Atención

Esta imágen puede herir
su sensibilidad

Ver foto

Compartir imagen

Agrandar imagen
Todo comenzó pasado el mediodía del sábado, cuando un pequeño jugaba y fue mordido en su brazo por una serpiente Yarará.

Los adultos a cargo se dieron cuenta de inmediato y se activó el protocolo de seguridad que se cumple en estos casos, dándole al menor un tratamiento con suero antiofídico de inmediato.

Por estas horas se encuentra estable. De todas maneras, la picadura de esta serpiente puede ser mortal y si bien por estas horas el niño se encuentra estable, se deben aguardar las 48 horas luego de acontecido el hecho para destacar todo tipo de complicaciones.
Fuente: Radio City

Enviá tu comentario