Atención

Esta imágen puede herir
su sensibilidad

Ver foto

Compartir imagen

Agrandar imagen
El concejal José Luis Walser es precandidato a intendente por el espacio político vecinalista, “Todos por Colón” (Lista 500). Esta semana fue entrevistado por El Entre Ríos.

-Comencemos con una presentación.

-Soy un vecino de Colón, José Luis Walser, tengo 38 años. Mi familia está constituida por mi esposa Jimena y mis cuatro hijos. Ese es mi mayor tesoro, mi centro y mi certeza es mi familia y desde ahí me expreso hacia afuera.

En la política soy un vecino que se pone a disposición de otros vecinos, en este caso como precandidato a intendente. Tengo vocación política, me apasiona y creo que es la herramienta para transformar la realidad de las comunidades.

Formo parte de un espacio que se llama “Todos por Colón”, constituido por distintos grupos políticos, personas independientes, referentes sociales, instituciones y comunidades de fe religiosa. Un espacio heterogéneo que hemos tenido la capacidad de construir para expresar lo que le pasa a la comunidad de Colón que venía demandando que quienes tienen un objetivo en común trabajen en base a gestos de humildad y valores para cambiar la forma en que se está gobernando la ciudad.

Para mí es muy valioso llevar los valores de la vida privada a la vida pública. Es lo que me ha motivado a ponerme a disposición de los vecinos.

Es muy importante que vayamos a votar, porque no es una elección más. Se va a cambiar una forma de hacer gobierno.

-¿Cómo fueron tus comienzos de militancia política?

-Siempre me gustó. En la facultad y fui consejero en mi carrera, Licenciatura en Organización Industrial. Tengo una especialización en Ingeniería en Calidad.

Después acompañé algunas expresiones políticas. Estuve con Mauro Godein y Pablo Canali en el inicio del vecinalismo, que me ha llevado a la banca de concejal.

-Aquel partido vecinalista en sus comienzos se llamaba Nuevo Encuentro, nombre que hace una clara referencia al exintendente de Morón Martín Sabatella ¿Tenés un pasado kirchnerista?

-No, Martín Sabatella fue un exponente absoluto del vecinalismo de su localidad y pudo cambiar un gobierno de muchos años de uno de los varones del conurbano, en su ciudad. Esa fue la identificación que tuvimos con Martín Sabatella, después él tomó otro rumbo que no compartíamos, y nosotros seguimos con la idea vecinal que es lo que nos mueve.

-En tu presentación hacías referencia a la fe religiosa, y llama la atención que tanto en la lista de precandidatos como en el equipo técnico que te acompaña y en quienes lo hacen desde la militancia, hay muchas personas católicas o evangélicas que participan activamente en sus iglesias ¿Cómo se dio esta conformación?

-En ese gesto que hicimos desde la política de dejar los intereses particulares para trabajar por la ciudad, no hemos parado de recibir adhesiones y entre ellas se fueron sumando comunidades de fe, porque compartían este desafío de llevar los valores de la vida privada a la vida pública. También hay un involucramiento de las comunidades de fe al ver que este es el camino para conducir los destinos de Colón. Se fue dando naturalmente.

-Los carteles de propaganda política no son algo nuevo, pero están generando bastante controversia en esta campaña. La Ordenanza 47/2013 parece haber quedado en el olvido.

-Los que somos candidatos tenemos que darnos a conocer. Por redes sociales hemos llegado a muchos vecinos, pero el folclore de la ciudad hace que la comunicación callejera sea una realidad.
Es verdad que hay un grado de incumplimiento en la ordenanza y todos los partidos estamos en falta. No por eso va a estar bien, por supuesto.

Tuvimos un señalamiento por unos corrugados en las columnas de iluminación. Fuimos cuestionados y reconocimos que fue un error, por eso en una noche los sacamos y los colocamos en otros lugares.

-Sos uno de los más cuestionados por tu rol de concejal.

-Tengo otra visión. Fuimos más cuestionados porque aquellos que están gobernando ven amenazada su supervivencia política, entonces recurren a todo. Más allá de mi rol de concejal, este ataque hacia uno de los candidatos pasa por el miedo a tener que apartarse de este sistema político que los está sosteniendo.

-¿Por qué no acompañaste el pedido de informes que hizo Soledad Torres para conocer si las agrupaciones políticas habían pedido autorización como indica la ordenanza?

-Porque me parece absolutamente demagógico plantearlo en este momento. No tiene sentido, de hecho lo dijo el cuerpo completo que no la acompañó con ninguna firma. Se tiene que hacer campaña de otra manera.

-El martes presentaron públicamente la plataforma ¿Cuáles son sus principales ejes?

-Estoy muy contento. Que la plataforma y el plan de gobierno estén escritos a 15 días de una elección primaria, me da una tranquilidad enorme. Es un documento ambicioso, completo, dinámico y está abierto a incorporaciones. Nace de algo que no ha habido nunca en la política local, que es un proceso participativo que arrancó con el “Pensando Colón” sobre diversas temáticas, luego se constituyeron mesas técnicas por cada una y fueron materializándose los proyectos y las propuestas. Así llegamos a este documento que expresa esta construcción y lo que queremos hacer en el futuro gobierno. Habla del grado de organización que tenemos en el espacio y de lo que vamos a hacer. Hay más de 30 profesionales trabajando y el aporte de vecinos e instituciones. Me llamó la atención en la mesa técnica, sobre todo en Infraestructura y Planificación que todos los temas que venimos discutiendo hace más de 20 años, tienen solución; incluso algunos tienen proyectos ya definidos que fueron presentados y no tenidos en cuenta.

Los temas que siempre se discuten son cloacas, agua, calles y basura. Decidimos subir el listón en ese aspecto, más allá de que tenemos solución para esos problemas, empezamos a hablar de qué ciudad queremos, hacia dónde vamos y la necesidad de que Colón empiece a recuperar el rol de ciudad líder. Para eso nos propusimos tres ejes: participación, transparencia y un Estado eficiente y moderno.

Un Estado moderno es sencillo, se trata de que pueda dar respuesta a los problemas básicos. Vamos a crear un área de Modernización del Estado, una ciudad que esté conectada con servicios de internet y wi fi para consultar las cuentas del municipio. Transparencia no es solo hacer lo que debés sino poner a disposición del vecino la información de cómo se gastan los recursos municipales, que es una deuda con la comunidad de Colón. Además tenemos el desafío de hacer una gestión participativa.

El 10 de diciembre va a comenzar otra forma de hacer política en la ciudad y el vecino va a volver a creer en la política.

-Esta semana estuvieron reunidos los precandidatos de la región por el vecinalismo.

-Sí, hicimos una puesta en común pública de esta hermandad que se viene dando en el departamento. Estuve reunido con Marcelo Giménez, actual intendente de Ubajay; Pablo Canali, que es senador; y Leandro Scherpfs, precandidato por Villa Elisa.

Marcelo Giménez nos decía que en las gestiones que hizo en Buenos Aires, con tres programas consiguió 60 millones de pesos para Ubajay, que es una ciudad mucho más pequeña que la nuestra, así que imagínense lo que podemos gestionar en conjunto.

-¿Qué proyectan para el desarrollo de la microrregión?

-Primero, trabajar políticamente juntos que es lo fundamental. Después están las cuestiones comunes; el turismo nos atraviesa a todos. De San José podemos aprender o complementar el turismo con un desarrollando productivo sustentable.

También la cuestión ambiental nos atraviesa. Hay muchos puntos en común, sobre todo con San José por la cercanía. Lo único que ha negado esa integración es la política, y hoy está la posibilidad de que trabajemos de la mano.

-¿Está pensado hacer algún reordenamiento en las secretarías y direcciones municipales de Colón?

-Hay que hacer un reordenamiento general e integral. Hay que achicar el cuerpo de funcionarios que es muy grande. Con menos personas se puede hacer un mejor trabajo. Primero hay que saber qué es lo mínimo que necesitamos para que los servicios funcionen bien y mirar la aptitud de las personas que van a ocupar el cargo para el que son designados.

-Se habla de un exceso de personal municipal.

-Quiero transmitirle tranquilidad a todos los empleados municipales, en especial a los contratados, porque en este miedo de perder la supervivencia política les dicen que los vamos a echar y se juega con algo fundamental para todos como es el trabajo. Hay personal muy valioso, hay que estar al lado de ellos y escucharlos, cosa que nunca se hizo. Hay que tener una política de recursos humanos en el municipio.

Sabemos que muchos empleados van y no trabajan o marcan y se van a su casa. Eso sí se va a terminar, porque el empleado que cumple se resiente y genera una idea en la comunidad de que todos son iguales.
Fuente: El Entre Ríos Edición Impresa

Enviá tu comentario