Atención

Esta imágen puede herir
su sensibilidad

Ver foto

Compartir imagen

Agrandar imagen
Respondió a las acusaciones del urribarrismo.
Respondió a las acusaciones del urribarrismo.
Respondió a las acusaciones del urribarrismo.
Jorge Amílcar Luciano García, procurador general de Entre Ríos, defendió la actuación del Poder Judicial en las causas donde se investigan delitos de corrupción en el ámbito de la administración pública y rechazó las acusaciones de “persecución política” que hiciera el abogado Raúl Barrandeguy, defensor del ex gobernador Sergio Urribarri.
Sin mencionarlo, hizo referencia a la detención de Boudou
“La Justicia de Entre Ríos es absolutamente independiente, que no se presta a persecuciones políticas, no hemos armado show, no hemos sacado a la gente en pijama de su domicilio”, resaltó el procurador.

“En un juicio público, delante de todo el mundo, veremos si las empresas pertenecen al funcionario que está imputado, si el gobernador es inocente de las maniobras de un ministro o si tuvo algo que ver. Eso se decidirá en un juicio, lo único que queremos hacer es llevar a juicio a las personas”, agregó.
Sobre las acusaciones hechas por Barrandeguy
De esta forma, el jefe de los fiscales respondió a las críticas del abogado Barrandeguy, quien había manifestado que el ex gobernador Urribarri era víctima de una “persecución política”. “Eso me da mucha gracia”, dijo García. Aseveró, más adelante, que “en un proceso penal, la defensa no tiene compromiso con la verdad, no está obligada a aportar nada de prueba ni a decir la verdad; eso tiene que ver con la persuasión y el encanto de las palabras, que no tienen vinculación con la verdad”. “En el Ministerio Público Fiscal, en cambio, estamos obligados a la verdad rigurosa, a defender los principios de objetividad y de legalidad; y el juez tiene el deber de imparcialidad. Los defensores no tienen obligación con la verdad y dicen esas cosas, plantean sospechas y rumores que son parte de la chicana jurídica”, dijo y añadió que “hace un tiempo a mí me acusaban de encubrir al gobierno anterior y ahora dicen que lo perseguimos”, ironizó.
Con Alanís y Re “se hizo justicia”
En otro tramo de la entrevista, García se refirió también a la condena del ex vicegobernador Héctor Alanis y el senador Humberto Re. “Creemos que se hizo justicia en una causa donde hubo una sustracción de fondos públicos muy importante desde los más altos funcionarios del Senado y, sobre todo, con una connivencia entre los partidos de gobierno y oposición en ese momento y también hubo una complicidad de los funcionarios del Tribunal de Cuentas que debían controlar que no se sustrajeran esos fondos”, apuntó el procurador.
Delitos “de prueba difícil”
Dijo, consultado por el tiempo que demandó la investigación penal y de algún modo justificó la demora, que “los procesos que tienen que ver con delitos no convencionales, vinculados con el fraude al Estado son de prueba difícil. Cuando los involucrados están en el poder, difícilmente se puedan obtener las pruebas porque quien está en el poder oculta las pruebas; las pruebas vienen cuando el funcionario deja el poder, cuando hay un rival o cuando cae”.

Resaltó, de todas maneras, que “el tiempo de la justicia es el tiempo que se necesita para obtener las pruebas para llevar a juicio a las persona y obtener la condena de los responsables. Pero lo importante es que el Poder Judicial entrerriano no es un Poder Judicial connivente”.

Aclaró, entonces, que “puede demorar más tiempo, puede tener más dificultades para obtener las pruebas, pero las investigaciones tardan y es el tiempo del Poder Judicial. A lo que tenemos que acostumbrarnos es a que el sistema jurídico tiene sus tiempos, que son los tiempos del debido proceso y si la defensa hace su tarea para dificultar la obtención de las pruebas y los imputados hacen lo posible para ocultar las pruebas, la investigación se dificulta y demora más años”.
Fuente: FM Litoral - Página Judicial.

Enviá tu comentario