Atención

Esta imágen puede herir
su sensibilidad

Ver foto

Compartir imagen

Agrandar imagen
Este miércoles será el último día de calor del verano en Entre Ríos.

Esperan una jornada calurosa con cielo despejado y temperaturas máximas de hasta 31 grados en la provincia. A partir de este jueves empieza una mayor nubosidad y para el viernes hay probabilidad de lluvias aisladas.

El frío se hará sentir a partir de las inestabilidades previstas para el viernes, según adelantó el Servicio Meteorológico Nacional. Esta situación será la antesala de la llegada del otoño, ya que de cara al fin de semana las temperaturas bajarán sensiblemente.

De acuerdo al pronóstico oficial, el viernes las mínimas rondarán los 14 y 15 grados. Pero para el sábado y domingo el frío será más intenso. Precisamente, ya se anticipan mínimas de 8, 9 y 10 grados en el territorio provincial.

Cabe aclarar que las condiciones se estabilizarán el fin de semana y no se prevén nuevas precipitaciones. Las jornadas estarán soleadas, pero frías.
Fuente: Servicio Meteorológico Nacional

Enviá tu comentario