Atención

Esta imágen puede herir
su sensibilidad

Ver foto

Compartir imagen

Agrandar imagen
“Los Iracundos”, tuvieron una larga trayectoria en nuestro país y a nivel internacional, pero en sus comienzos y durante la mayor parte de sus años de éxitos tuvieron mucho contacto con nuestra ciudad y en especial con Héctor “Yuyo” Benítez, que fue colega, amigo y en algunas oportunidades representante. En este homenaje que le rinde la ciudad, es bueno recordar sobre aquellos primeros tiempos, cuya música emocionó a generaciones.

“Conocí a los Blue Kings –nos cuenta Benítez- en el año 1962 cuando vinieron a tocar aquí en el Night Club, en el rancho que era de Tófalo y que estaba al lado de la actual Rys y ocasionalmente fueron a parar a la pensión que era de mi papá y de ahí nos hicimos amigos. Nosotros habíamos formado el grupo Los TichersBoys con Jorge Miró, Héctor Alasia, Pepe Barsotti, el Negro Cabrera y el Flaco Guidoni. Después seguimos siempre en contacto con ellos, aunque ellos se fueron a Montevideo donde siguieron actuando como los Blue Kings. Ahí los conoció Mario Pizurno que era de la RCA Victor y los llevó a Buenos Aires. Les cambió en nombre, la ropa, todo y ya eran “Los Iracundos” año 1963, 1964.”

“Nosotros con nuestro grupo viajábamos y nos encontrábamos seguido. Ellos paraban en el Hotel Cambridge de Suipacha y Corrientes.
Intercambiábamos instrumentos. Ellos tenían en ese entonces, está en la primer tapa del longplay, instrumentos Eco que habían traído de Italiay nosotros les compramos una guitarra y un bajo”, recuerda.

“Ellos fueron furor hasta los años 80, sobretodo en el interior del país, en Córdoba por ejemplo no entraba ningún conjunto con la importancia de “Los Iracundos”.
Bajo el cielo azul de Concepción
Sin dudas el vínculo más fuerte con Concepción del Uruguay se daría con Juan “Bosco”Zabalo, quien la eligió como su ciudad y aquí vivió hasta su fallecimiento el 1 de noviembre de 1992. Segunda guitarra de Los Iracundos, Bosco formó su familia en nuestra ciudad, se casó en la parroquia Santa Teresita y nacieron sus dos hijos aquí. Cosechó amistades en la ciudad que lo acompañaron toda su vida, y su anclaje en Concepción permitió además que Los Iracundos pasaran en reiteradas oportunidades por nuestra ciudad.

Este domingo, Concepción del Uruguay volverá a tener la oportunidad de transportarse a aquellos años de música en el recuerdo de quienes los conocieron personalmente, o simplemente volver a disfrutar esos temas históricos que rememorarán sin dudas momentos y sensaciones de muchos uruguayenses.
Fuente: Municipalidad de Concepción del Uruguay

Enviá tu comentario