Atención

Esta imágen puede herir
su sensibilidad

Ver foto

Compartir imagen

Agrandar imagen
Una de las voces del automovilismo nacional más escuchadas en esta etapa de cuarentena, que está a punto de alcanzar los cien días, es la de Omar “Gurí” Martínez. Quien fuera dos veces campeón del Turismo Carretera, hoy lidera el “Martínez Competición” y está sufriendo el sacudón económico que genera la inactividad que abarca a todas las disciplinas deportivas desde mediados de marzo.

Bajo su órbita, en la capital entrerriana, se atienden los autos de Alejo Cravero (TC Pista Mouras), Agustín Martínez y Ever Franetovich (TC Mouras), Ayrton Londero y Gustavo Micheloud (TC Pista), Mauricio Lambiris y Carlos Okulovich (TC), Omar Martínez y Federico Pérez (TC Pick Up).

En diálogo con Campeones, el “Gurí” volvió a describir ayer el difícil panorama de su escudería: “Estamos trabajando en el taller sobre cosas que habitualmente no hacemos. Se va haciendo difícil, a fines de junio pensamos terminar con todas las tareas y si no hay fecha cierta, dejaremos todo preparado para el día en el que se reinicie. Esto te hace pensar, seguramente vendrá un replanteo grande de parte del equipo de cara al futuro y ver cómo se va dando todo”, admitió.

En el mismo sentido agregó: “En lo personal, empecé a vender algunas cosas como repuestos usados; puse en venta el motor home y algún motor. El tema es que si no arranca la actividad, nadie va a querer comprarte un auto”.

“Esperaremos hasta el 30 de junio a ver qué panorama hay y hablaré con los muchachos para ver si alguien tiene algo para hacer que arranque. Está todo muy difícil. En lo personal me estoy dando cuenta que estoy perdiendo menos plata que si estuviera en actividad. Uno cuando termina el campeonato ya está pensando en cómo seguir y se escapan detalles, se escapan cosas… Se hizo tan grande la estructura, que a lo mejor habrá que replantearse e ir viendo en un futuro qué es lo que se puede llegar a hacer. Quizás haya que hacer algo mucho más chiquito y de mejor calidad. Hay costos que se han escapado”, confesó.

“Quizá cuando uno era piloto era distinto, porque tenía los sponsors y apostaba todo, y si tenía algún compañero de equipo no era tan complicado, como a lo mejor lo es hoy con tantos pilotos”, agregó el oriundo de Rosario del Tala. De todos modos, el Gurí negó estar pensando en cerrar definitivamente su taller, sino que habló de achicar su estructura si es necesario. “Cerrar todo no, porque yo sé que cuando se empieza a escuchar ruido, estamos todos a fondo y con todos los autos en pista, porque es lo que nos gusta. Pero sí creo que hay que hacerlo de alguna manera sin poner en riesgo lo que uno ha venido logrando durante todos estos años”, declaró.

“También para que un equipo sea exitoso hay que rodearse de buena gente, buenos empleados, buenos ingenieros, y buenos pilotos. Todo tiene un costo. Yo sé que el piloto aporta el 100 por ciento del presupuesto para que el auto funcione, pero si uno no tiene gente de experiencia también en esto se complica. Por eso hay que tratar de mantener todo y buscarle la vuelta”, concluyó.
Fuente: Campeones

Enviá tu comentario