Atención

Esta imágen puede herir
su sensibilidad

Ver foto

Compartir imagen

Agrandar imagen
La Fundación Desarrollo Regional Salto Grande administra fondos para la realización de pruebas diagnósticas COVID-19 en el Laboratorio de Virología Molecular.

La Fundación Desarrollo Regional Salto Grande transita su undécimo año de vida, apostando solidariamente desde su creación al desarrollo local y regional. En este sentido, ha mantenido un permanente vínculo con la Universidad de la República mediante un convenio marco de colaboración recíproca y que ha permitido a la Fundación brindar su apoyo en reiteradas oportunidades, administrando fondos de diferentes proyectos desarrollados por unidades y sectores del Cenur Litoral Norte.
Intervención desde Salto
La presencia del virus COVID-19 en Uruguay ha requerido la intervención del Laboratorio de Virología Molecular del Centro Litoral Norte, sede Salto, para la realización de análisis de pruebas diagnósticas de muestras provenientes de instituciones de salud pública y privada.

Esta operación también cuenta con el apoyo de la Fundación, que se ocupa de la administración de los fondos recibidos por el cobro de cada test realizado y ejecuta las órdenes para la realización de compras de los insumos requeridos por el laboratorio.

Esta iniciativa genera un aumento muy importante de la capacidad que tiene el país para procesar muestras de personas con sospecha de la enfermedad, que desde el pasado martes 31 se ha incrementado con 50 pruebas diarias en el laboratorio de Virología Molecular de la ciudad uruguaya vecina a Concordia, Entre Ríos; y 90 en el Instituto Pasteur de Montevideo.
Barbijos en un taller de costura
El taller de costura del INR Salto fabrica tapabocas con maquinaria donada por la Fundación. Tras conocerse los dos primeros casos de COVID-19 en Salto, participantes del taller de costura del INR Salto fabricaron barbijos, o tapabocas como le llaman en Uruguay, para cubrir la demanda interna de la Unidad.

La iniciativa fue impulsada por la Sub Dirección Nacional Administrativa, poniéndose en contacto con los docentes que imparten clases allí a partir del convenio con el Instituto Nacional de Empleo y Formación Profesional (INEFOP) y el Sindicato Único de la Aguja (SUA) desde hace 5 años.

En el Llamado 2018 de la Fundación un grupo de costureras, que forman parte del Sindicato de la Aguja de Salto, presentó el proyecto “Costurero Comunitario” con el objetivo de capacitar a personas privadas de libertad. La iniciativa demandaba una primera máquina de tipo industrial, una collareta, que finalmente fue adquirida y entregada por la Fundación a principios del año 2019.

Según informó el Ministerio del Interior en un comunicado, visto el resultado positivo de esta tarea, se les encargó a los presos seguir elaborando tapabocas para el personal policial que se encuentra prestando servicio en las calles.
Fuente: Diario El Pueblo de Salto.

Enviá tu comentario