Atención

Esta imágen puede herir
su sensibilidad

Ver foto

Compartir imagen

Agrandar imagen
Familiares y amigos de Sarba, hoy en Tribunales.
Familiares y amigos de Sarba, hoy en Tribunales.
Familiares y amigos de Sarba, hoy en Tribunales.
Este jueves, familiares y amigos de María Elena Sarba fueron hasta los Tribunales de Concordia. Hicieron sentir su pedido de justicia por el crimen ocurrido el 4 de mayo último. Hay malestar porque el presunto autor del asesinato es un menor y está en libertad. Sobre calle Mitre, a metros de Pellegrini, se concentró el reclamo. Hicieron saber que “el asesino de María Elena está libre” y exigieron que se le dicte la prisión preventiva dado que, actualmente, ya tiene 18 años. Ese fue el planteo, que también recibió personalmente el doctor José Arias, fiscal del caso.
“Era menor al momento del hecho”
“El caso está bastante claro, está próximo para ser remitido a juicio”, destacó el fiscal ante la consulta de El Entre Ríos. “Lo que ocurre, en este caso, es que quien sería el autor del hecho es un menor de edad. No hay dudas”, dijo y añadió que “hoy tiene 18, pero cuando cometió el hecho tenía 17 años. Se lo debe juzgar por su edad al momento del hecho”.

Así las cosas, de probarse en el juicio la culpabilidad del joven en el delito que se le atribuyó, luego la Justicia deberá evaluar si amerita aplicarle alguna pena, considerando que era menor al momento del hecho.
COPNAF autorizó a que quede en libertad
¿Estuvo detenido? Sí, eso ocurrió poco después de sucedido el crimen, en el barrio Llamarada de Concordia. El 30 de abril, la mujer de 62 años había recibido un disparo de un arma tipo “tumbera”. Fue cuando ella concurrió hasta la casa de un vecino a solicitar que bajaran el volumen de la música que estaban escuchando.

Actualmente, el presunto asesino está en la casa junto a sus padres, tal como lo dispuso el COPNAF que controla su conducta. Estuvo internado en un instituto del COPNAF durante la prisión preventiva hasta que, a los 45 días, el COPNAF indicó que estaba mejor, ya estabilizado y que podía volver a su hogar.

“Hablé con los familiares”, confirmó Arias ante la consulta periodística. Comentó que le dijeron “que el chico se sigue paseando con armas. Les pedí que hagan la denuncia porque no hay denuncias formalizadas de que él rompió las reglas de conducta. No puedo pedir la detención sobre la base de la nada”.

La denuncia formal será clave porque, hasta el momento, sobre el acusado del asesinato pesa una prohibición de acercamiento al lugar del hecho, con prohibición de acercamiento a los testigos.
Fuente: El Entre Ríos.

Enviá tu comentario