Atención

Esta imágen puede herir
su sensibilidad

Ver foto

Compartir imagen

Agrandar imagen
Un condenado de 20 años, que se encontraba alojado en la cárcel de Paraná, debió ser internado de urgencia en la madrugada de este lunes, en el hospital San Martín. Los médicos establecieron que el joven había ingerido una bombilla.

El muchacho oriundo de Paraná, debió ser asistido en el nosocomio y luego derivado al sector de cirugía, para avanzar este martes con la intervención quirúrgica del interno que está custodiado por personal del Servicio Penitenciario.

Se conoció que voluntariamente el condenado decidió ingerir la bombilla, tras padecer algunos problemas familiares. Enojado decidió tragarse el elemento, por lo que debió ser trasladado de urgencia hacia el San Martín.

Las autoridades de la cárcel de Paraná, informaron a la fiscalía en turno, que hace un tiempo atrás el preso había tenido un altercado con sus familiares, y en los últimos días tuvo otra recaída emocional que lo habría llevado a tomar esta decisión.
Fuente: Uno Entre Ríos

Enviá tu comentario