Atención

Esta imágen puede herir
su sensibilidad

Ver foto

Compartir imagen

Agrandar imagen
En un lote arrendando será necesario trilla 4.900 kilos por hectáreas para cubrir los costos, advierte un informe de la Bolsa de Cereales entrerriana y el INTA Paraná.

En la campaña 2020/21, en Entre Ríos un productor necesita cosechar, en promedio, 4.900 kilos por hectárea de maíz para cubrir los costos de arrendamiento, insumos y comercialización, según un estudio elaborado por la Bolsa de Cereales entrerriana y el INTA Paraná.

“En tanto, en campo propio se requieren 4.100 kg/ha. Los valores son obtenidos a partir de un precio de 129 U$S por tonelada”, precisa el informe. Al margen que logren los productores, si la campaña es buena y se supera el rinde de indiferencia, luego hay que descontarle el paquete de impuestos y retenciones.

El informe también recuerda cuáles son los rindes promedio en las distintas regiones de Entre Ríos. Para el norte de la provincia (departamentos de Villaguay, Federal, Feliciano y La Paz), el rinde promedio del último quinquenio es de 5.800 kg/ha. El productor requiere cosechar unos 3.950 kg/ha en campo propio para cubrir los gastos de implantación y cosecha. Y en el caso que sea arrendado, los kilos necesarios obtener son 4.570 kg/ha para cubrir todos los costos.

En la zona sur (departamentos de Tala, Uruguay, Gualeguay y Gualeguaychú), con 5.130 kg/ha se cubren todos los gastos incluyendo el arrendamiento, mientras en campo propio se requieren 4.170 kg/ha. El rendimiento promedio de esta zona es de 7.000 kg/ha en los últimos cinco años.

En la zona este (departamentos de Federación, Concordia, San Salvador y Colón), la más alejada del puerto de Rosario, para los últimos cinco años el rendimiento promedio de maíz de primera ronda los 5.800 kg/ha. El productor en esta zona necesita unos 4.610 kg/ha para cubrir todos los gastos con arrendamiento y, sin arrendamiento, requiere unos 3.990 kg/ha.

Y para la zona oeste (departamentos de Paraná, Diamante, Victoria y Nogoyá ) se deben cosechar 4.970 kg/ha para cubrir los gastos, más el arrendamiento, y en el caso de un productor en campo propio sin los kilogramos necesarios a cosechar son de 4.040 kg/ha. Para esta zona el rinde promedio en el último quinquenio de 6.800 kg/ha.

El informe concluye que en todas las zonas de la provincia los rendimientos de indiferencia necesarios para cubrir los costos están por debajo de los rendimientos promedios esperados, calculados como promedio de los últimos cinco años.
Fuente: Clarín

Enviá tu comentario