ha ido ampliamente superada.

Después es materia discutible cuál o cuáles de los eslabones de la cadena se está quedando con nuestro dinero, y nosotros como consumidores deberemos revisar si con nuestra conducta al momento de realizar la compra no estamos favoreciendo los precios abusivos.

Ahora bien, recordemos que la ayuda escolar se cobra una sola vez al año y que los útiles y la indumentaria se continúan comprando durante todo el ciclo lectivo, pues las hojas no pueden volver a escribirse y los lápices se gastan, por citar sólo dos ejemplos.

“Se asegura así que las familias cubran las necesidades de sus hijos en edad escolar”, dice el gobierno nacional desde su página web, refiriéndose a los $510 que cobraremos a partir de ahora (y quién sabe hasta qué año).

Permítannos dudar de que las cuentas cierren.

¡Enviá tu comentario!

Para escribir un comentario primero deberas seleccionar una identidad