Atención

Esta imágen puede herir
su sensibilidad

Ver foto

Compartir imagen

Agrandar imagen
Vercellino, López, Retamar y Lazza.
Vercellino, López, Retamar y Lazza.
Vercellino, López, Retamar y Lazza.
En el encuentro de ida de las semifinales de la Región Litoral Sur del Torneo Federal Regional Amateur de fútbol, Atlético Paraná le ganó por 4 a 2 a Libertad, en Concordia, y sacó una buena diferencia de cara a la revancha que se jugará el próximo fin de semana en el estadio “Pedro Mutio” de la capital entrerriana.

El encuentro se disputó en la cancha enclavada en el Parque “Mitre” de la Capital del Citrus y fue controlado por el árbitro victoriense Santiago Folmer.
Primer tiempo
Libertad enseguida tomó las riendas del partido, en contrapartida Atlético Paraná lo esperó en su cancha y buscó recuperar la pelota para salir rápido. Así, a los cuatro minutos llegó la primera para el dueño de casa,

Vercellino, un ex “Gato”, disparó desde afuera del área y contuvo Vergara. Un rato más tarde, Farías, que fue un dolor de cabeza para la defensa visitante, desbordó por la izquierda y quedó cara a cara con Vergara, que lo ahogó en el momento justo y se quedó con la pelota.

Con el correr de los minutos, el “Decano” comenzó a salir un poco más y emparejó las acciones, entonces el partido se transformó en uno típico de este tipo de torneos e instancias. En este marco, recién a los 18 minutos el “Rojiblanco” paranaense tuvo la primera aproximación, fue con una pelota larga de Mansilla para Estupiski, pero llegó primero el arquero local, Ortíz.

Enseguida nomás, en una gran jugada, Libertad casi tuvo el primero. La tocaron casi todos y Vercellino no pudo definir a pocos metros del arco visitante.

Y así, casi sin proponérselo, Atlético Paraná desniveló el tanteador. Un remate desde fuera del área dio en la mano de Trinidad y el árbitro Folmer pitó penal. A los 24 minutos Stupiski se hizo cargo, pateó a media altura, a la derecha del arquero Ortíz que adivinó y tapó el remate, pero en el rebote apareció Ponce De León para abrir la historia.

El gol impactó en el “Lobo” que fue en la búsqueda del empate, pero lo hizo sin ideas claras para doblegar a Vergara. Encima, en la segunda clara, a los 39 minutos, Paraná volvió a golpear. Stupiski recibió un largo envió, habilitó a Ponce De León y por segunda vez en la noche doblegó a Ortíz para estirar la ventaja.

Pero cuando se moría la primera parte, Farías metió una habilitación estupenda de espaldas para habilitar a Portillo que definió con la cara externa por encima de Vergara, para achicar la diferencia antes de ir a los vestuarios.
Segundo tiempo
A la vuelta del descanso, Libertad tomó nuevamente las iniciativa del partido y Atlético Paraná, como en la primera parte, se paró bien de contragolpe. Por esa vía, a los ocho minutos, Ponce De León tuvo una clarísima para anotar el tercero del Gato y de su cuenta personal, desairó a un defensor local y cuando definió Ortíz lo atoró justo para impedir otro grito.

Después el Lobo tuvo la pelota, pero careció de efectividad. En eso, claro, mucho tuvo que ver al pressing del Rojiblanco que en casi todo el partido duplicó la marca al rival.

Entonces, cuando pasaba poco, el “Gato” tuvo un corner y Stupiski su revancha. El delantero le ganó a todos arriba y puso el 3 a 1. A pesar de la distancia en el marcador, la historia estuvo lejos de estar sentenciada. Es que el dueño de casa se fue con todo en la búsqueda del descuento.

De tanto ir, a los 25 minutos Folmer cobró una mano dudosa dentro del área, después de un pelotazo largo. Gustavo Trinidad se paró delante de la pelota y la tiró afuera. De igual manera, y lejos de quedar golpeado anímicamente por el penal errado, el dueño de casa fue por más y encontró su premio a los 37 minutos. Después de un centro desde la izquierda, Farías metió un frentazo que hizo estéril la volada de Vergara y otra vez puso a su equipo a un gol de diferencia.

En los instantes finales el de Concordia lo buscó, con más amor propio que fútbol. Pero el Decano tenía preparado otro golpe: a los 48 minutos, con todo el equipo local volcado en la búsqueda del empate, el Rojiblanco metió un contra letal. Retamar corrió con la pelota unos 30 metros y lejos de ponerse nervioso, la picó por encima de la humanidad de Ortíz para sentenciar la historia.
Fuente: Ascenso del Interior

Enviá tu comentario