Atención

Esta imágen puede herir
su sensibilidad

Ver foto

Compartir imagen

Agrandar imagen
Este sábado se reunieron autoridades del Centro de Comercio, Industria y Servicios de Concordia con el secretario general del Centro de empleados de Comercio.

El encuentro se llevó a cabo en la sede del Centro de Empleados de Comercio donde los directivos del Centro de Comercio, Industria y Servicios encabezados por su presidente, Ing. Adrián Lampazzi acompañado del secretario Jorge Eduardo Villalta y el tesorero de la institución Cr. Oscar García fueron recibidos Juan José Simonetti.

Desde ambas entidads coincidieron en la necesidad de trabajar en forma coordinada, atentos a los cambios de escenario que provoque la Pandemia, priorizando la defensa de las fuentes de trabajo.

Adrián Lampazzi, presidente de la entidad que representa al comercio, y Juan José Simonetti, secretario general del gremio, consideraron imprescindible hacer todo lo que esté a su alcance para evitar que las empresas cierren y que se pierdan más puestos laborales.

“También estuvieron de acuerdo en que sería un acto de justicia que el plan rector de vacunación priorice a los empleados de comercio, especialmente aquellos que están en contacto con el público en rubros declarados esenciales, que jamás han dejado de trabajar y han estado, desde el comienzo de la pandemia, expuestos al riesgo de contagio, ‘poniéndole el pecho’ al Covid-19”, señalan en un comunicado enviado a El Entre Ríos.
Durante la reunión, Juan José Simonetti expuso su postura en favor del horario corrido, mientras que Adrián Lampazzi se pronunció en defensa de la libertad de horario. Explicó que los distintos rubros, en función de sus peculiaridades, necesitan diferentes franjas horarias para responder a sus clientes y que es el Estado quien tiene la responsabilidad de decidir en la materia.

También se trajo a colación que los controles para verificar el cumplimiento de las restricciones no tienen la misma fuerza en toda la ciudad: “en algunos lugares se controla más y en otros menos o nada”, aseguran.

Lampazzi hizo notar que las grandes superficies se ven beneficiadas al disponer de un horario más extenso por considerárselas “esenciales”, situación que aprovechan para vender productos “no esenciales” –calzados, indumentaria, etc.- en momentos del día en que sus competidores de esos rubros están obligados a mantener sus puertas cerradas.
Fuente: El Entre Ríos - CCISC.

Enviá tu comentario