Atención

Esta imágen puede herir
su sensibilidad

Ver foto

Compartir imagen

Agrandar imagen
Tres policías federales y dos civiles declararon este lunes frente a los jueces federales Lilia Carnero, Roberto López Arango y Noemí Berros. Fue la décima jornada en el juicio que investiga las causas “Narcoavioneta” y “Narcomunicipio”.

Lo más saliente fue la minuciosa testimonial de un policía federal sobre el operativo mediante el cual se interceptó una avioneta en el campo de los hermanos Ghibaudo, en Villa Urquiza, y el secuestro de más de 300 kilos de marihuana. Además se exhibieron fotos de ladrillos de cocaína que estaban en uno de los celulares secuestrados en la segunda causa.
La avioneta en Villa Urquiza y el contenido de celulares
Sergio Andrade participó del operativo mediante el cual se interceptó una avioneta en Villa Urquiza, el 28 de mayo de 2017. “Cerca de las 16 se acercó una Saveiro blanca con vidrios polarizados por el camino que va a la balsa en Villa Urquiza. Se comentó que ese vehículo era de (Patricio) Larrosa. Después la camioneta volvió y a los 10 o 15 minutos escuchamos una avioneta. Ingresamos al campo de los Ghibaudo. Había una S10 cargada con marihuana al lado de la avioneta y una a unos metros Hillux. En el lugar estaban los dos Ghibaudo (Raúl y Omar) y Céparo (Luis Orlando)”, describió el policía.

De esa escena se escaparon tres hombres. “Encontramos a uno debajo de un árbol. A los 10 o 15 minutos dejamos de buscar porque llegó el helicóptero de la Policía”, dijo. “Era una zona de monte tupido, no podíamos pasar mucho”, refirió.

Cuando se le pidió al agente que precise detalles, acotó que “la avioneta estaba al final del campo, cerca de una arboleda”. “La S10 estaba de culata a la avioneta. Cuando llegamos al lugar la camioneta ya estaba cargada. Descargamos como unos 30 paquetes con ladrillos adentro e hicimos los reactivos. Cada ladrillo tenía 1 kilo aproximadamente”, acotó y añadió que en el lugar también había lonas.

Andrade recordó que la casa de los Ghibaudo estaba en construcción y tenía corrales de animales pegados. “Ahí había un hermano mayor de ellos. Encontramos carabinas”, precisó.

El mismo policía realizó pericias en los teléfonos secuestrados en el marco de la causa “Narcomunicipio”. Por eso le hicieron reconocer actas y leyó en voz alta algunos mensajes que él mismo seleccionó, considerando el interés para la investigación.

–Turro, si tenés algo descartá porque anda la Federal reventando –.

–¿Vos qué andás haciendo? –

–Yo contando–

–Amiga mía, ¿está bien lo que te llevé? –

–Sólo faltan 100–

Después se exhibieron algunas fotos que, según interpretó Andrade, estaban en el teléfono de Juan Manuel Gómez, alias Nacho. Se mostró un ladrillo de cocaína arriba de una balanza digital. Pesaba 981 gramos y estaba sellado con un pequeño león. “Eso indica quién es el proveedor”, acotó el policía.

Inmediatamente después se mostró otro ladrillo de cocaína. “Este ya se había empezado a fraccionar”, indicó Andrade y agregó: “La marca es HD”.
Dinero y armas
José Luis Cabrera es oficial inspector de la Policía Federal de Córdoba. Como desde 2017 Paraná y Córdoba dependen de una misma región con cabecera en Rosario, Cabrera viajó desde la provincia mediterránea para colaborar en un allanamiento que se desarrolló en Paraná, vinculado a la causa “Narcoavioneta”.

El operativo fue en la casa de Cristian Silva. “En el domicilio había un hombre, una mujer y un niño que tenía que ir al colegio. Afuera había un motorhome estacionado”, mencionó. “La orden de allanamiento era para buscar droga, dinero y armas. Encontramos dinero, una suma importante, no era de bolsillo. Había 8 o 9.000 pesos, dólares y euros. También encontramos armas”, contó.
Otros allanamientos
Gastón Maximiliano Montepeloso fue el tercer policía en declarar este lunes. Participó de las detenciones a Laura Zurita y Miguel Ángel Celis, alias Titi. También estuvo en el Palacio Municipal y en el Concejo Deliberante.

El policía contó que el procedimiento en la vivienda de Zurita ocurrió en los carriles normales y se explayó más sobre el operativo en la casa de Titi Celis, en San Benito. “El domicilio estaba vacío. Parecía que recién habían salido. De hecho encontramos una computadora prendida con un Facebook abierto y un chat reciente”, detalló. “Se secuestró una balanza grande, tipo de negocio. Había elementos de almacén como heladeras. Al rato apareció una señora y después llegó Celis caminando por la calle”, describió.

También contó que cuando fueron al Palacio Municipal y al Concejo Deliberante llegaron con órdenes para secuestrar celulares que no encontraron.
Testigos civiles
Por otro lado declararon dos testigos civiles.

LM contó que hace más de dos años iba una mañana caminando a su trabajo cuando la paró la policía. “Me preguntó si tenía el DNI conmigo y le dije que sí. Me dijo que suba a una camioneta y cuando estaba arriba me dijo que iba a ser testigo de un operativo. Fui a un barrio y una casa que no conocía. Era una vivienda humilde, con dos habitaciones, una cocina y un baño. Encontraron un poquito de marihuana pero dieron vuelta todo”, remarcó. Dijo que no se cruzó con los habitantes, una pareja que los policías mantuvieron en otra habitación.

AL recordó que estaba en Villa Urquiza pescando con amigos cuando la policía le pidió que salga de testigo. Recordó una avioneta, vehículos y muchas personas en el lugar. “Había una camioneta cargada al costado de la avioneta”, recordó y acotó que también recorrió la casa de la chacra.
Fuente: Análisis Digital

Enviá tu comentario