Atención

Esta imágen puede herir
su sensibilidad

Ver foto

Compartir imagen

Agrandar imagen
El adolescente fue abordado por un delincuente cuando volvía de la escuela. Con un cuchillo lo obligó a ir hasta su casa en calle Paraguay y La Rioja. Entró a la casa y revolvió todo, pero cuando se estaba por ir, el menor le quitó el cuchillo y terminaron los dos cortados.

Un caso sin precedentes ocurrió este lunes a la siesta en Gualeguaychú, en la plaza frente a la Municipalidad. Por allí caminaba un adolescente rumbo a su casa cuando fue abordado por un sujeto que simulaba ser un vendedor ambulante. Le ofreció trapos de piso y bolsas y como el menor le dijo que no tenía dinero, lo amenazó con un cuchillo para que lo llevara a su casa.

Caminaron hasta Paraguay y La Rioja, donde vive el menor junto a su familia, pero no ingresaron inmediatamente. Al percibir que el vehículo familiar se encontraba estacionado en la calle le informó a su captor que había alguien en la vivienda. Esperaron sentados en el cordón de la vereda por unos 10 minutos hasta que el ladrón le informó que iban a entrar igual.

“Durante ese tiempo le hizo sacar una fotocopia y simulaba que estaban leyendo para no despertar sospechas entre los vecinos”, contó a ElDía la madre del menor. Cuando entraron pasaron por el lugar donde estaba durmiendo la hermana del joven y se dirigieron a la habitación de los padres que no estaban en la casa.

Mientras el delincuente revolvió toda la habitación, la hermana llevó al hermanito más pequeño, de 8 años, a la escuela, ignorando que la pieza de los padres estaba el adolescente con el delincuente. Cuando ella regresó los encontró en el living y entró en estado de nervios.

El delincuente encontró durante la inspección unos 12 mil pesos que la joven guardaba para pagar la fiesta de graduación, otros 5 mil pesos que había guardado de su viaje de egresados y 7 mil pesos que la familia tenía para el pago de unos trabajos de albañilería.

Tras alzarse con un botín de dinero y de aparatos eléctricos, el delincuente pidió un “taxi”. Este fue el primer indicio de que el delincuente no era de Gualeguaychú. Cuando llegó el remis, el delincuente envió a la joven a avisarle que le informara al remisero que ya salía, pero en su lugar la adolescente le dijo que los estaban robando, pero el conductor le dijo: “yo no me puedo meter, y se fue”, indicó la madre de los menores a ElDía.

Fue en ese momento, cuando el delincuente se disponía a abandonar la casa en el remis, que el joven víctima se abalanzó sobre el delincuente y le tomó por la hoja el cuchillo. A pesar de ser cortado en el forcejeo logró quitarle el arma al delincuente y lesionarlo en varias partes de sus brazos.

El ladrón huyó con el dinero mientras los menores pedían ayuda a los vecinos. Caminó hasta una remisería ubicada en Primera Junta al 300 y abordó un remis. Mientras, los menores se comunicaron con la Policía y se inició la búsqueda del delincuente. Se localizó al sospechoso de 26 años en Luis N. Palma y Montiel, a bordo del remis, llevando consigo el dinero y con lesiones en antebrazo y mano. Fue trasladado a Jefatura Departamental y se constató que es oriundo de Ciudad Evita, partido de La Matanza.
Fuente: El Día

Enviá tu comentario