Atención

Esta imágen puede herir
su sensibilidad

Ver foto

Compartir imagen

Agrandar imagen
En plena pandemia, un sacerdote italiano sacrificó su vida para cederle su respirador a un joven paciente que no conocía. Se trata del padre Giuseppe Berardelli, de 72 años, quien murió en un hospital ubicado en Lovere, Bérgamo, este lunes, tras contraer coronavirus.

Según informaron desde el hospital Lovere, el sacerdote Berardelli se negó a usar el respirador que sus feligreses le compraron. En cambio, decidió dárselo a un paciente más joven que luchaba por su vida.

A través de las redes sociales, cientos de usuarios le rindieron homenaje al cura, a quien calificaron como un mártir, incluso, algunos ya lo llaman el santo del coronavirus: “Don Giuseppe Berardelli, patrón de los que sufren de coronavirus y todos los que los cuidan, ¡ruega por nosotros!”, comentan los usuarios.
Al menos 60 sacerdotes han muerto en Italia
The Sun informó que al menos 60 curas han muerto en Italia a causa del Covid-19, en la nación con más bajas humanas por este contagioso virus.

Bérgamo, ciudad donde falleció Berardelli, es una de las más afectadas por el coronavirus en ese país europeo, y más de la mitad de todas las muertes relacionadas con el virus han ocurrido en ese territorio.

El Papa Francisco también sumó su rezo por ellos: “Gracias a Dios por este ejemplo de heroicidad”.
Fuente: Sun UK y Aleteia

Enviá tu comentario