Atención

Esta imágen puede herir
su sensibilidad

Ver foto

Compartir imagen

Agrandar imagen
Conduciéndolos en sinuosos caminos a lo largo y ancho del país o estudiándolos desde la óptica mecánica y pericial, Nadia Cutro tiene desde siempre una relación muy cercana con los autos. Una particular y destacada historia de vida que une el deporte y la profesión de esta concordiense de 34 años que dejó inscripto su nombre en la historia del automovilismo argentino al ser la primera mujer en consagrarse campeona del Rally Nacional.

Nadia es hija de Oscar Cutro, ex piloto que fue múltiple campeón del Rally Entrerriano. De ahí heredó la pasión a los fierros, más allá que, según indicó, “hice casi todos los deportes, me destaqué un poco más en natación, pero los autos me gustaron desde siempre”. Y para ratificarlo contó una anécdota que la describe de cuerpo y alma: “familiares y vecinos me recuerdan que de chica ya hacía coletear el pata-pata, por eso afirmo que se nace con el amor a este deporte”.

Atención

Esta imágen puede herir
su sensibilidad

Ver foto

Compartir imágen

Agrandar imagen
Hace unos días Nadia Cutro, junto a su cuñado, el navegante y jefe de equipo, Luciano Bombaci, probó el nuevo Toyota Yaris con el que competirá en la categoría principal del Rally Argentino, una vez que se reanude la actividad. “Al fin pudimos hacerlo, se hizo esperar bastante. Lo probamos en el circuito de tierra que tiene el autódromo, tratando de avanzar en los detalles”, contó. Y respecto al posible regreso amplió: “Todavía no hay nada confirmado. Se habló de volver en agosto, pero a esta altura es imposible hacerlo. Se maneja la chance de octubre, obviamente dependiendo de cómo vaya evolucionando el tema de la pandemia. Es difícil el tema del traslado, somos muchos y de diferentes puntos de Argentina”.

El binomio de la “capital del citrus” fue parte de la primera y única fecha que pudo disputarse en 2020 en Toledo, Córdoba. “Corrimos con un VW prestado del Rally Cross y queríamos tener un parámetro para poner a punto el auto nuevo. Lamentablemente no sirvió mucho, porque pasó el tiempo y uno olvida detalles”.

Los casi cuatro meses de inactividad calaron hondo en el ambiente automovilístico argentino, fundamentalmente en las categorías de pista. Sobre cómo lo vive personalmente, Nadia indicó: “En general me sirvió para armar el auto con más tiempo y prolijidad. Nos permite probar tranquilos, sabiendo que tenemos tiempo para seguir mejorando y puliendo detalles cada vez que volvemos al taller”. Y siguió: “Sabíamos que para nosotros iba a ser un año de transición y tenemos que aprovecharlo para conocer el auto. Nos enfrentamos a 15 o 20 pilotos de punta en la categoría.

Atención

Esta imágen puede herir
su sensibilidad

Ver foto

Compartir imágen

Agrandar imagen
Sabemos que en algunas carreras podemos estar cerca de la punta y en otras lejos. Hay que ir haciendo experiencia y desarrollar el auto con el correr de las competencias. Cuesta mucho acostumbrarse ante cada curva a frenar con un tracción doble a diferencia de un tracción simple”.

Volviendo al parate y a la crisis económica que atraviesa el país y se traslada al deporte motor, la concordiense de 34 años indicó: “En mayor o menor medida nos afecta a todos. En el nuestro, tenemos nuestra profesión y tomamos el deporte como un hobby. Todo lo que se consigue de sponsors es para correr y cuando queda un resto se invierte, no vivimos de esto. En ese sentido no tengo la necesidad de volver para mantener una estructura. Pero en las categorías de pista hay muchas empresas y la mayoría vive del automovilismo y ahí sé que están complicados. Creo que hay que buscarle la vuelta, muchos talleres abrieron las puertas para hacer trabajos de mecánica en general”.

Volviendo al inicio de la entrevista y a esa unión que Nadia Cutro tiene con los autos, dentro y fuera de las pistas, se destaca que se recibió de Licenciada en Accidentología y Previsión Vial por el Instituto Universitario de la Policía Federal Argentina (IUPFA).

A la hora de indagar en el porqué eligió esa carrera y cómo la relaciona con el deporte, señaló: “Mi tía era Perito y me presentó la carrera sabiendo que me gustaba mucho la investigación. Además tenía la posibilidad de aprender de mecánica, entonces me servía desde todos lados. Estudié y amé esta carrera”.

Y subrayó: “Trabajé muchísimo con accidentes de tránsitos para tribunales de toda la provincia, hoy dejé de hacerlo por cuestión de tiempo. Hoy trabajo para un seguro y de forma particular para abogados. También me dedico a hacer investigaciones de autorizaciones para pilotos de diferentes categorías”.

En 2017, Nadia se erigió como la primera mujer campeona del Rally Argentino. Lo consiguió obteniendo el título en categoría Junior y nada menos que en Concordia, frente a su gente. “Cuando la Asociación Argentina de Volantes me distinguió, pasé a tener la valoración y el reconocimiento de todo el ambiente. Me permitió seguir relacionándome con mujeres que en pista marcaron una historia, como Yanina Zanassi”, y agregó: “Fue un antes y un después. Me permitió llegar mucho a la mujer que tiene ganas y pasión en este deporte”.

Su larga trayectoria en el Rally, primero Entrerriano y luego Argentino, le abrió muchas puertas a Nadia Cutro, que el año pasado tuvo chances concretas de sumarse al TC Mouras. “Estoy grande para pensar en hacer un campeonato que me demande mucho tiempo. Si viviera de las carreras sería una opción. Si bien es un sueño, llegó un poco tarde”, y remarcó: “Hoy logré el equipo que quería tener y no lo podía dejar así como así. Hoy tenemos tres autos y soy lo que soy gracias al Rally. Si me dan a elegir correr en otra categoría lo hago, pero sin dejar el rally”.

En sus comienzos, el binomio era Cutro- Cutro, porque Nadia tenía como navegante a su hermana Florencia. “Fue muy linda experiencia. Ella cumplió un ciclo y decidió ser madre y formar su familia. Está abocada a eso y no piensa volver. Son elecciones que debemos tomar las mujeres. Desde ahí empecé a correr con Luciano Bombaci que es su marido y arma el auto y es el jefe de equipo”, contó a quien le gusta mirar carreras de todo tipo, fundamentalmente del Word Rally Car y el Turismo Nacional.

En el cierre de una distendida charla que mantuvo con DEPORTES 12 (RADIO 12 de Colón) Nadia Cutro se animó a describirse arriba del auto, pero no en competencia, sino en la vida cotidiana: “Soy insoportable ja ja. Cuando uno estudió y vivió muchas cosas se pone así. Tengo mucha información y eso me genera miedo, me pone nerviosa cuando otra persona maneja, no me gusta mucho que se acerquen al auto de adelante. Les exijo a todos el uso del cinturón y en lo personal ando con mucha precaución en la ciudad”.
Fuente: Radio 12 - El Entre Ríos

Enviá tu comentario