Atención

Esta imágen puede herir
su sensibilidad

Ver foto

Compartir imagen

Agrandar imagen
Pasadas las 14 del miércoles, los choferes de colectivos de Paraná comenzaron a prestar servicio nuevamente, al ver acreditados en sus cuentas los haberes que se encontraban pendientes de pago, con lo cual resolvieron el levantamiento de la medida de fuerza que venían llevando adelante desde la semana pasada.

Esta retención en el transporte urbano se había iniciado el jueves 22 de abril, cuando se decidió la medida en reclamo del 50% de los sueldos que debía la empresa a sus empleados. En ese momento, se decidió realizar el paro diariamente en horario nocturno, desde las 20 y hasta las 9 de la mañana del día siguiente.

Sin éxito, la Secretaría de Trabajo de Entre Ríos intervino en el conflicto entre las empresas de transporte y la Unión Tranviarios Automotor (UTA), cuando a principios de semana dispuso la conciliación obligatoria y la suspensión del paro. Sin embargo, desde el gremio rechazaron tal resolución.

El martes se había resuelto un endurecimiento de la medida de fuerza: la retención del servicio pasó a realizarse desde las 9 y hasta las 20, afectando a la franja horaria de la actividad laboral en Paraná. La medida se implementaría hasta el viernes y luego se evaluarían los pasos a seguir, en caso de que la firma Buses Paraná no pagara los sueldos.

Finalmente, no hizo falta un nuevo endurecimiento de la metodología de protesta, dado que este miércoles en horas del mediodía los trabajadores comenzaron a ver acreditado el pago de los salarios pendientes y enseguida los colectivos volvieron a circular.
Fuente: UNO Entre Ríos

Enviá tu comentario