Atención

Esta imágen puede herir
su sensibilidad

Ver foto

Compartir imagen

Agrandar imagen
El Juzgado de Garantías y Transición Nº 1 de Gualeguaychú, a cargo del juez Tobías Podestá, realizará este jueves la audiencia de remisión a juicio de la causa por los delitos de fraude a la Administración Pública, abuso de autoridad y violación de los deberes de funcionario público. Se trata del proceso por supuestas irregularidades en el asfaltado de 14 cuadras en la gestión del ex intendente y actual diputado provincial, Raúl Riganti. El actual jefe comunal, Leonardo Hassell, es uno de los investigados. “La audiencia está fijada para este jueves a las 17 horas, en los Tribunales de Gualeguaychú”, precisó Podestá. Además, el magistrado confirmó que denegó una nueva postergación propuesta por las partes.
Imputados
Los hechos ocurrieron en 2015, cuando el actual diputado provincial Raúl Riganti, del Partido Justicialista, era intendente. Otro de los principales imputados es el jefe comunal en ejercicio de Larroque, Leonardo Hassell, entonces a cargo de la Secretaría de Gobierno Municipal.

En la causa están imputados también Juan Carlos Rochelle y Norberto Marchesini, ex secretarios comunales de Obras Públicas y Hacienda. Además, figura Néstor Hereñú, directivo de la contratista OICSA, que ejecutó la obra con planos de otras ciudades entrerrianas.
Los hechos
En 2016, la gestión de Cambiemos en Larroque realizó una auditoría externa que determinó una supuesta sobrefacturación en la obra de 14 cuadras realizada con fondos nacionales del plan “Más Cerca” de la Subsecretaría de Desarrollo y Vivienda de la Nación, dependiente del Ministerio de Planificación General, por un monto de 21 millones 600 mil pesos.

La auditoría consideró que la obra debió haber costado poco más de cinco millones de pesos y, por ello, el Estado municipal devolvió 13 millones de pesos al gobierno nacional. Con lo cual el sobreprecio, dicen los denunciantes y la Fiscalía representada por Lisandro Beherán, ascendería a un porcentaje cercano al 100 por ciento.

Esa teoría trata de ser desvirtuada por el abogado Daniel Garbino que defiende los intereses de Riganti, Hassell y Rochelle. También por Fabián Otarán que representa al ex secretario de Hacienda, Norberto Marchesini; y por Miguel Cullen cuyo cliente es el directivo de la empresa OICSA.
Fuente: R2820

Enviá tu comentario