Atención

Esta imágen puede herir
su sensibilidad

Ver foto

Compartir imagen

Agrandar imagen
Una organización narco comenzó a ser juzgada el martes en Paraná, con 12 personas en el banquillo de los acusados. Se trata de la banda que lideraban los paranaenses Horacio “Cachete” Viggiano y Hugo Ceola, quienes traficaban marihuana en distintas localidades de la provincia. Uno de los imputados rompió el silencio y decidió declarar como arrepentido. El camionero Juan de la Cruz Moreno, hermano de la intendenta de Feliciano, prendió el ventilador y complicó así la situación de los otros involucrados. La primera jornada del juicio se realizó sin el libre acceso a la prensa, y la transmisión de lo que sucedía en un televisor de la antesala no funcionó. Familiares de los acusados también se quedaron afuera. La banda narco que cayó en Feliciano, Paraná y Nogoyá traía cargamentos de marihuana desde el norte del país para su distribución y venta en Entre Ríos. Según la investigación desarrollada por la Dirección de Toxicología de la Policía provincial, el primer proveedor de la droga era el correntino Sergio David Molina. Este le vendía los cargamentos a Horacio Esteban Viggiano, pero el encargado de buscarla a la localidad de Itatí y trasladarla era el camionero Juan de la Cruz Moreno, quien manejaba una empresa de transporte de cargas en Feliciano.

El siguiente eslabón habría sido Hugo Alejandro Ceola, quien adquiría la droga que le proveía Viggiano. Sería el organizador de la venta de drogas en Paraná, pero que a su vez le proveía a una pequeña banda que operaba en Nogoyá. Para el despliegue de sus actividades también habría contado con la colaboración de un familiar directo: su hijo, Cristian Alejandro Ceola, alias Conejo.

Aunque Ceola padre aparecía como el presunto principal responsable de la banda, no pocos creen que era la mano derecha de su jefe: Gustavo “Petaco” Barrientos, el líder de la Barra Fuerte de Patronato, en prisión por un doble homicidio. Aunque algunos señalan a Ceola como el sucesor, tanto en la tribuna como en los negocios de Barrientos. Por esto se entiende que el día de los procedimientos fue allanado el domicilio de “Petaco”, donde viven su esposa e hijos, en el barrio Municipal.

A su vez, según la causa, Ceola tenía otros dos asistentes: el ex director de Arquitectura de la Municipalidad de Paraná, Carlos Alberto Bernini, y el empleado de la misma área, Sergio Alberto Pross. Este último se habría encargado de almacenar la droga en un domicilio de la zona sur de la ciudad.
Declaraciones
El régimen del arrepentido implica que un imputado puede declarar y ser considerado como tal solo si aporta alguna novedad en la causa que la investigación no haya develado. Es decir, si da pruebas nuevas que incriminen a eslabones superiores de la cadena delictiva. Y si esto se demuestra y sirve para condenar a otros, podría recibir como beneficio una disminución de la pena.

Juan de la Cruz Moreno (hermano de la intendenta de Feliciano, quien dijo que hacía mucho tiempo que no tiene vínculos con él), declaró en esa condición, y si bien el contenido de sus dichos no trascendió, se indicó a diario Uno que comprometió la situación de los principales implicados del resto de la banda, y dio detalles de los acuerdos que realizaba cada parte, las tareas que le encomendaban en su rol de transportista de estupefacientes.

El relato fue sin la presencia de la prensa y de los demás imputados. Fuentes judiciales refirieron que para la protección del procesado era preferible no dar detalles de la declaración.

El tribunal está integrado por Noemí Berros (presidenta), Lilia Carnero y Roberto López Arango, y por la acusación pública están el fiscal general José Ignacio Candioti y Leandro Ardoy. Hay una decena de abogados que ejercen la defensa de los 12 imputados, tanto oficiales como particulares.
Fuente: UNO Entre Ríos

Enviá tu comentario